Categorías
Noticias Sociedad

Alberto Cormillot y Estefanía Pasquini presentaron a su hijo

13

Alberto Cormillot y su esposa, Estefanía Pasquini, abandonaron hoy el Instituto Médico Mater Dei con Emilio, el primer hijo fruto de su relación. La pareja posó para los flashes con una alegría notoria, y presentaron así al pequeño.

El matrimonio recibió a Emilio el viernes, y fue el propio Cormillot quien, desde sus redes sociales, comunicó la feliz noticia. “Nació Emilio a las 00:05 del 17/9/2021. Está perfecto. ¡Estefi, también! ¡Somos mamá y papá!”, expresó el médico especialista en nutrición en Twitter las 0:45 del viernes. Por su parte, Pasquini le dedicó un tierno posteo a su hijo en su cuenta de Instagram. En la publicación se podía ver una foto de los pies del pequeño Emilio junto a la leyenda: “Imposible dormir, si no puedo parar de mirarlo”.

Cormillot y Pasquini, saliendo del Instituto Médico Mater Dei
Cormillot y Pasquini, saliendo del Instituto Médico Mater Dei

Emilio es el tercer hijo de Cormillot, quien es papá de Adrián, de 47 años, y de René, de 55. Originalmente, la pareja había comunicado que tenía programada una cesárea para el 21 de septiembre, pero el bebé se adelantó.

“Estaba programada [la cesárea] para el martes, pero ayer Estefi empezó a sentir dolor y le dije: ‘Bueno, vamos así te quedás más tranquila’. Pero vinimos sin nada porque creímos que era una falsa alarma y empezó el trabajo de parto acá [en referencia a la clínica]. Mientras le estaban haciendo el monitoreo empezó a tener más contracciones y le hicieron una cesárea”, contó Cormillot en diálogo con el programa de eltrece, Nosotros a la mañana.

Emilio nació el viernes y pesó 3.300 kilos
Emilio nació el viernes y pesó 3.300 kilos

Asimismo, el nutricionista añadió: “Nació bien, con 3.300 kilos y ahora debe estar como en 4 kilos con la cantidad de leche que está tomando (risas). Se prendió enseguida, toma mucha teta. Estefi está emocionada, no lo quiere dejar en la cuna, lo tiene todo el tiempo con ella”.

Cormillot, de 83 años, se casó con Pasquini, 48 años menor que él, el 8 de diciembre de 2019, y en marzo de este año confirmaron que iban a convertirse en padres. “Primero, todo el viento en contra cuando me decían que era imposible y una vez que pasó tres meses al hilo de pérdidas, llegando a las guardias para hacerme las eco y ver si aun estaba, llorando, angustiada”, contaba Estefanía en un posteo a un mes de convertirse en mamá. Según su relato, Cormillot tenía que esperar afuera del hospital cada vez que acudía de emergencia a la guardia. “No hay nada que no hayamos pasado que no haya valido la pena, no hay nada por lo que no volvería a pasar por tener a Emilio creciendo adentro mío”, expresaba.

Cormillot, feliz con la llegada de su tercer hijo
Cormillot, feliz con la llegada de su tercer hijo

No hay día que no me despierte agradeciendo el marido que me tocó y este embarazo que por fin llegó y que esta vez lo pude sostener, hay que estar muy fuerte emocionalmente con uno y con la pareja para atravesarlo. Fueron meses difíciles donde no quería ni moverme por miedo, con mucha medicación, pero de a poco todo fue mejorando y las alegrías que llegan te hacen olvidar cualquier sufrimiento”, afirmó. Por su parte, Cormillot habló sobre lo que significa para él ser padre a su edad.

Cormillot y Pasquini, en el día de su casamiento
Cormillot y Pasquini, en el día de su casamiento

En diálogo con LA NACION, el nutricionista había contado cómo había sido el proceso del embarazo. “Nunca me imaginé siendo padre. No es que un día me levanté y dije: ‘Qué ganas de ser padre’. No, tenía ganas de estar con Estefi y de armar una vida y una familia con ella. No tuve el deseo así aislado sino que tuvo que ver con ella. Es un proyecto de armado de una familia con la persona que yo amo, que es joven, para que pueda tener un hijo. Me alegro por la alegría que tiene ella. Yo no cedí, ella no me lo pidió, salió de mí”, había expresado.

En cuanto a la relación con su esposa, añadía: “Ella pensaba que no se iba a enamorar más. En los últimos 10 años no se había enganchado con nadie, tampoco sabía si quería tener un hijo. Cuando nos encontramos le dieron ganas de tener un hijo. Es como lo que pasa en cualquier otra pareja, con la salvedad de que tengo muchos años más”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *