Categorías
Noticias

En Tucumán podrían sumarse más medidas para reducir contagios de Covid-19

Juan Manzur, gobernador de Tucumán, participará hoy de una videoconferencia con el presidente Alberto Fernández y con sus pares de otras provincias. De ese debate virtual es probable que surjan medidas adicionales de restricción en la circulación de las personas, para tratar de frenar la propagación del coronavirus.

Ayer se supo que en el territorio tucumano se habían registrado 963 nuevos contagios, lo que acerca las cifras diarias a los picos de 1.000 que hubo el año pasado (en el peor momento de la pandemia en 2020 se contabilizaban hasta más de 1.500 hisopados positivos). Desde marzo del año pasado, en Tucumán se han producido más de 114.000 casos detectados con casi 2.000 fallecidos.

El número anotado ayer no sería un hecho particular de esta región, sino que la jornada del martes terminó con récord de muertes y contagios en todo el país. Así las cosas, a días del vencimiento del último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) emitido por la presidencia, se definirán ahora los alcances de la norma que regirá a partir del próximo sábado entre los argentinos.

En una reunión que hubo ayer entre representantes del Ejecutivo Nacional y del Área Metropolitana de Buenos Aires, mejor conocida como AMBA, coincidieron en que la situación es grave. Incluso, trascendió que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, resumió el estado actual en la siguiente frase: “esto no da para más”.

Aunque alejados de esa región, en nuestra provincia también hubo cónclaves. Manzur estuvo reunido anoche, en su casa, con concejales de la capital. La idea que masticaron los participantes es avanzar territorialmente con asistentes sociales y con personal del Sistema Provincial de Salud (Siprosa) en los barrios en los que se constate un mayor nivel de contagios.

Además, trascendió que el mandatario provincial citará al intendente de la capital, Germán Alfaro, para analizar la situación en el distrito más populoso de la provincia. Trascendió que querrían profundizar los testeos e hisopados en la zona céntrica, particularmente en los alrededores de los bancos, en horarios con mayor afluencia de público.

Mientras tanto, ¿qué pasará el viernes? De acuerdo a versiones difundidas por la agencia de noticias Télam, la idea de Fernández es renovar el DNU 287, cuya vigencia concluye este viernes 21 de mayo, con los parámetros epidemiológicos que están incluidos en el proyecto de ley que ya está en debate en el Congreso. Esa sola renovación haría que muchas provincias del país pasen a estar en la categoría sanitaria de “alarma epidemiológica”, debido al crecimiento de casos en las últimas dos semanas. Los distritos que ingresen este rango serían meritorios de fuertes medidas de restricción; entre ellas, por caso, la limitación de las clases presenciales.

Hasta ahora, ni los ministerios de Salud ni Educación tucumanos han puesto en duda la presencialidad de la educación en el Gran San Miguel de Tucumán, a diferencia de lo que sucedió en las últimas horas en 15 localidades del interior, que fueron aisladas y que prácticamente regresaron a fase 1, lo que ha incluido el cierre de las escuelas.

“Estamos empezando a abrir el paraguas frente a la meseta alta que se ha evidenciado durante esta jornada en Tucumán”, concluyó anoche Manzur tras el cónclave en su residencia, sin dar demasiados indiciones pero sí dejando entrever que se ingresa a una etapa de más sigilo./ lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *