Categorías
Noticias

Se pueden combinar distintas vacunas contra el Covid-19

Combinar diferentes vacunas podría permitir avanzar con programas de
inmunización más flexibles contra el coronavirus. Para conocer la seguridad realizar una vacunación mixta, la Universidad de Oxford realizó el estudio Com-COV, aplicando la combinación de AstraZeneca y Pfizer en un grupo de voluntarios.
Un primer ensayo encontró que los voluntarios que recibieron dosis alternas tenían más probabilidades de desarrollar efectos adversos de leves a moderados.
El estudio, que adelantó ayer la revista The Lancet, se puso en marcha a comienzos de este año, con el objetivo de indagar sobre los efectos que tiene la combinación de dos dosis fabricadas por distintas farmacéuticas.
El ensayo reclutó a 830 voluntarios de 50 años o más en Inglaterra para evaluar el posible incremento de las llamadas reactogenicidad, es decir reacciones adversas comunes esperables de una vacuna, como una respuesta inmunológica excesiva, fiebre, dolor en el brazo en el lugar de la inyección.
Los investigadores encontraron que cuando se dejaba entre las dosis un intervalo de cuatro semanas, aplicar los calendarios de “mezclas” (Pfizer BionTech, seguido de Oxford-AstraZeneca y Oxford-AstraZeneca, seguido de Pzer-BioNTech) generaba más reacciones leves o moderadas tras la segunda dosis que si se llevaba adelante al procedimiento estándar de no combinar vacunas de diferentes desarrolladores.
Los resultados preliminares reflejaron que los participantes que recibieron un programa “combinado” de vacunas anti-COVID tuvieron reacciones más frecuentes que aquellos en los programas sin mezcla.
De todos los efectos, el más repetido es la aparición de fiebre. De los 110
participantes que fueron inyectados primero con la vacuna de AstraZeneca y después el de Pfizer, el 34% tuvieron episodios de fiebre, en todo los casos leves, es decir que no superaron los 39 grados. En tanto, que aquellos que primero fueron inoculados con el desarrollo de Pfizer, y una segunda de AstraZeneca, los voluntarios con temperatura fueron el 41% del total, frente al 21% de los que recibieron Pfizer las dos veces.
Otros de los síntomas informados en los participantes que recibieron una
vacunación mixta fueron: escalofríos, fatiga, dolor de cabeza, dolor en las
articulaciones, malestar general, dolores musculares y dolor en el lugar de la inyección.
Igualmente, los expertos informaron que cualquier efecto adverso derivado de esta aplicación “no convencional” duró poco tiempo y aclararon que no se detectaron otras preocupaciones relacionadas con la seguridad./Lagaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *