Categorías
Noticias

Coronavirus. “Hay peligro de colapso sanitario”

Dentro de una situación muy complicada y que seguramente nos costará meses revertir, él tiene esperanzas y prefiere anticiparse a lo que viene. Fabricio Ballarini es licenciado en Ciencias Biológicas en UBA, Doctor de la Facultad de Medicina de la UBA e investigador del Conicet. Pero uno de los rubros que más le apasiona es el de la divulgación científica. Por eso desde programas de radio, de televisión y con su cuenta de Twitter (@FabBallarini) intenta llevar información veraz en un momento muy crítico en el mundo, pero en el cual la ciencia está haciendo maravillas.

“Estamos justamente en un momento crítico, tratando de saber si esta curva continúa bajando o se estaciona. Con un valor muy alto de casos y con peligro de colapso del sistema sanitario, estamos retrasados con un mes de lo que vimos que pasaba en Brasil, Chile y Uruguay. La invasión de las variantes nos iba a pegar. Con las medidas que se tomaron, Brasil comenzó una caída de casos. Esperemos que Argentina termine copiando esa caída, que el sistema de salud los pueda sostener”, explicó. Y añadió: “en esta semana salió un trabajo bastante creíble, que tiene que ver con la vacunación. Cae la mortalidad con una dosis, es alentador, se ven resultados inmediatos. Entonces debemos disminuir los contagios para que los que se están vacunando puedan tener inmunidad. Estamos en un momento bisagra, se viene el frío, con ambientes cerrados. Pero hay que recordarle a la gente que se tienen que generar corrientes de aires en los ambientes cerrados. Es fundamental para evitar contagios”.

Según Ballarini, en Argentina la divulgación científica es muy pequeña comparada con otros países. “Hay pocos comunicadores científicos en proporción de la cantidad de temáticas y universidades. Dentro de la región somos muy buenos científicos, pero a nivel de comunicación somos muy pocos. La pandemia generó que haya surgido intereses que se relacionan con personas y la generación de conocimientos. La pandemia hizo que se note esa necesidad y que la gente empiece a elegir las vías de comunicación. Hay que convencer a las autoridades y a entes privados que ese gasto genera un beneficio, hay que potenciar la comunicación”, indicó.

“Las redes sociales tienen cosas muy positivas y podés seguir al que genera conocimiento. Pero hay gente que sin ninguna evidencia trata de deslegitimar al que informa, se fuerza el pensamiento crítico. Uno ve por ejemplo mensajes antivacunas en redes sociales, en cuentas muy pequeñas y los medios de comunicación las replican y hacen que esos mensajes se masifiquen de forma enorme. El periodismo tiene la costumbre saludable de mostrar las dos campanas. Pero cuando trata de comparar a alguien que no tiene bases científicas con un consenso científico al que tardamos 50 años en llegar se hace complicado. Si todo el consenso científico está a favor de la gravedad es porque se experimentó, es ridículo poner las dos campanas, es ir en contra de determinados conocimientos científicos sin poner en contexto en determinadas situaciones y ponerla al mismo nivel es peligroso”, opinó.

Falta de inversión

Acerca de la divulgación científica, refuerza la idea de que hace falta más inversión. “Quizás con todo esto que nos pasó nos dimos cuenta de que estábamos gastando dinero en cosas que no lo merecían. Uno ve que una persona que sabe el fútbol gana millones, y no estoy en contra de eso, también me gusta el fútbol, pero vemos que ese presupuesto se necesita para hacer una vacuna que salve a la humanidad. Debemos tener prioridades, y si seguimos teniendo esa forma de pensar vamos a seguir con un caos”, afirma.

“Siento mucha esperanza en lo que viene. Yo la pasé tan mal como cualquier persona, con trabajos que se perdieron, un nivel de ansiedad enorme, con gente que falleció muy cercana. Yo el año pasado a mitad de año no soñaba en ningún momento con tener vacunas tan rápido y tener vacunas con esta nueva tecnología. Más allá de todo el dolor que causa la pandemia, el panorama es alentador. Los países que más población vacunada tienen vuelven a la normalidad. Conocemos más del virus, tengo una visión de que esto va a finalizar, y tenemos más herramientas, que generan otro derrame de conocimiento a otras áreas. Es la primera vez que la humanidad en medio de una pandemia genera una vacuna, que posibilita que se generen nuevos tratamientos contra otras enfermedades como contra el cáncer. Hoy ya hay investigaciones en curso. Ojalá de todo este drama salga algo bueno para la humanidad”./ lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *