Categorías
Noticias

Nueva York regresa a las clases presenciales y deja atrás la virtualidad

La ciudad de Nueva York dejará de ofrecer la opción de escolarización virtual o a distancia a partir del otoño, según anunció el lunes el alcalde Bill de Blasio, importante paso hacia la reapertura total del mayor sistema escolar del país.

Este año escolar, la mayor parte del millón de estudiantes de la ciudad -unos 600.000- permanecieron en casa para asistir a clase. Cuando el nuevo año escolar comience el 13 de septiembre, todos los alumnos y el personal de las escuelas regresarán a los edificios escolares a tiempo completo, dijo de Blasio.

“Esto va a ser crucial para las familias”, dijo de Blasio en una conferencia de prensa. “Muchos padres están aliviados, lo sé”.

Nueva York es una de las primeras grandes ciudades de Estados Unidos en eliminar por completo la opción de la enseñanza a distancia para el próximo curso escolar. Pero las predicciones generalizadas de que las clases online serían un elemento fijo para los distritos escolares quizá fueran prematuras. El gobernador de Nueva Jersey, Philip D. Murphy, anunció la semana pasada que el estado dejaría de dictar clases a distancia a partir del otoño, después que los gobernadores de Connecticut y Massachusetts hicieran anuncios similares.

El alcalde Bill de Blasio, en una escuela de Brooklyn, Nueva York. Foto AP

El alcalde Bill de Blasio, en una escuela de Brooklyn, Nueva York

La decisión de la ciudad de Nueva York facilitará el restablecimiento del sistema escolar al estado prepandémico, en tanto los estudiantes y los maestros ya no dividirán su actividad entre la casa y los edificios escolares.

Michael Mulgrew, presidente de la Federación Unida de Docentes, expresó su apoyo al anuncio del alcalde en un comunicado, diciendo que el sindicato de profesores de la ciudad quería “que el mayor número de estudiantes volviera a la escuela con la mayor seguridad posible.” Sin embargo, reconoció que “un pequeño número de alumnos con problemas médicos extremos” puede tener dificultades para volver a la enseñanza presencial en tanto la pandemia todavía sigue siendo una amenaza, y dijo que podría ser necesaria una opción a distancia para esos niños.

De Blasio señaló que el sistema escolar implementaría “abundantes protecciones” cuando comience el año lectivo. Pero su anuncio sin duda alarmará a algunos padres que siguen preocupados por el hecho de enviar a sus hijos de nuevo a los edificios escolares, aun cuando la pandemia está mermando en Estados Unidos.

Más familias a favor

Recientes entrevistas con padres de la ciudad han puesto de manifiesto que, si bien muchas familias desean reanudar la escolarización normal, algunas dudan de volver a las aulas.

Las familias no blancas, cuya salud se ha visto afectada de forma desproporcionada por el virus, fueron las más proclives a que sus hijos siguieran aprendiendo en casa durante el último año.

Durante la conferencia de prensa del alcalde, la rectora de escuelas de la ciudad, Meisha Porter, dijo que no habría “ninguna adaptación relacionada con el Covid”, lo que indica que los docentes y el personal escolar ya no recibirán exenciones médicas para trabajar desde su casa.

Un jardín de infantes en Brooklyn, Nueva York. Foto AP

Un jardín de infantes en Brooklyn, Nueva York

El sistema escolar de la ciudad actualmente planea exigir tapabocas en los edificios escolares, dijo Porter. Las escuelas también seguirán el protocolo de distanciamiento social de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, que actualmente recomiendan que los alumnos de primaria permanezcan al menos a un metro de distancia en las aulas. Ambas políticas podrían cambiar en otoño.

Nueva York, al igual que los distritos de todo el país, ha tenido dificultades para que el aprendizaje a distancia resultara exitoso. Las clases online han sido frustrantes para muchos estudiantes e incluso desastrosas para otros, como los niños con discapacidades.

Según una estimación, tres millones de estudiantes de todo Estados Unidos, aproximadamente la población en edad escolar de Florida, dejaron de asistir a clases, virtuales o presenciales, tras el inicio de la pandemia. Un número desproporcionado de esos alumnos desvinculados son niños negros, latinos y nativos americanos de bajos ingresos que han tenido dificultades para seguir el ritmo en aulas parcial o totalmente a distancia.

De Blasio, que ha sido criticado por no tomar más medidas para mejorar la calidad de la educación virtual, ha dicho que el aprendizaje a distancia es intrínsecamente inferior.

También ha sido extraordinariamente complejo para la ciudad gestionar dos sistemas escolares paralelos, uno presencial y otro virtual, con muchos estudiantes que pasaban de un sistema al otro cada pocos días. El hecho de que tantos alumnos y docentes trabajen desde casa hizo casi imposible que algunas escuelas ofrecieran horarios normales.

En los últimos meses, de Blasio dijo que esperaba que la ciudad mantuviera algún tipo de opción de aprendizaje a distancia para el otoño. Pero él y sus colaboradores cambiaron de opinión en las últimas semanas, informaron los funcionarios, en tanto las cifras del virus se desplomaron en toda la ciudad y se autorizó a que los niños de 12 años o más pudieran recibir la vacuna de Pfizer-BioNTech. Pfizer y BioNTech tienen previsto presentar en septiembre solicitudes de autorización de la vacuna para niños de 2 a 11 años.

“Los datos han sido increíblemente claros”, explicó el lunes de Blasio. “La vacunación ha funcionado antes de lo previsto; ha tenido incluso más impacto del que pensábamos”.

Eliza Shapiro y Michael Gold. /The New York Times

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *