Categorías
Noticias

El 91% de los argentinos ya tiene al menos una cuenta bancaria

El notable incremento de planes como el IFE, la AUH y la tarjeta Alimentar para contrarrestar los efectos de la cuarentena impactaron en la industria financiera. A fines de 2020, más de 31 millones de personas poseían al menos una cuenta bancaria, lo que representa al 91% de la población adulta. Según el último informe de “Inclusión financiera” que elabora el Banco Central, “en el segundo trimestre del año pasado se abrieron 5 millones de nuevas cuentas, un volumen récord, mayoritariamente para la acreditación de programas de ayuda social implementados para la población más vulnerable”.

De este modo, según el Central, el nivel de bancarización en la Argentina presenta “cifras equiparables a las economías desarrolladas“, pero a pesar de esto y la mayor adopción de medios electrónicos de pago (tarjetas de crédito, débitos, aplicaciones móviles bancarias y billeteras digitales), el uso del efectivo resiste: cerca del 80% de las transacciones todavía se efectúan con cash. “La gente todavía prefiere ir a retirar el efectivo antes que usar herramientas digitales”, resumió una fuente del BCRA.

La entidad, justamente, trata de limitar el circulante por sus alto costo y las dificultades para controlar la evasión. Las transacciones digitales también crecen, por la pandemia y por la mayor oferta de apps, pero todavía están lejos de equilibrar la balanza con respecto al efectivo. El informe del Central destaca que “por cada 100 extracciones de dinero, se efectuaron más del doble de operaciones por medios electrónicos de pago (222), las cuales se descomponen en 110 con tarjeta de débito, 77 con tarjeta de crédito, 28 transferencias electrónicas y 7 con tarjetas prepagas”. El desbalance, entonces, son los montos de los retiros de dinero, mucho más significativos que los gastos.

La extracción promedio, señalan desde Red Link, es de $ 6.000. Se trata de la red de cajeros más extensa y la que vincula a casi todos bancos públicos: tiene 10.685 distribuidos en todo el país, a las que hay que sumar las 7.098 terminales de Banelco. Además, una normativa reciente del Central amplió el abanico de posibilidades para que la gente pueda retirar efectivo: supermercados, estaciones de servicio, kioscos, farmacias, perfumerías y redes de cobranzas de servicio, como Rapipago y Pago Fácil. ¿Cuántas totalizan? El BCRA contabilizaba 44.534 a fines del año pasado.

De todos modos, “el número de extracciones de efectivo ha disminuido por primera vez en los últimos años, mientras que se acentuó aún más el uso de medios de pago electrónicos (incluyendo el uso de plásticos y de apps)” dice el informe. “El pago de servicios y el comercio electrónico serían los principales factores explicativos del avance en los pagos remotos”, añade. Como se dijo, la gran diferencia es que las extracciones representan montos más importantes que los gastos. Así, en promedio, cada persona adulta efectúa 3 pagos con débito; 2,1 con crédito y 2,7 extracciones de dinero.

La canalización de la ayuda social a través del circuito financiero formal repercutió en los principales bancos públicos y en el uso de billeteras digitales. La app que más creció el año pasado fue Cuenta DNI, del Banco Provincia. A la fecha, poco más de la mitad de su clientela, 3,1 millones, la descargó en su celular. “El mes pasado, abril, se realizaron 5.413.000 transacciones por $ 18.069 millones”, señalaron a Clarín desde la entidad.

Con 9,3 millones de clientes en su cartera, el Nación se posicionó como el principal canal para otorgar ayuda social. El año pasado abrieron 850.000 cuentas nuevas y su app BNA+ totaliza 1,6 millones de usuarios. Sólo entre IFE y Tarjetas Alimentar, el Nación otorgó $ 48.000 millones el año pasado, confiaron a este diario fuentes de la entidad.

El mayor nivel de bancarización no implica una reducción del uso del efectivo. A pesar de la proliferación de medios de pagos digitales y su mayor aceptación, “los pagos con tarjetas de débito continúan consolidándose como el medio electrónico más elegido para realizar pagos minoristas. Cinco de cada 10 operaciones se han realizado mediante este instrumento en los últimos 12 meses”, remarca el estudio del BCRA./ clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *