Categorías
Noticias

Home office: 8 pequeñas inversiones para trabajar más cómodos y sin sobresaltos

El home office se instaló por la pandemia en la vida de millones. Con sus beneficios, pero también con las incomodidades y problemas que genera usar como oficinas lugares no diseñados ni equipados para eso. Por suerte, con algunas pequeñas inversiones los trastornos más comunes pueden atenuarse.

Dolores y contracturas por mala postura; ruidos y gritos que complican concentrarse; el café que se vuelca sobre la notebook; un corte de luz por tiempo incierto en el momento menos oportuno…

Frente a todo esto, irse a un coworking cercano no es la única opción. Hay una serie de accesorios que quien teletrabaja puede conseguir para sumar comodidad y evitarse sobresaltos.

En su mayoría no son costosos: se consiguen a menos de $ 1.000 o $ 2.000. Y logran hacer la diferencia cuando toca pasar largas jornadas frente a la computadora.

A continuación, ocho opciones que vale la pena probar.

1. Soporte para notebook

Soportes para notebook, con diseños fijos y regulables. Foto Captura
Soportes para notebook, con diseños fijos y regulables. Foto Captura

Qué es. Una base sólida que sostiene al equipo inclinado hacia el usuario, separándolo de la superficie de apoyo y dejando la pantalla a una altura mayor que la habitual.

Para qué sirve. Por un lado, evita que se bloqueen los orificios de ventilación del equipo. Por otro lado, ayuda al teletrabajador a mantenerse en la posición ideal para prevenir dolores: erguido y con la vista hacia delante, apenas ligeramente hacia abajo.

Cuánto cuesta. Hay muchísimos modelos para elegir. Algunos fijos; otros, con altura regulable. Hay de plástico, de metal, de madera… Todo en varios colores. Los más básicos arrancan en $ 400 y los más sofisticados pueden superar los $ 2.500.

2. Soporte para celular

El celular queda siempre a la vista con los soportes especiales para home office. Foto Woox
El celular queda siempre a la vista con los soportes especiales para home office. Foto Woox

Qué es. Un simple accesorio que mantiene todo el tiempo el celular a la vista en la posición deseada, ya sea vertical u horizontal.

Para qué sirve. Permite hacer cómodamente las videollamadas con el celular y no tener que estar levantando a cada rato el dispositivo para responder mensajes, ver la hora y más.

Cuánto cuesta. Hay múltiples opciones. Algunas son fijas, otras permiten regular la altura y la inclinación. Muchas prevén que el celular pueda ser cargado mientras está apoyado. Valen entre $ 300 y $ 1.500.

3. Complemento de apoyo lumbar

Hay accesorios que ayudan a tener la espalda bien apoyada durante el teletrabajo. Foto Captura
Hay accesorios que ayudan a tener la espalda bien apoyada durante el teletrabajo. Foto Captura

Qué es. Un respaldo especial que, ante la falta de un asiento ergonómico, puede adosarse a cualquier silla para hacerla bastante más confortable y adecuada al teletrabajo.

Para qué sirve. Permite apoyar toda la espalda, y sobre todo la zona lumbar, evitando así malas posturas que terminan causando dolores.

Cuánto cuesta. Se encuentran modelos básicos por entre $ 300 y $ 1.200. Y si se desea también un asiento ergonómico, el combo se va a $ 1.800​ o más.

4. Mouse pad con almohadilla

Un accesorio típico de las oficinas ahora se multiplica en los hogares, para un mejor uso del mouse. Foto Noga
Un accesorio típico de las oficinas ahora se multiplica en los hogares, para un mejor uso del mouse. Foto Noga

Qué es. Una base con superficie plástica o de tela para usar el mouse, que viene con una almohadilla para apoyar y descansar la muñeca.

Para qué sirve. Para que el mouse funcione bien, para ganar comodidad y para prevenir dolores en la mano, la muñeca y el brazo.

Cuánto cuesta. Los más básicos arrancan en $ 300. Y si tienen diseños atractivos, pueden llegar a $ 600 o $ 1.000. Tambien hay, a precios similares, almohadillas para colocar delante del teclado.

5. Teclado externo

Qué es. Un teclado como los que se usan en las computadoras de escritorio, que se conecta a la notebook con un cable USB o por Bluetooth.

Para qué sirve. Estando en una mesa o escritorio, permite ubicar la pantalla más lejos de los ojos​ y tener los brazos en una posición más adecuada. El usuario así trabaja más cómodo y con mejor postura.

Cuánto cuesta. Se encuentran modelos básicos a partir de los $ 600.

Postura ideal frente a la notebook

6. Vaso térmico con tapa

Para qué sirve. Para mantener bebidas calientes (café, té, mate) o frías (agua, jugo, gaseosa) a la temperatura de consumo por más tiempo, evitando a la vez derrames accidentales sobre el teclado. 

Cuánto cuesta. Los de plástico arrancan en $ 500 y los de acero inoxidable, en $ 800. Aunque si se apunta a modelos sofisticados o de marcas top internacionales, es posible pagar $ 2.000 y más.

7. Auriculares inalámbricos con control de ruido

Qué son. Auriculares con una tecnología capaz de detectar los ruidos del ambiente, analizarlos en tiempo real y emitir ondas sonoras que los neutralizan.

Para qué sirven. Eliminan o reducen bastante los ruidos molestos durante las videollamadas o cuando se escucha música para concentrarse. Además, al no tener cables, evitan interrumpir lo que se está oyendo para ir a buscar un café, hacer estiramientos y otras tareas de ese tipo.

Cuánto cuestan. Los hay desde muy grandes -de tipo casco o vincha- hasta muy pequeños -como los in ear, que se introducen en el oído-. Lo importante es que tengan la tecnología de cancelación o control activo de ruidos. Se consiguen a partir de $ 6.000.

¿Hay alternativas más baratas? Sí. Comprar auriculares comunes –desde los $ 1.500– que al menos cubran y aíslen bien los oídos, evitando así parte de los ruidos exteriores.

Un buen par de auriculares es un gran aliado de quienes trabajan y estudian desde su hogar. Foto Archivo
Un buen par de auriculares es un gran aliado de quienes trabajan y estudian desde su hogar. Foto Archivo

8. Cargadores portátiles

Qué son. Aparatos que almacenan energía y que pueden utilizarse para recargar las baterías de celulares, tablets y notebooks en cualquier momento y lugar, sin depender de la red eléctrica.

Para qué sirven. Si se corta la luz, permiten seguir usando los dispositivos por varias horas o incluso días, manteniendo también la conexión a Internet del celular (que se comparte a la notebook).

Los modelos para celulares.

  • Para garantizar una recarga completa de un smartphone top hace falta una batería de 5.000 miliamperios hora (mAh), que vale entre $ 1.500 y $ 2.500.
  • Las de 10.000 mAh, capaces de revivir dos veces un buen teléfono y dejarlo a tope, cuestan $ 2.000 a $ 3.500.
  • Por una de 20.000 mAh, que rinde para 4 ciclos completos, se piden entre $ 3.500 y $ 8.000.

Los modelos para notebook. Unas son específicas para computadoras portátiles; otras se presentan como “arrancadores” para vehículos, pero también pueden recargar casi cualquier notebook. Cuestan, según marca y capacidad, entre $ 10.000 y $ 25.000./ clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *