Categorías
Noticias Salud y Bienestar

Cómo detectar soplos cardíacos en niños

La cardióloga infantil del hospital del Niño Jesús, doctora María Susana Chicco Campos, ofreció detalles sobre soplos cardíacos en población de niños y la forma de detectarlos y diferenciar sus tipologías.

La profesional explicó que los soplos son signos que se detectan a través del examen físico, manifestados por un ruido que se distingue y se agrega a los ruidos normales del corazón.

“Los soplos en su gran mayoría -representado en una estadística de 8 cada 10 chicos- son funcionales o fisiológicos, también conocidos como ´inocentes´ y aluden a corazones normales en los que el ruido se debe solamente a la velocidad que toma la sangre adentro del corazón”, dijo y agregó que estos no generan problemas en el crecimiento, ni en el desarrollo o en la actividad física, ya que suelen desaparecer sin dejar secuelas.

Los soplos por malformación en la estructura del corazón –desde malformaciones sencillas a complejas que pueden requerir de cirugías- suelen detectarse de la mano del pediatra o médico de cabecera del paciente y son derivados a los cardiólogos que muchas veces sin necesidad de estudios complementarios pueden diferenciar si se trata de algo funcional o generado por cardiopatía.

“Normalmente las cardiopatías tienen aparte asociados síntomas como que el niño no aumenta de peso ni de talla, desarrolla muchos cuadros que simulan ser respiratorios pero que en realidad son cardíacos, disneas y falta de aire cuando realiza actividades físicas”, detalló Chicco Campos, en tanto agregó en este sentido los controles de crecimiento y desarrollo frecuentes por parte de los pediatras son fundamentales para efectuar detecciones tempranas y derivaciones oportunas.

Cabe destacar que los cuadros de fiebre pueden generar taquicardias y por ende soplos que pueden escucharse en guardia al momento de auscultar al paciente, pero es conveniente una consulta y control integral con el médico de cabecera y el especialista para descartar patologías cardíacas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *