Categorías
Noticias

Un joven que había sido detenido por un homicidio se encontró con primo de la víctima, en el calabozo

Una insólita escena de violencia se registró durante la noche de ayer en la seccional 1°, donde un joven que había sido detenido por un homicidio se topó con el calabozo con el primo de la víctima. Debido a los golpes que sufrió y a la situación de riesgo, el acusado por el crimen tuvo que ser trasladado a otra dependencia de San Miguel de Tucumán.

El hecho se registró poco antes de las 23, cuando el cuartelero Ángel Cajal advirtió los gritos que provenían de los arrestos de la comisaría.

Con el auxilio de otros efectivos, el sargento tomó intervención para separar a los presos que estaban peleando. Luego de varios minutos de tensión, se pudo recobrar la calma en las celdas de la seccional 1°.

Según el informe oficial, el violento enfrentamiento había sido protagonizado por Gerardo Agúero, de 21 años, quien había sido alojado horas antes por la causa que investiga el crimen de Lucas Liberatore; y Emanuel Cazorla, de 27, imputado por tentativa de robo agravado y primo de la víctima del homicidio.

El reporte policial indica que, producto de la disputa, Agüero resultó “con un corte de menos de un centímetro en la nariz”. Sin embargo, declinó de formular una denuncia por lo sucedido.

Los uniformados comunicaron la situación a la Unidad Fiscal Especializada en Homicidios N° 1, en donde dispusieron que se dejara constancia de los hechos y que se gestionara el traslado de Agüero a otra dependencia policial.

Así, finalmente el acusado por el crimen de LIberatore fue enviado a la seccional 2°, previo paso por el Hospital Padilla para ser sometido a curaciones y a un control médico preventivo por los golpes que había sufrido./ lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *