Categorías
Noticias

Cómo lograr que el saldo y los datos del celular duren más

La inflación sigue muy alta y los sueldos no acompañan. Llegar a fin de mes requiere ir rubro por rubro revisando, recortandooptimizando gastos. Y así como hay medidas que se pueden tomar para ahorrar en el súperla prepagalas expensas o la factura de luz, también los gastos del celular pueden reducirse, sin que eso implique dejar de navegar por Internet, hablar o chatear por WhatsApp.

Ocupándose un poco, para el común de los clientes es posible aprovechar mejor cada recarga o pago mensual, “estirar” al máximo la duración del saldo y evitar que los GB (gigas) para usar Internet se agoten tan rápido.

A veces se trata simplemente elegir mejor el plan. Otras veces, de aprovechar más las múltiples oportunidades de ahorro que ofrecen los operadores.

Y también hay mucho por revisar cuanto a hábitos de uso y a la configuración del aparato y sus apps, para asegurarse de no estar malgastando datos o perdiéndolos “por goteo” sin advertirlo.

A continuación, en 10 claves, una guía práctica para optimizar el gasto en comunicaciones móviles.

1. Revisar el plan: ¿es hoy el más adecuado a mis necesidades?

La pandemia cambió la vida cotidiana de millones. Gente que antes pasaba todo el día fuera de su casa hoy hace puro teletrabajo y casi no sale del hogar, donde tiene Wi-Fi. Otros debieron salir a hacer delivery y ahora usan los datos móviles mucho más que antes.

Para ahorrar, si cambia la intensidad y el tipo de uso, el plan de telefonía móvil también debería cambiarse. De lo contrario, crece el riesgo de gastar de más.

En planes pospagos (con abono o factura), el típico caso es el de alguien que paga cada mes por una cantidad excesiva de GB que nunca llega a usar. O, al contrario, quien tiene un plan con pocos GB y siempre termina comprando adicionales a un valor total mayor.

En planes prepagos, las recargas de saldo sí se van haciendo según cuánto se consume. Pero llega un punto en el que, si el móvil se empieza a usar mucho, se gastará menos al pasarse a un abono fijo.

Hoy las empresas ofrecen abonos básicos con WhatsApp gratis y llamadas ilimitadas desde $ 1.000 al mes con 1 GB, desde $ 1.300 con 5 GB y desde $ 1.900 con 8 GB, siempre con chance de comprar más datos si se agotara el cupo.

2. Aprovechar al máximo las promociones, combos y paquetes disponibles

Los mismos servicios, en la misma empresa, se pueden pagar a cierto precio o mucho más baratos.

La diferencia estará muchas veces en tomarse el trabajo de conocer cómo funcionan y aprovechar a fondo las distintas promociones, ofertas y paquetes que tiene cada operador.

Los usuarios prepagos, por ejemplo, pueden así darse cuenta de que hacer varias recargas chicas les conviene mucho menos que hacer unas pocas cargas de mayor monto, ya que así el saldo puede “multiplicarse” más veces y usarse por más días.

También podrían descubrir que, si pagan con tarjeta en vez de ir a un local a hacer las recargas en efectivo, su empresa les hará rendir el dinero un 20% más.

Para los que deben estar todo el día en la calle, tener un plan de datos amplio se volvió crucial. Foto Rafael Mario Quinteros
Para los que deben estar todo el día en la calle, tener un plan de datos amplio se volvió crucial. Foto Rafael Mario Quinteros

Por otra parte, quien prevea que en los próximos días deberá hacer un uso intensivo de las redes sociales o de una plataforma de video debería analizar la compra del “paquete” de Internet específico que le permita pagar menos por ello, y adelantarse a contratarlo.

Y, en líneas de pospago, también es clave no dejar pasar algunas oportunidades. Como la de pedir “guardar gigas” sobrantes para el mes siguiente o activar un beneficio para dar Internet Wi-Fi a otros dispositivos sin consumir el crédito.

En esta nota, más abajo, se repasan las oportunidades más destacadas del momento de cada operador.

3. No hacer recargas en comercios que imponen sobreprecios

Al realizar recargas en comercios, lo que se paga debe siempre ser exactamente lo mismo que se acredita en la línea. Al igual que cuando se carga la tarjeta SUBE, no puede haber descuentos ni recargos de ningún tipo. 

En la Ciudad de Buenos Aires, de hecho, una ley local (la 4.801) confirmó que los “locales que provean el servicio de carga de crédito virtual” para celulares tienen prohibido “aplicar o imponer el cobro de un cargo extra o suma adicional”.

Tampoco pueden, según la misma norma, “exigir la compra de un producto como condición previa a prestar dichos servicios” de recarga. 

Por ley, al hacer recargas, los comercios no pueden cobrar más que el monto pasado a la línea. Foto Gerardo Dell'Oro / Archivo
Por ley, al hacer recargas, los comercios no pueden cobrar más que el monto pasado a la línea. Foto Gerardo Dell’Oro / Archivo

4. Anular suscripciones no deseadas

A veces los usuarios reciben en sus celulares mensajes de texto con sorteos, trivias, juegos, noticias, el horóscopo y otros contenidos.

Provienen en general de números cortos y hay que prestarles mucha atención porque son pagos: generan cargos que consumen el saldo o se suman a la factura mensual.

Se trata en realidad de suscripciones que pueden haber sido contratadas voluntariamente y que ya no se desean mantener, o bien que se activaron involuntariamente o por algún engaño.

Como sea, si el plan es ajustar gastos, conviene eliminar todas las suscripciones SMS no deseadas, pidiendo su baja de inmediato.

Se hace desde el portal de autogestión o llamando a la línea de atención al cliente. También respondiendo los mensajes en cuestión con la palabra “BAJA”.

5. El Wi-Fi, siempre activado

A la hora de cuidar los gigas del plan o los del paquete que se haya comprado, las redes Wi-Fi serán grandes aliadas.

En casa, en el trabajo, en un bar, en la parada del colectivo… Siempre que haya chance de conectarse a una red Wi-Fi para navegar sin usar los datos del plan habría que hacerlo.

Pero suele pasar que la gente se olvida de poner el celular en modo Wi-Fi, y gasta datos innecesariamente.

Estando en el hogar, el celular debería estar siempre conectado a la red Wi-Fi. Foto Martín Bonetto
Estando en el hogar, el celular debería estar siempre conectado a la red Wi-Fi. Foto Martín Bonetto

Para que eso no pase, una buena medida es:

  • Ir ingresando las contraseñas de todas las redes disponibles en los lugares en los que se está o se transita habitualmente, para que queden guardadas en el celular.
  • Si la batería del móvil lo aguanta, dejar el modo Wi-Fi siempre activado. Así, el aparato se conectará a las redes Wi-Fi conocidas automáticamente cada vez que estén disponibles.

6. Las llamadas, en Wi-Fi, mejor a través de apps

Aunque muchos clientes hoy gozan de llamadas ilimitadas, en algunos planes las conversaciones de voz tradicionales sí consumen saldo en todos los casos o cuando se hacen a líneas de otro operador.

En planes prepagos, por ejemplo, los precios de las llamadas oscilan hoy entre $ 17 y $ 23 por minuto según la compañía.

Por eso, si el celular está conectado a Wi-Fi y hay que llamar a alguien, convendrá hacerlo por WhatsApp, Skype o alguna otra aplicación que también tenga instalada el destinatario y que curse la comunicación a través de Internet (sin usar la red telefónica móvil).

7. En modo datos, evitar llamadas y videollamadas por WhatsApp

Se suele creer que las videollamadas son gratuitas. Pero, si usan datos, pueden salir caras. Foto EFE / Juan Ignacio Roncoroni
Se suele creer que las videollamadas son gratuitas. Pero, si usan datos, pueden salir caras. Foto EFE / Juan Ignacio Roncoroni

Si el teléfono no está usando Wi-Fi, sino la red móvil, las llamadas de voz de WhatsApp y otras apps no consumirán minutos, pero sí los datos (gigas) del abono o la recarga prepaga.

Esto vale para las llamadas que se hacen y también para las que se reciben (sí, atender puede costar dinero).

Y el asunto se agrava cuando se hacen videollamadas, que involucran un tráfico de datos mucho mayor.

Algunos creen que por tener “WhatsApp gratis” en su plan pueden hacer conversaciones de voz sin cargo. Es un error. Este beneficio rige para envíos de textos, audios y fotos: no incluye llamadas ni videollamadas.

8. Detener reproducciones de video y actualizaciones automáticas

Cuando no hay redes Wi-Fi disponibles, conviene reducir al mínimo indispensable la reproducción de videos y evitar que el teléfono actualice aplicaciones, ya que son funciones que descargan mucha información​ (consumen rápido los GB).

El problema es que a veces el celular no pide permiso para bajar videos y hacer actualizaciones. Pero eso se puede evitar con algunas configuraciones sencillas:

Tienda de aplicaciones. En las opciones de configuración, ordenar que sólo realice actualizaciones con conexión Wi-Fi.

Redes sociales. A veces sus apps reproducen videos automáticamente, sin que nadie les dé play. Para evitarlo, hay que indicar en los ajustes que eso sólo pase con Wi-Fi.

Por ejemplo en las apps de:

  • Facebook. Ir a “Configuración y privacidad”, luego “Uso de datos del celular”, y en las opciones de “Reproducción automática” elegir “Sólo con Wi-Fi”. 
  • Twitter. Ir a “Configuración y privacidad”, luego a “Uso de datos” y en “Reproducción automática de video” elegir “Sólo Wi-Fi”.
  • Instagram. Ir al propio perfil, allí a “Configuración”, luego a “Cuenta” y en “Uso de datos del celular” activar la opción “Ahorro de datos”, que evita la precarga de videos.

Finalmente, también habrá ajustes por hacer para que los videos que deseemos reproducir usando los datos móviles no nos cuesten tan caros.

“Para mirar videos sin utilizar Wi-Fi es preferible configurar la calidad del video en 240p. Se pierde calidad, pero se gana en ahorro del consumo de datos”, explicaron a Clarín fuentes de Personal.

En la app de YouTube eso se puede hacer al ver cada video en las opciones del reproductor. Pero es mejor dejarlo ya establecido entrando a “Configuración”, “Preferencias de calidad de video”, ir a “Calidad de video en redes móviles” y elegir “Ahorro de datos“.

9. Descargar en Wi-Fi los mapas, la música y las películas y series

“También es recomendable bajar la música al teléfono, para escucharla sin estar conectado a la red móvil”, agregaron en la empresa. Apps de música muy populares, como Spotify, admiten esa opción.

Aprovechando una conexión de Wi-Fi, también es posible bajarse muchos otros contenidos al teléfono para consumirlos luego, durante el viaje o en la cola del súper, sin gastar los gigas del plan.

Se hace principalmente con películas, series y programas de TV en apps como la de Netflix. Y con los mapas de las ciudades que se frecuentan, en las apps de navegación por GPS como Google Maps.

10. Cortar pérdidas de datos “por goteo” y poner las apps en “modo ahorro”

Aunque el celular casi no se haya usado en todo el día, igual puede haber consumido datos del plan. Y muchos. Sucede que muchas apps -en especial las de redes sociales– se conectan a cada rato a Internet para actualizar información.

Lo hacen para que, por ejemplo, al abrir la app se acceda a las novedades sin espera. El problema es que, en silencio, como por goteo, eso hace perder dinero​ inútilmente.

Todas las aplicaciones activas trafican datos. Por tal motivo, es recomendable dejar activas sólo aquellas que usemos habitualmente”, recomendaron en Personal.

Entonces, para economizar datos, la sugerencia es:

  • Desinstalar todas las aplicaciones que no se usen frecuentemente.
  • Configurar las que sí se utilizan para que no descarguen novedades todo el tiempo, o bien para que lo hagan sólo cuando el celular está conectado a Wi-Fi.
  • Activar el modo de ahorro de datos que la mayoría de los celulares tiene en sus opciones de configuración y que limita las actividades ocultas de las apps, las que suceden “en segundo plano”.

Es clave configurar, una por una, en especial las apps que más datos consumen para asegurarse de que queden en “modo ahorro“. Por ejemplo:

  • Google Chrome. Yendo a “Configuración”, activar el “Modo lite“, que logra ahorrar datos móviles al mostrarnos versiones aligeradas de cada página web que visitamos.
  • Facebook. En el menú de “Configuración y privacidad”, elegir “Uso de datos del celular” y activar la opción “Ahorro de datos“, que reduce la calidad del video para usar hasta un 40% menos de datos. 
  • Twitter. En el menú de “Configuración y privacidad”, ir a “Uso de datos” y activar el modo “Ahorrador de datos“.
Google Chrome tiene una opción para bajar las páginas web con menor uso de datos. Foto Captura
Google Chrome tiene una opción para bajar las páginas web con menor uso de datos. Foto Captura

Compañía por compañía, las promociones más destacadas para aprovechar

PARA CLIENTES DE PERSONAL

A usuarios prepagos, la empresa les hace rendir un 20% más sus recargas si las hacen con tarjetas de crédito o de débito a través de Mi Cuenta o de la app Mi Personal.

Además, con la modalidad “Viví Recargado” les permite elegir, ante un mismo monto de recarga, la combinación de beneficios que más les convenga activar en cada situación. Las opciones son que el dinero abonado se convierta en:

  • Gigas libres para navegar y crédito
  • Crédito multiplicado (hasta por 5)
  • Gigas para navegar y gigas adicionales exclusivos para redes sociales 
  • O gigas para navegar y gigas adicionales exclusivos para ver video​ en YouTube, Netflix y Flow
Las promociones de Personal. Foto Captura
Las promociones de Personal. Foto Captura

Los clientes con abonos, en tanto, podrán desde este mes aprovechar -si son clientes de Fibertel- un nuevo servicio llamado “Wi-Fi Pass” que les permite activar gigas sin cargo exclusivos para compartir Internet desde el móvil con cualquier otro dispositivo, sin consumir datos su plan original.

“El beneficio del WhatsApp gratis rige para todos los segmentos -destacaron a su vez en la compañía-. Esto es clave ya que no consume datos.”

PARA CLIENTES DE MOVISTAR

Para los planes prepagos, la compañía destacó ante la consulta de Clarín que lanzó este mes una propuesta llamada “Armá tu pack, como quieras“, que permite “elegir la cantidad de gigas, minutos o SMS y también la vigencia deseada del pack”.

“Todas las opciones que contengan gigas incluyen WhatsApp gratis. Mientras que los packs desde 2 GB con validez por 3 días tendrán sin cargo redes sociales y Spotify”, agregaron.

Las promociones de Movistar. Foto Captura
Las promociones de Movistar. Foto Captura

En planes pospagos, en tanto, se refirieron a un beneficio llamado “Gigapoderes“, que le permite a todo cliente con factura elegir pasar gigas a otra persona o guardarse gigas para el mes siguiente.

“Por pasar o guardar, recibirá 5 GB de regalo, por única vez en el mes”, añadieron en la compañía.

PARA CLIENTES DE CLARO

Las promociones de Claro. Foto Captura
Las promociones de Claro. Foto Captura

Para clientes prepagos, esta compañía tiene vigente una oferta por la cual, con una recarga de al menos $ 350, consiguen por todo un mes WhatsApp gratis, redes sociales gratis, llamadas ilimitadas y la chance comprar packs de Internet para navegar.

Por otra parte, con recargas desde $ 200 obtienen WhatsApp gratis por 15 días, llamadas ilimitadas a todos los números Claro por 30 días, 300 MB para navegar por tres días y la chance de comprar packs de Internet que incluyen WhatsApp y redes sociales libres.

En materia de planes pospagos, Claro destaca en su web que todos sus esquemas hoy tienen WhatsApp gratis, llamadas ilimitadas y el acceso a películas y series sin cargo./ clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *