Categorías
Noticias

Un cura echó a policías que intentaron interrumpir una misa: “Fuera de la casa de Dios”

Un cura santafesino echó a un grupo de policías que llegaron hasta la parroquia a desactivar una misa que no estaba autorizada por las restricciones del coronavirus.

El sacerdote utilizó una enorme cruz para impedir que los efectivos de seguridad ingresen: “En nombre de Cristo, fuera de la casa de Dios“, les ordenó.

El hecho ocurrió en la localidad de Amenábar, a 70 kilómetros de Venado Tuerto, en el sur de Santa Fe. Allí, la policía debió intervenir por violación del decreto 334/2021 que prohíbe la realización de ceremonias religiosas presenciales.

Fue el cura que presidía la misa, Andrés Quiroga, quien salió para “ahuyentar” a los policías que habían intervenido en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes.

Como una especie de grito exorcista, el sacerdote agarró una enorme cruz de madera y como “escudo protector” la elevó y se las enseñó a los oficiales al grito de “en nombre de Cristo, fuera de la casa de Dios“, frase que repitió en varias oportunidades.

Según el diario La Capital, fueron agentes de la subcomisaría 14ª de la localidad, ubicada en el departamento General López, quienes advirtieron que frente a la parroquia, ubicada en calle Juan Pablo II, entre Quintana y Rivadavia, se concentraba una gran cantidad de vehículos estacionados.

Los oficiales contaron que luego del episodio de la cruz, el cura les dijo: “Para que yo no realice la misa el fin de semana que viene me van a tener que matar“. Y agregó: “Así como ustedes se deben a las autoridades, yo me debo a la palabra de Dios“.

No es la primera vez que el religioso es noticia. En 2011, Quiroga había protagonizado otro escándalo cuando en una clase de catequesis en un colegio de esa localidad le preguntó a una alumna de 17 años si se masturbaba o tenía relaciones sexuales.

Como un compañero de ella quiso defenderla, el sacerdote le pidió que pasara al frente de la clase y, como el joven se negó, le dijo que su papá tenía una amante.

Ante esto, los padres de los alumnos se quejaron ante las autoridades educativas, quienes más tarde decidieron despedir al sacerdote de la institución./Clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *