Categorías
Noticias

Desvalijaron la casa de la adolescente que habría atropellado al niño de tres años que murió en el acto

El caos y los disturbios se desataron al día siguiente de que una niña de 12 años, identificada como L.B.E. (al ser menor de edad se preserva su identidad) atropellara con una Toyota Hilux a Noah, un niño de tres años que, por el impacto, murió en el acto. El accidente de tránsito se registró el sábado en el barrio Virgen del Huerto, de Las Talitas, cuando según los testigos la adolescente perdió el control del rodado y terminó subiendo con la camioneta a la vereda.

El domingo una turba irrumpió en la vivienda de los padres de la conductora, rompió muebles y saqueó electrodomésticos y otros artículos de valor.

La tensa situación que se armó después del accidente requirió la intervención de la Policía, que protegió a la niña y montó una consigna en su domicilio.

Los disturbios

Horas después del choque, un hombre que según los vecinos sería el padre de L.B.E. fue a retirar el vehículo que había quedado en la cuadra de la tragedia. En simultáneo, su familia tomó las cosas más esenciales de la casa y fue a guarecerse a la casa de un allegado por temor a sufrir represalias de los familiares de Noah. La guardia quedó custodiando la vivienda.

“¡Préndanle fuego! ¡Prendan fuego la casa!”, se escucha gritar a una mujer en un video que se viralizó. En la filmación, dos efectivos de la división Infantería observan sin poder hacer nada mientras una muchedumbre ingresa a la vivienda de L.B.E. y comienza a sustraer cosas.

En las imágenes se ve que, a cara descubierta, hombres y mujeres salen de la casa cargando bicicletas, televisores y otros artículos de valor. Un hombre ayuda a otros que intentan cargar una televisión LED en una moto de baja cilindrada.

Según denunció una vecina en la comisaría, la muchedumbre que comenzó el saqueo eran un grupo de personas que iban acompañando el cortejo fúnebre de Noah y que, al pasar por el domicilio de L.B.E., se desentendieron del velatorio. Habrían llegado arrojando piedras y amenazando con sacar armas de fuego. Los uniformados sólo pudieron tomar nota de dos patentes durante el asalto.

El faltante

La madre de la adolescente acusada de haber atropellado a Noah se presentó el domingo por la tarde en la comisaría de El Colmenar para denunciar que les habían sustraído tres bicicletas, dos reproductores de DVD, un “home theater”, dos televisores LED, una notebook, una heladera, una cocina industrial, sillas plásticas y de madera y, también, ropa.

Esa causa se caratuló como “daños intencionales y otros delitos”. La niña que conducía la camioneta que protagonizó la tragedia no afrontará una causa penal por ser no punible. Todo se resolverá en el fuero civil./ lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *