Categorías
Noticias Policiales

Se burlaron de él y regresó con una escopeta para atacarlos

Imagen ilustrativa

La policía procuraba anoche la aprehensión de un joven que en la noche del lunes atacó a escopetazos a un grupo de hombres que jugaban al fútbol en una cancha iluminada de Graneros.

Siete de los deportistas terminaron con lesiones de poca gravedad tras el impacto de los perdigones esparcidos durante los disparos. Recibieron los primeros auxilios en el Centro Atención Primaria (CAPS) local y luego fueron derivados al Hospital Regional “Miguel Belascuain” de Concepción.

Ahí permanecieron internados hasta la mañana de ayer cuando fueron dados de alta. Según testigos, el agresor arribó al campo deportivo con una escopeta recortada que habría sacado de la casa de su abuela. Sin mediar palabra, habría efectuado al menos tres disparos. Enseguida huyó. El muchacho, que sería menor, está individualizado y se está en procura de su aprehensión.

“Desconocemos por ahora los móviles del ataque. No se descarta que el joven haya actuado bajo los efectos de alguna sustancia prohibida. Eso se determinará en las investigaciones y pericias que se iniciaron y se profundizarán una vez aprehendido el atacante” dijo el comisario mayor Raúl Cornejo, jefe de la Regional Sur de la Policía.

Vecinos de la zona sostienen que el agresor habría reaccionado a bromas que le habrían hecho algunos de los futbolistas, pues momentos antes del encuentro estuvo en la cancha y se retiró enfurecido por las mofas del que habría sido objeto. Momento después regresó armado. En el caso interviene el fiscal Miguel Varela, de la Fiscalía de Graves Delitos.

Heridos de Aguilares
Hasta ayer solo permanecía una joven internada en el Hospital Regional “Miguel Belascuain” de las 17 víctimas que en la madrugada del lunes fueron embestidas por una camioneta en la traza nueva de la ruta 38 en Aguilares. En total eran unos 30 los muchachos y chicas, de entre 18 y 25 años, que permanecían bebiendo y bailando sobre la calzada a la altura del terraplén del puente elevado sobre la ruta 331. Una camioneta Toyota Hilux que se dirigía al sur los atropelló alrededor de las cinco. El conductor, asustado y con temor a ser atacado en represalia, huyó del lugar y se dirigió directamente a la comisaríal a alertar sobre lo ocurrido. La mayoría de las víctimas, según se informó, sufrieron quebraduras y politraumatismos de poca gravedad. En un primer momento 17 jóvenes ingresaron al hospital local; luego cinco fueron derivados, a causa de sus lesiones, hacia el de Concepción. En ese nosocomio se informó que solo sigue internada Agustina Sarmiento, de 17 años, con fracturas en piernas y brazos./ lagaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *