Categorías
Noticias

La Justicia dejó en libertad al hombre que mató a dos personas cuando conducía borracho

El conductor que hace tres semanas mató a dos personas a las que embistió cuando manejaba bajo los efectos del excesivo consumo de alcohol quedó en libertad por orden de la Justicia. El 17 de mayo, Alan Amoedo, de 26 años, marcó 2,07 gramos de alcohol por litros de sangre en el test, después de que arrollara a Anahí Vignolo, de 29 años, y Rodrigo Burgos, de 31, quienes estaban al lado de un auto descompuesto, estacionado en la banquina de la avenida Circunvalación.

Horas antes del choque, Amoedo había publicado historias en su cuenta de Facebook en las que se lo veía sentado en la butaca del conductor de un VW Vento, en el que iba con una botella de cerveza en la mano mientras escucha música a todo volumen. Esas imágenes las compartió cerca del mediodía; después fue el choque, con el mismo coche.

Por el accidente murieron Anahí y Rodrigo, que había ido a auxiliarla. Fernanda Guardia, también de 31, sufrió politraumatismos varios. Todos esperaban, al lado de dos autos, a que llegara la grúa porque el vehículo en el que iban las mujeres había tenido un desperfecto.

Los tres vehículos, luego del choque mortal en la avenida Circunvalación, en Córdoba
Los tres vehículos, luego del choque mortal en la avenida Circunvalación, en CórdobaJavier Ferreyra/La Voz

El fiscal a cargo de la investigación, Tomás Casas, ordenó la liberación de Amoedo, quien continúa imputado por el delito de doble homicidio culposo agravado. El hombre se abstuvo de declarar y se limitó a negar los hechos. La pena prevista para esa carátula es de seis años de cárcel.

Las familias de las víctimas repudiaron la decisión judicial. La madre de Anahí, Natalia, dijo: “Estamos indignados. El fiscal se está manejando de una manera formal, mirando esto como un accidente de tránsito y no lo está tomando como un crimen vial”. Su abogado pidió el cambio de carátula a homicidio simple agravado por la cantidad de víctimas. En este caso, la pena va de 8 a 25 años de cárcel.

Las mujeres habían tenido un problema mecánico en el Suzuki Fun en el que iban y por eso llamaron a Burgos, quien era amigo, para que las ayudara./Lanacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *