Categorías
Noticias

Artista cubano detenido por el régimen inicio huelga de hambre

Las persecuciones y arrestos arbitrarios por parte del gobierno cubano a voces opositoras no cesan. Este domingo, el artista y activista cubano Luis Manuel Otero Alcántara (La Habana, 1987), cofundador de la agrupación disidente Movimiento San Isidro, inició una huelga de hambre y sed en su casa, donde cumple desde hace una semana un arresto domiciliario. El 16 de abril, la policía allanó el departamento de Otero Alcántara, en La Habana Vieja, y confiscó varias obras antes de arrestarlo sin orden judicial durante la noche. Después de su liberación, el “artivista” había planeado protestar por la persecución que él y otros artistas independientes padecen en Cuba, pero los funcionarios policiales bloquearon sus movimientos y, según los informes, era detenido cada vez que intentaba salir de su casa. Por ese motivo, desde su casa, el artista hizo la performance Garrote vil por varias horas durante cinco jornadas. Sujeto por el cuello y las manos en un instrumento de tortura se sentó a esperar a que las fuerzas de seguridad irrumpieran en su casa. “Esta obra es el resultado de una serie de videos donde denunciamos la manera arbitraria en que son acusados los activistas y opositores en Cuba”, señaló. El sábado a la noche, funcionarios policiales irrumpieron en su domicilio y lo secuestraron por varias horas.

Según el informe de PEN América, con sede en Nueva York, las autoridades cubanas le han cortado el acceso a Internet y la policía ha rodeado su departamento, a fin de impedir la entrada de cualquier persona. En un comunicado dado a conocer ayer, el organismo internacional condenó el hostigamiento continuo por parte del gobierno cubano a Otero Alcántara y dijo que era parte de una campaña para restringir aún más la libertad de expresión artística en la isla.

“Otra vez, la vida y el sustento de Luis Manuel Otero Alcántara están en grave peligro debido al incesante desprecio de las autoridades cubanas por la libertad de expresión y la decencia humana básica”, dijo Julie Trebault, directora de Artists at Risk Connection (ARC) de PEN América, un programa dedicado a ayudar a artistas en riesgo que recientemente lanzó una guía de seguridad para artistas. “Hacemos un llamado a las autoridades cubanas para que cesen de inmediato su campaña de hostigamiento contra Otero Alcántara antes de que su situación de salud se agrave aún más“. Varios artistas y agrupaciones de derechos humanos cubanos e internacionales se han sumado al reclamo.

Desde 2017, Otero Alcántara ha sido arrestado en numerosas ocasiones por sus críticas al gobierno. Esta persecución es parte de una ofensiva más amplia contra la expresión artística en Cuba que recomenzó a raíz del decreto 349, de 2018, que otorga al gobierno el poder de restringir acciones en la esfera cultural. Artistas, escritores y activistas corren riesgo de vida solo por protestar en la isla gobernada por Miguel Díaz-Canel. Tras la detención y condena del rapero Denis Solís González en noviembre de 2020, los manifestantes del Movimiento San Isidro y el Movimiento 27N tuvieron que enfrentarse a una ola de represiones. El escritor y cronista cubano Carlos Manuel Álvarez había sufrido arresto domiciliario y una detención arbitraria a fines de 2020. Y el joven Luis Robles Eliazástigui, de 28 años, lleva seis meses detenido por haberse parado en un paseo céntrico de La Habana con un cartel con la leyenda “Libertad. No más represión. #Free_Denis”.

Al comienzo de su carrera, Otero Alcántara se dedicaba al arte religioso, pero luego comenzó a realizar performances e intervenciones de arte político, como su exhibición de estatuas Los héroes no pesan, de 2011, inspirada en la vida de los veteranos de guerra cubanos de la Guerra de Angola. En noviembre de 2020, el artista, junto con Álvarez y otros artistas y activistas, llevaron a cabo una huelga de hambre y sed por la libertad de la expresión y la liberación del preso político Solís González. En forma violenta, las fuerzas de seguridad cubanas pusieron fin a la huelga de hambre después de varios días y obligaron a los manifestantes a permanecer en sus casas con la excusa de que debían cumplir la cuarentena por la emergencia sanitaria del Covid-19. Para ese entonces, la artista cubana Tania Brugera declaró en una videoconferencia transmitida por el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires que, en Cuba, la Justicia se usa con fines políticos y para perseguir a los opositores al gobierno.

Por: Daniel Gigena/Lanacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *