Categorías
Noticias Política

A quién le habla cuando habla Alberto Fernández

El presidente de la Nación, Alberto Fernández tomó juramente a los nuevos integrantes del gabinete, entre ellos ninguna mujer, lo que demuestra categóricamente que la paridad de género es para un slogan oficial no una política de estado.

El Presidente le tomó juramento a Juan Manzur en la Jefatura de Gabinete de Ministros; Santiago Cafiero en Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto; Aníbal Fernández en Seguridad; Julián Domínguez en Agricultura, Ganadería, y Pesca; Jaime Perzyck en Educación, y Daniel Filmus en Ciencia, Tecnología e Innovación. Además, Juan Ross se hizo cargo de la Secretaría de Comunicación y Prensa.

En su mensaje hacia adentro del peronismo expresó: “No me van a ver atrapado en disputas innecesarias, en disputas internas, mi única preocupación es que los argentinos vuelvan a hacer felices después de tantas desdichas vividas en los cuatros años que me antecedieron y los dos de pandemia”.

Luego reiteró lo dicho en otras oportunidades al afirmar que “el domingo pasado el pueblo de la Nación dio un veredicto y expliqué que yo, como todos nosotros, somos parte de un movimiento que sabe escuchar las demandas populares, la voz del pueblo y va tomar cuenta de los reclamos, de qué cosa habremos hecho mal, de en qué nos habíamos equivocado, qué cosas no llegamos a hacer y debemos acelerar. En realidad a lo largo de la semana escuché a muchos y muchas. Porque quiero cumplir con mi palabra de entender el porqué la gente votó como votó”.

Se mostró fortalecido frente a la interna con Cristina Fernández que no estuvo presente el en acto, lo que no necesita ninguna explicación sobre el estado en que se encuentra la relación entre ellos. A pesar que se cansan de afirmar descaradamente que “la interna ya se terminó”.

Otra de las infinitas contradicciones que acompañan a Alberto Fernández se dio cuando explicó el motivo de la elección de Juan Manzur, en ese momento expresó: “no es casual que haya preferido que un gobernador norteño se haga cargo de la Jefatura de Gabinete. Lo hice por la convicción de que en ese Norte tenemos que trabajar muchísimo para lograr esa igualdad tan deseada y postergada. El compromiso con ese Norte es invariable desde siempre. La Argentina federal es algo que me gusta que ocurra. Vamos a profundizar lo que hemos hecho para que esa realidad ocurra”.

Simplemente para cotejar el discurso con la realidad de los 19 ministerios que hay en el gobierno nacional solo dos están ocupados por personas provenientes del interior. Uno de ellos es Manzur, aunque su pertenencia al interior la retomó para ser vicegobernador y gobernador de Tucumán. Antes pertenecía a la tropa política de BsAs. y siempre mira a ese territorio como su lugar de destino. La prensa hegemónica y militante sostiene que aspira a ser presidente de la Nación, es más, le asignan chances de lograrlo.

Aníbal Fernández volvió a lo conocido, que es llenar el espacio de palabras y elucubraciones sueltas, falacias y afirmaciones cruzadas, mareando al mismo vocabulario. No se olvidó de destratar a los periodistas, por quienes siente un marcado desprecio y los trata como seres inferiores. Su autoestima es inversamente proporcional a la falta apreciación positiva que la mayoría de los argentinos tienen por él. Solo cabe recordar que perdió la elección como candidato a gobernador con María Eugenia Vidal. En esa elección de 2015 obtuvo solo el 35% de los votos de la provincia de Buenos Aires.

En el acto estuvieron presentes los gobernadores de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Catamarca, Raúl Jalil; de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Santa Fe, Omar Perotti; de La Rioja, Ricardo Quintela; de Salta, Gustavo Sáenz, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, además participarán por videoconferencia los mandatarios de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Formosa, Gildo Insfrán; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y el vicegobernador de San Juan, Roberto Gattoni.

El presidente no se dirigió en ningún momento al país. Habló para los peronistas, a pesar que le gusta repetir que Perón había establecido que “primero está la patria, luego el movimiento y por último los hombres”. Dijo que no cree en una Argentina de privilegios, como si no hubiese sido un actor central del “Olivosgate” e ignorando que en su gobierno ocurrieron las vacunaciones VIP.

A la crisis económica, a la pauperización creciente por la imparable inflación, a la elevada tasa de desocupación y al enquistado déficit fiscal Argentina tiene que convivir con un presidente que aniquiló el valor de la palabra, ya que se encargó de contradecirse con una frecuencia propia de un adolescente que va por la vida sin preocupaciones. Con la diferencia que Alberto Fernández está al frente del país.

De Nuestra Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *