Categorías
Noticias

Hipo persistente, el extraño síntoma de Covid-19

El periodista Diego Brancatelli contó un síntoma “poco frecuente” que tuvo cuando empeoró su cuadro de coronavirus. En Twitter, minutos después, y sin “grieta”, aparecieron tuits de quienes tuvieron coronavirus y padecieron lo mismo: hipo persistente.

A otras personas recuperadas, les pareció un dato anecdótico y agrandaron el hilo con mensajes como “eso es lo único que no tuve”.

Desde el inicio de la pandemia, lo que empezó con una simple tríada de manifestaciones clínicas como fiebre, tos y dolor de garganta, llegó hasta la pérdida del color en los dedos de las manos o de los pies y a la conjuntivitis. El espectro de cómo se puede manifestar el Covid en el cuerpo se amplió y generó confusión entre quienes sólo tenían uno de todos esos síntomas.

 ¿Qué dice la ciencia sobre el hipo? ¿Es un síntoma más de la infección? ¿En breve se sumará a la lista de sospecha?

Brancatelli (44) estuvo internado por neumonía bilateral. Recibió el alta hace unos días y en diversas entrevistas habló de las manifestaciones habituales del Covid. Esas que describe la Organización Mundial de la Salud (OMS), como tos, fatiga y dificultad para respirar. Pero en diálogo con Pablo Vilouta, su colega y compañero de Intratables, el panelista puso el foco en el hipo. Un hipo cada tres segundos.

“Uno deseaba no tener Covid, bueno listo, lo tuve. Después, no tener síntomas, no pasa nada. Pero al día siguiente: fiebre. Después la pasé bien, me hicieron una tomografía, todo bien, y a los cuatro, cinco días empiezo con tos y con hipo. Tres días completos desde que me levantaba hasta que me acostaba. Insoportable: hipo, hipo, cada tres segundos.”

Ángel de Brito, conductor de Los ángeles de la mañana, pasó en su programala entrevista a Brancatelli y lo apoyó. “Esto del hipo lo había escuchado en otros casos. Es poco frecuente pero a mucha gente se le mezcla con una tos o hipo solo pero bueno, cada historia es distinta”, marcó.

Con hipo todo suena a “diafragma”, pero también hay que pensar en “cerebro”. El reconocido neurólogo Conrado Estol lo explica. 

“Hay varios reportes (en el mundo). Veo dos reportes de un hombre de 64 años, uno de 62, en Egipto. Otro, un chico joven de veintipico. Tenían hipo como única manifestación. A las 48 horas les hacen la tomografía de tórax y ven el cambio característico (el “vidrio esmerilado” en los pulmones) y terminan confirmando que todos tenían Covid”, arranca.

¿Por qué el hipo sería un síntoma de Covid? ¿Por qué hay que pensar en cerebro? “El mecanismo del hipo es la contracción del diafragma, el músculo que está adentro del abdomen, y el músculo que lo inerva es el nervio frénico. Si el nervio frénico está irritado…, ¿será que el Covid invade al nervio frénico? Puede hacer que el diafragma se contraiga de forma espasmódica y se dé lo que conocemos como hipo o, médicamente, singulto“, detalla Estol. Nada de esto es taxativo. Y, aclara, dentro de la problemática científica sobre esta pandemia, él no escribiría un paper sobre el hipo. Pero sí le resulta interesante.

“¿O el Covid afectará al diafragma? ¿Por qué a ese músculo solamente y de esa forma? Es raro”, se pregunta el experto. Varios reportes, como dice, llaman la atención sobre esta manifestación muy atípica. Los dos más importantes refieren a los casos que el neurólogo más arriba describió .

El Departamento de Medicina de Emergencia del Condado de Cook, en Illinois, Estados Unidos, informó de un caso inusual de coronavirus en abril de 2020: un paciente cuyo principal síntoma parecía ser el hipo. Es ese hombre de 62 años que había llegado a la guardia después de tener hipo durante cuatro días ininterrumpidos. El caso fue parte de un estudio publicado en agosto del año pasado por esa entidad.

Pero un paper anterior, publicado en julio en el American Journal of Emergency Medicine y realizado por Garrett Prince y Michelle Sergel, doctores e investigadores del mismo departamento de medicina de la otra investigación, ya hablaba de “Hipo persistente como síntoma atípico de Covid-19” . Se trata del caso del hombre de 64 años que también llegó a la guardia con hipo persistente y, al igual que el hombre de 62, estaba infectado. Ese estudio no fue revisado por pares.

Otra vez, nada es concluyente respecto al hipo y su relación con el coronavirus. Faltan estudios que lo definan. Aún así, Estol le da lugar a que se investigue como síntoma. 

“El hipo es un síntoma infrecuente, pero se podría decir, específico, de coronavirus. Por ejemplo, la pérdida de gusto y olfato es frecuente y además específico. Si los perdés hoy en día es Covid hasta que se demuestre lo contrario. En hipo sería: si una persona se presenta a guardia diciendo ‘tengo hipo desde ayer’ aunque pueden ser otras causas, los médicos lo deberían atender con equipo de protección y hacerle test rápido o PCR”, concluye./ clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *