Categorías
Noticias

Trabajar desde casa para el exterior: cómo se “alquila” una cuenta afuera para traer los pagos a valor blue

El rebusque de trabajar desde casa para el exterior está en auge entre programadores, diseñadores, traductores y muchos otros. Incluso entre gente que dedica ratitos a hacer “mini changas” digitales. Se ofrecen como freelancers en plataformas globales, les pagan dólares o euros afuera, y recurren cada vez más a las criptomonedas y sus grises legales para traer al país sin pérdidas su dinero.

Las estrategias son múltiples. Pero la que más viene creciendo recurre a una maniobra llamativa: la de “pedir prestada” una cuenta bancaria en el exterior para recibir los pagos y luego redirigirlos al país en “modo cripto”.

Sucede que, con los métodos tradicionales, y debido al cepo cambiario, los dólares ganados terminarían siendo pesificados al tipo de cambio oficial (de menos de $ 100 por dólar).

Por eso muchos freelancers empezaron a pedirles a sus clientes del exterior que les paguen no en dólares ni en euros, sino en bitcoins o -mejor aun- en stablecoins.

¿Qué son las stablecoins? Criptomonedas conocidas como “dólares digitales”, que siempre están en paridad 1 a 1 con el dólar y que en Argentina se pueden cambiar por pesos a valor blue (como detalla esta nota).

Ahora bien, este “truco cripto” tiene una limitación importante. Principalmente: ¿qué hacer si el cliente de afuera no acepta pagar en criptomonedas?

La solución de “alquilar” una cuenta

Suele pasar, de hecho, que muchos contratantes sólo admiten transferir dólares o euros comunes a cuentas tradicionales de su país, cuyos datos el freelancer debe pasar.

¿Abrir una cuenta propia en el exterior es posible desde la Argentina? En algunos casos sí, pero muchos prefieren evitarlo por sus costos y por las dificultades para traer el dinero cobrado en ellas.

Así, la táctica que cada vez más freelancers usan es “alquilar” una cuenta: pedir una “prestada” por un rato, sólo para concretar estas operaciones.

¿Y a quiénes se la piden? A empresas que se dedican a brindar ese servicio: facilitan una cuenta bancaria afuera, reciben el pago, lo convierten a criptomoneda y lo envían al freelancer. Por supuesto, a cambio de una comisión.

Cobrar con criptomonedas un trabajo hecho afuera resulta mucho más rápido y sencillo que en dólares. Foto Archivo
Cobrar con criptomonedas un trabajo hecho afuera resulta mucho más rápido y sencillo que en dólares. Foto Archivo

La demanda, en alza

Uno de los servicios de ese tipo que más están utilizando los freelancers argentinos es Bitwage, una firma nacida en 2014 en San Francisco que pone a disposición cuentas en Estados Unidos, Gran Bretaña y el resto de Europa.

Esta startup facilita los cobros para quienes desde todo el mundo hacen trabajo para empresas de todo tipo, desde gigantes como GoogleFacebookUber, Airbnb, GE y American Express hasta firmas casi desconocidas.

“La plataforma se usa en más de 100 países y Argentina hoy está entre los 5 principales mercados”, dijo Raúl Ortiz, jefe de Desarrollo de Negocios de Bitwage para Latinoamérica.

“​El uso por parte de los argentinos comenzó a despegar en 2019, impulsado por las restricciones cambiarias. Y luego, en pandemia, los usuarios activos crecieron un 300%​ en promedio”, agregó.

Bitwage, la web que "presta" cuentas bancarias para cobrar afuera. Foto Captura
Bitwage, la web que “presta” cuentas bancarias para cobrar afuera. Foto Captura

Según Ortiz, quienes más demandan el servicio actualmente aquí son personas que trabajan para el exterior en desarrollo de softwarediseño, servicio al cliente y traductores o intérpretes.

La plataforma ofrece la opción de recibir los pagos en criptomonedas típicas como bitcoin (BTC) y ethereum (ETH). Pero los argentinos, según Ortiz, mayormente piden cobrar en “dólares digitales”: las stablecoins DAI y USDC.

Para arrancar, tener un criptomonedero

Para poder realizar el procedimiento el trabajador debe primero contar con un wallet o monedero virtual capaz de recibir los “dólares digitales”, bitcoins o ethereum pagados.

Un monedero de ese tipo se puede obtener gratis en “casas de cambio virtuales” como RipioSatoshitangoBuenbitLetsbit o SeSocio. O en mercados de intercambios entre particulares, como Paxful o Binance.

En esas plataformas el trabajador también podrá, en unos pocos pasos, vender las criptomonedas recibidas para obtener pesos a valor de mercado o bien -en algunos casos- dólares, y transferirlos a su cuenta bancaria (CBU) o virtual (CVU).

Paxful, una de las plataformas que ofrece un monedero para recibir criptomonedas y luego cambiarlas a pesos. Foto Captura
Paxful, una de las plataformas que ofrece un monedero para recibir criptomonedas y luego cambiarlas a pesos. Foto Captura

Paso a paso, cómo es la maniobra

Para hacer un cobro con Bitwage, cuya web está en inglés pero tiene ayuda en español, el procedimiento es el siguiente:

1°) Registración. El trabajador se da de alta presentando sus documentos. La verificación tarda hasta 48 horas.

2°) Preferencias de cobro. En el menú “Distributions”, el trabajador detalla cómo quiere recibir los pagos: en qué criptomoneda (USDC, DAI, CUSD, BTC o ETH) y en qué monedero (ingresando el código único de su wallet).

3°) Datos del pagador. Hay que informar todos los datos del cliente del exterior y en qué moneda pagará (reciben dólares, euros, libras y otras) . Debe ser una empresa (no un particular) y no hace falta que tenga ninguna relación ni acuerdo con Bitwage.

4°) Datos bancarios. Si todo está en regla, Bitwage entrega entonces los datos de una cuenta bancaria radicada en el mismo país del pagador. Así, el trabajador ya le puede enviar esa información a su cliente para que abone con una transferencia local.

5°) Cobro en cripto. Apenas el pago del cliente se acredita, Bitwage lo convierte a la criptomoneda elegida a precio de mercado. Y, en menos de 24 horas, hace el depósito en el criptomonedero del trabajador.

Cuáles son los costos de “alquilar cuentas”

Por recibir un pago en dólares y entregar DAI, por ejemplo, Bitwage retiene un 2% sobre el total más 5 dólares. Si se elige cobrar en USDC, un 2% más 15 dólares. Y si se quiere recibir BTC o ETH, un 4,5%. 

Ese es el primer costo a tener en cuenta. Luego, al convertir las criptomonedas a pesos o dólares en el mercado argentino, los precios y condiciones varían según la plataforma elegida.

Algunos exchanges cobran una comisión al vender las cripto o al extraer los fondos a una cuenta bancaria, pero otras no.

Buenbit, por ejemplo, no cobra esas comisiones y este jueves permitía vender cada “dólar digital” DAI recibido a $ 163,20, un valor un poco más alto que el blue.

En Buenbit cada "dólar digital" recibido podía venderse este jueves a $ 163.20.
En Buenbit cada “dólar digital” recibido podía venderse este jueves a $ 163.20.

Las dudas legales y cambiarias

Ahora bien, ¿cómo es la convivencia entre este creciente fenómeno y lo que ordenan las leyes argentinas respecto de cómo debería realizarse un cobro a un cliente del exterior?

José Luis Ceteri, especialista en temas tributarios, explicó que la normativa de referencia es la que regula las exportaciones de servicios.

“Ya sean monotributistas o estén en el régimen general, los freelancers tienen que hacer una factura E -de exportación- al cobrar sus ventas”, detalló.

Y amplió: “Ese ingreso está exento de IVA y de Ingresos Brutos. Pero las divisas obtenidas deben liquidarse“. Es decir, venderse por pesos en el mercado cambiario argentino al valor oficial.

Ahora, ¿qué pasa si lo que cobró el freelancer no fueron técnicamente divisas (dólares o euros), sino criptomonedas? Ahí las cosas ya no son tan claras porque la legislación no fue hecha previendo algo así.

También es incierto determinar que un pago internacional en criptomoneda haya sido recibido o no en el “exterior”, ya que los wallets de origen y de destino no están en ningún país, sino en servidores distribuidos en todo el mundo.

Marcos Zocaro, especialista en Tributación y autor del libro Manual de criptomonedas, consideró que el tema está rodeado de dudas e indefiniciones.

Zocaro indicó que el Banco Central obligó en 2019 a traer al país y liquidar (a precio oficial) los cobros por exportaciones de servicios en hasta “5 días hábiles a partir de la fecha de su percepción en el exterior o en el país, o de su acreditación en cuentas del exterior“.

“Si el cobro fue en en especie, como lo son las criptomonedas, y no en divisas, esa norma daría a entender que no existe obligación de liquidar. Aunque también hay un decreto que obligó a liquidar el ‘contravalor‘ de la exportación, y se discute si las criptomonedas deberían considerarse o no como ‘contravalor'”, agregó el tributarista.

De cualquier modo, Zocaro entiende que, si la empresa de afuera pagó en criptomoneda, “por la literalidad de la norma, al no ser divisa, no habría obligación de liquidarla”.

“Hay que hacer la factura E en dólares o euros, aclarando que el pago se hizo en criptomoneda“, precisó.

A través de distintas plataformas es posible aceptar trabajos que ofrecen empresas de distintos países. Foto AFP
A través de distintas plataformas es posible aceptar trabajos que ofrecen empresas de distintos países. Foto AFP

La gran pregunta es qué pasa al recibir un pago en criptomoneda mediante una “cuenta prestada” por una empresa como Bitwage.

¿Debería considerarse como un cobro en especie (sin obligación de liquidar)? ¿O como un cobro en dólares (sí afectado por la obligación), pese a que los dólares en cuestión nunca pasaron por una cuenta propia del freelancer?

Tampoco en esto los especialistas dan una respuesta tajante. Sí remarcan que hasta ahora no se conocen casos de freelancers con sumarios abiertos por el Banco Central por no haber liquidado una exportación de servicios cobrada en criptomoneda.

“En todo caso, para aprovechar la poca claridad en la normativa, al hacer la factura E, al freelancer que cobra por Bitwage le convendría aclarar que como pago recibió criptomonedas“, aconsejó Zocaro./ clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *