Categorías
Noticias

Recomiendan cuidar la piel de los rayos solares aún en invierno

La jefa del servicio de Dermatología del Hospital de Clínicas Nicolás Avellaneda, doctora Silvia Molina, explica cuáles son los cuidados que hay que tener para mantener una piel sana. Además, brinda una serie de consejos relacionados, para personas con diabetes.

“Es fundamentalmente respetar o mantener la barrera cutánea (cuidar la piel) a través de una adecuada humectación. Para ello, debemos colocar cremas apropiadas de acuerdo a la edad, al tipo de paciente, y esa hidratación/humectación debe estar siempre acompañada de una correcta protección solar”, recomienda la especialista.

La protección solar es muy importante y debe ser adecuada al tipo de paciente, comenta. Si la persona tiene alguna lesión previa, debe consultar primero con el médico. En estas épocas es cuando más se necesita la humectación de la piel debido al aire, las bajas temperaturas, la polución ambiental, son factores que juegan en contra de la piel.

Los protectores solares deben tener factor 30 a 50. Muchas veces los adultos mayores pueden tener lesiones neoplásicas, entonces hay protectores solares con fotoliasas que ayudan a prevenir esas lesiones cancerígenas.

En el caso de los niños, existen los protectores que están adaptados o fueron formulados para ellos de acuerdo a la cosmética, porque muchas veces los chicos no se dejan aplicar la pantalla solar.

Respecto a este grupo, la doctora advierte que hay niños que tienen una piel atópica, sensible, que se enrojece fácilmente o le pica. En ellos hay que incorporar la humectación y la protección solar adecuada; siempre consultar con el pediatra.

“La rutina de una piel tiene que estar siempre, obviamente que en época de verano hay más sudoración y la piel tiende a perder más sustancias. Pero en invierno, a pesar de estar más cubiertos con ropa debemos igualmente realizar la humectación correcta con cremas”, sostiene.

Y añade: “La hidratación por vía oral es importante. No es que vas a tomar 50 litros de agua por día, es un mito que si ingerís mucha agua vas a tener hidratada la piel. La hidratación con dos litros de agua al día es suficiente, pero aparte hay que realizar una hidratación y humectación a través de una crema, de una emulsión”.

Qué sucede con los pacientes con diabetes

“Para las personas que tiene diabetes, deben saber que hay que cuidar la piel, humectarla y siempre tener en cuenta los síntomas. Por ejemplo, el prurito – sensación incómoda irritante que crea deseo de rascarse y que puede afectar a cualquier parte del cuerpo –  es un indicador de que su glucemia no está controlada. Porque generalmente hay valores en cuanto a alteración en la metabolización de la glucemia que hacen que esas sustancias se depositen en la piel y puedan provocar ese prurito, que es lo que llamamos prurito urémico. Ese es un signo de alarma para que el paciente diabético consulte con su médico clínico y haga los controles respectivos”, recalca la dermatóloga.

En cuanto a su piel, deben tener cuidado con los accidentes, quemaduras o cualquier tipo de infección, ya sea por estafilococo, estreptococo, o por hongos. Se aconseja que revisen muy bien sus pies, evitar la humedad en esa zona del cuerpo. Hacer un examen dermatológico todos los días y ver que su piel esté intacta, y ante el mínimo cambio, hacer la consulta respectivamente.

Actualmente, el servicio está atendiendo mediante telemedicina y con turnos programados. Se puede acceder a una consulta llamando a Salud Escucha (0800-4444-999) o por la aplicación TucSalud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *