Categorías
Noticias

Los infectólogos recomendaron un confinamiento estricto más extenso

El Gobierno no dispuso un confinamiento mayor a nueve días debido a las urgencias sociales y económicas de la Argentina, por lo que se buscó el equilibrio entre la economía y preservar el sistema de salud ante la segunda ola de coronavirus.

“¿Qué nos decían los expertos? Mínimo cerrar 21 díasNosotros sabemos en qué país vivimos, las urgencias sociales y económicas que tenemos. Sabemos qué esfuerzo se puede pedir a la ciudadanía”, resaltó un vocero gubernamental a NA.

En esa línea, precisó que el confinamiento por nueve días es una forma de “mantener el equilibrio” entre lo que “necesita la economía, pero además poder sostener el sistema de salud”.

“Las medidas efectivas son las que se cumplen y se controlan. El control fue un compromiso de los gobiernos locales”, resaltó otra fuente, y graficó: “Antes había mucho control, eso hoy prácticamente desapareció. Necesitamos y queremos que se vuelva a ese control. Necesitamos compromiso pleno”.

En Casa Rosada precisaron que la intención del Gobierno es “bajar al máximo posible la circulación”, dado que “el objetivo es controlar una curva muy seria, muy grave”.

Respecto de los comercios no esenciales, puntualizaron: “En la puerta no se puede atender público, lo que pueden hacer es entregar un paquete. Ese es el compromiso que ha asumido la Ciudad de Buenos Aires”.

“Toda actividad recreativa, de take away o de compra de alimentos, es en cercanía. No podríamos aceptar el paseo mirando vidrieras. Va a estar todo cerrado”, explicaron.

Además, subrayaron que “la construcción privada no está permitida bajo ningún punto de vista”, y enfatizaron: “Estamos haciendo una medida intensa”.

“Tenemos un cronograma previsible que es nueve días con estas medidas intensas, después vamos a tener cinco días con medidas específicas en cada lugar según su estado de alarma, el fin de semana del 5 y el 6 (de mayo) otra vez intenso. Después, del 7 al 11 de mayo volvemos a las medidas que corresponden según el nivel de riesgo”, repasaron las fuentes consultadas.

En cuanto a la ayuda económica que implementará el Estado ante el cierre, precisaron: “Los monotributistas se van a poder sumar al Repro II. Tratamos de que el impacto sea lo menor posible”.

“El año pasado, cuando tuvimos las primeras medidas, se puso en práctica el ATP para las empresas y el IFE para las personas. En ese momento hubo que implementar algo rápido para asistir a todas aquellas personas que figuraban sin ingresos formales, pero desde ese momento hasta hoy pudimos mejorar las herramientas y llegar de manera más eficiente a las personas que realmente lo necesitan”, detallaron.

Por último, aclararon que “quien ya tenga un turno programado va a poder asistir, pero tiene que tramitar un permiso”, y agregaron: “Lo mismo para el caso de testeos y vacunación, turnos en bancos y/o ANSES”./ tn.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *