Categorías
Noticias

En cuatro meses, el kilo de asado subió casi $200 en los barrios salteños

Los precios de la canasta básica de alimentos vienen en una escalada imparable en todos sus rubros y más aún en los cortes de carne, que en los primeros cuatro meses del año ya tuvieron un incremento promedio del 34% y comparado con un año atrás la suba fue del 65%, según el último relevamiento del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) en las carnicerías de distintos barrios de la ciudad de Salta.

De acuerdo al estudio del Isepci, con el que mes a mes se conforma el Índice Barrial de Precios entre 250 negocios de 80 barriadas, el kilo de asado pasó de costar $530 a principios de año a $700 a fines de abril. Un año atrás, en abril de 2020, el kilo de asado salía $409 en las carnicerías, un 71% menos.

En otros cortes de carne el incremento fue similar: el kilo de carnaza costaba $430 en enero y el mes pasado llegó a $650 (un aumento del 51%), el kilo de carne picada pasó de $400 a $535 en cuatro meses y el kilo de nalga aumentó de $600 a $750 en el mismo período.

17 % es la inflación entre enero y abril medida por el Indec y suma un 46% en un año.

El pollo también tuvo una suba significativa en su valor: el kilo arrancó a $140 en 2021 y al final del primer cuatrimestre terminó en $215 (54% de suba).

Más caro es en las carnicerías de las cadenas de supermercados, sin contar con los productos envasados incluidos en el programa nacional de precios cuidados, que no siempre se los encuentra. Por ejemplo, en un súper de la zona sur de la capital, el kilo de asado costaba ayer $800; la carne picada, $610 y el kilo de nalga, $859. Como un bien de lujo, el kilo de vacío estaba a $1.020.

Por qué sube la carne / Si bien el incremento de los costos de producción (con la suba del valor del maíz como uno de los mayores recargos) inciden en el precio de los cortes de carne, el principal factor del aumento es el negocio exportador, que no compite, ni por cercad, con el mercado local.

Sobre el plan de precios cuidados, el titular del Isepci en Salta, Federico Maigua, explicó que “no llegan a toda la gente de manera masiva”.

“Hemos detectado que hay una amplia diferencia entre los cortes que se pagan a través de ese programa y los cortes de las carnicerías barriales. La diferencia de precios es entre el 40% y un 100% en casi todos los cortes que han entrado en el programa, que no llega de manera masiva a la gente, por lo que no ayuda mucho”, se lamentó Maigua.

Otros rubros

Los productos de almacén también tuvieron una fuerte suba en lo que va del año. De acuerdo al relevamiento del Isepci, en el primer cuatrimestre aumentaron un 22% en los negocios barriales salteños.

El producto de este rubro que más incrementó su precio entre enero y abril fue el pan. El kilo de pan pasó de $100 a comienzos de año a $145 el último mes (45% de suba).

El queso cuartirolo sigue entre lo que más aumentó en los almacenes. Tuvo una suba del 43% en el cuatrimestre; pasó de $350 a $500 el kilo.

A nivel general, una familia tipo, integrada por dos adultos y dos niños, tuvo que invertir $10.754 en productos de almacén durante abril para poder cubrir la canasta básica de alimentos en ese ítem. Son casi $2 mil menos de lo que se necesitó a principios de año.

En cuanto al rubro verdulería, el Isepci registró una baja inédita de precios del 2,65% en el cuatrimestre, aunque el año pasado el sector de frutas y verduras fue el que más incremento tuvo, con una suba anual del 105%.

Canasta básica

Solo para cubrir la canasta básica de alimentos, una familia salteña de cuatro integrantes tuvo que tuvo que contar con $25.835 en abril, de acuerdo al Isepci. Fue un 21% más que en enero y un 39% por encima de lo que se debía invertir en abril del año pasado para adquirir los productos alimentarios básicos./ eltribuno/ salta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *