Categorías
Noticias

Impuesto a la riqueza: los que no pagaron en la mira de la AFIP

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) empezó a fiscalizar a los contribuyentes que no pagaron el “impuesto a la riqueza”, en una avanzada que tributaristas consideran un amedrentamiento para lograr que desistan de su decisión de no abonar este gravamen y de reclamar ante la Justicia por confiscatoriedad.

La AFIP comenzó a fiscalizar a los más acaudalados entre quienes no pagaron el denominado aporte solidario y extraordinario en tiempo y forma. El organismo inició a través de la DGI los procedimientos necesarios para poner en marcha las fiscalizaciones integrales a individuos con patrimonios ampliamente superiores a los $200 millones que omitieron completar las declaraciones juradas e ingresar los pagos correspondientes.

La primera tanda de notificaciones, a la que le seguirán otras en los próximos días, fue entregada en forma presencial durante el viernes a cerca de 50 personas alrededor de todo el país. Estas fiscalizaciones son el primer paso del organismo para garantizar el cumplimiento del “impuesto a la riqueza”.

El procedimiento abierto es una fiscalización integral que permite analizar el patrimonio de los presuntos evasores durante un plazo aproximado de 150 días donde el organismo está habilitado a solicitar información detallada. El vencimiento del Aporte solidario y extraordinario fue el viernes 16 de abril. Si bien las personas alcanzadas pueden adherir hasta el 28 de abril a un plan facilidades de pagos todos debían presentar sus declaraciones juradas hace una semana.

Gabriel Hermida, socio de Estudio Auren Argentina, sintetizó así lo que sucede desde el viernes pasado: “Empezó la guerra. El que no se presentó al vencimiento o el que no se está presentando el plan de pagos, le están mandando la ´gentil´ invitación recordándole que debe presentarse”.

Esto se produce cuando falta un día para que venza el plazo que tenían quienes acordaron un plan de pagos para abonar su primera cuota . “No les importa si se presentó la multinota antes del 16 de abril avisando que no se iba a pagar y que se iba a ir por la acción judicial, porque están intimando tanto a los que no cumplieron con ese formalismo como a los que sí”, afirmó Hermida. Y agregó: “Algunos colegas están recomendando no contestar estas intimaciones. Pero mi opinión es que lo único que estás haciendo es dilatar la inspección”.

Por su parte, César Litvin, CEO del estudio Lisicky, Litvin y Asociados, pone énfasis en destacar que el hecho de que la notificación haya sido presencial no es un dato menor, menos en tiempos de pandemia, en los que la AFIP propició que todos los trámites y presentaciones fueran virtuales. “Como tuvo una muy baja recaudación, salió el viernes a notificar presencialmente a los contribuyentes el inicio de una fiscalización. Querían que el contribuyente que no pagó recibiera el inicio de la inspección en forma presencial, incluso en caso donde el notificado es una persona de riesgo”, afirmó el tributarista.

Litvin insiste en que no había ninguna necesidad de aplicar la modalidad presencial, puesto que la AFIP ha avanzado mucho en todo lo que son presentaciones digitales. ¿Por qué lo hicieron así, entonces? Porque quieren asustar al contribuyente que no pagó para que desista la acción judicial y pague”, opinó el tributarista.

Una contribuyente de 75 años que recibió en estos días la notificación del fisco contó que, a su edad, esto le genera realmente mucho estrés y que debido al mal momento al que se vio sometida decidió desistir de la acción judicial que había presentado y pagar finalmente el impuesto a la riqueza. “Esto es terrorismo tributario”, subrayó.

Iván Sasovsky, fundador de Sasovsky y Asociados, comentó que, en caso de que los contribuyentes hayan presentado la declaración jurada y no hayan pagado, todavía tienen tiempo hasta mañana (28 de abril) para ingresar al plan de facilidades que estableció el fisco nacional. “Si, pasado ese plazo no hacen el pago, el organismo de recaudación pude iniciar alguna medida tendiente al cobro. Algunos, hablan de ejecuciones fiscales, pero no se sabe con certeza si ese será el camino que adopten”, indicó el tributarista.

En tanto, respecto a los que no presentaron las declaraciones juradas, Sasovsky dice que hay que ver la situación en las que están. “Si lograron un amparo de la Justicia para no hacerlo, gozarán del privilegio de no hacerlo hasta que los jueces decidan y la AFIP no podría hacer nada. Por el contrario, si no presentaron ni la declaración jurada ni un pedido formal en la Justicia, el fisco nacional podría iniciar una fiscalización. Este es el camino que, según los rumores, adoptaría el organismo de recaudación”, explicó.

Para Hermida, el accionar de la AFIP es claro y tiene el objetivo de intimidar a aquellos remisos a pagar el impuesto a la riqueza. “Este es solo el primer paso. Con lo que empezó a hacer les deja bien claro que ya sabe quiénes son los obligados a pagar y que no lo hicieron, que no le importa si fueron a la justicia o no, que no le interesa si informaron su decisión por multinota o no y, sobre todo, que les va a examinar hasta el último detalle para ver si, además de no pagar este impuesto, están en falta por otra cosa con el fisco”, concluyó el tributarista.

Por: Carlos Manzoni/Lanacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *