Categorías
Noticias

Cómo prevenirlas y tratarlas cuando aparecen Aftas Bucales

La jefa de División Odontología del Siprosa, doctora Susana Blunda, se refirió a la temática de aftas bucales, a los malestares que generan y cómo prevenirlas.

Las aftas, explicó la profesional, son lesiones que se presentan en los tejidos blandos de la cavidad bucal y que afectan tanto a niños, como a adolescentes y adultos.

«Son úlceras o llagas abiertas, dolorosas, donde se produce una necrosis superficial del epitelio que genera mucho malestar. Generalmente son de color blancas o amarillentas y están rodeadas de un área de color rojo y brillante», explicó y detalló que se pueden generar por un mordisco en la mucosa que actúa como factor traumático.

Un cepillado de dientes muy fuerte durante el cual se produce no intencionalmente un golpe en labio o lengua puede propiciar también la aparición de aftas. «Otro factor que puede influir en su generación es el estrés emocional que causa una baja en las defensas, o por un sistema inmunológico deprimido a causa de, por ejemplo, alguna enfermedad oncológica, o carencia de vitaminas y minerales, factor predisponente para este tipo de lesiones», sostuvo.

Siguiendo esta línea Blunda agregó que hay alimentos que producen alergias como la frutilla o la piel del durazno que en algunos pacientes actúan como disparador de la aparición de una o más aftas que suelen ubicarse en la parte interna de los labios, de la mucosa yugal- parte interna de los cachetes- en los bordes o abajo de la lengua.

Respecto a la consulta, la jefa de división destacó que lo recomendable es realizarla apenas aparecen las aftas, ya que el odontólogo podrá realizar un diagnóstico diferencial. «Las aftas toman por lo general entre 7 y 14 días para curarse. Cuando transcurren estos días y las aftas continúan se debe recurrir sí o sí al especialista».

Las aftas, aclaró la profesional, no son contagiosas y no deben confundirse con el conocido herpes labial que sí es contagioso y advirtió que síntomas como una febrícula, malestar general y ganglios linfáticos inflamados conforman una adenopatía que tiene lugar cuando las aftas se sobrecontaminan con las bacterias de la boca, motivo por el cual se incentiva la consulta temprana.

Durante los días en los que la lesión está presente se recomienda una alimentación que no incluya comidas demasiado calientes, ni picantes o muy condimentadas. Se prioriza el consumo de proteínas y localmente se indica clorhexidina al 0,12 por ciento, que debe siempre recetar el odontólogo. «Si el paciente no tiene la posibilidad de consultar con el profesional, puede usar buches antisépticos que no tengan alcohol», finalizó.

Es importante prevenir

  • Llevar una correcta higiene bucal
  • Mantener una dieta rica en frutas y verduras
  • Consumir alimentos ricos en vitamina C y Omega 3
  • Evitar comidas muy calientes
  • Manejo de situaciones de estrés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *