Categorías
Cultura Noticias

Premios Emmy 2021. Lo mejor y lo peor de la ceremonia

El domingo se llevó a cabo la edición número 73 de los Emmy, premios que destacan lo mejor de la producción televisiva norteamericana. La gran ganadora fue The Crown, la producción de Peter Morgan para Netflix, que cosechó nada menos que siete estatuillas, incluida la de mejor serie dramática. En tanto, en comedia se impuso Ted Lasso con cuatro premios -incluido el máximo galardón de la categoría- y el galardón a la mejor miniserie fue para Gambito de dama.

En esta nota, un repaso por los altibajos de una ceremonia que careció de grandes momentos, pero que también brindó el espacio necesario para que diferentes artistas puedan brillar.

*LO MEJOR

Muchas producciones tuvieron su momento para lucirse

Jean Smart, emocionada con su cuarto Emmy; en este caso, el premio lo recibió por la serie de HBO Max, Hacks
Jean Smart, emocionada con su cuarto Emmy; en este caso, el premio lo recibió por la serie de HBO Max, HacksTelevision Academy

Con excepción del gran triunfo de The Crown -posiblemente el resultado más anunciado en las predicciones-, en esta ocasión la Academia televisiva decidió no concentrar todas sus estatuillas en un solo lugar. De esta manera, Ted Lasso recibió galardones para tres actores de su gran elenco (Brett Goldstein, Hannah Waddingham y Jason Sudeikis), además de llevarse el premio a mejor comedia. Sin embargo, en dicho rubro la producción de Apple TV+ no arrasó por completo. Por el contrario, una ficción más indie como Hacks (que se encuentra disponible en HBO Max) se alzó con el Emmy en las categorías de mejor actriz para Jean Smart, mejor guion y mejor dirección. En cuanto al peleado rubro de las miniseries, Gambito de dama se llevó el Emmy más importante (además del reconocimiento a Scott Frank como director), pero la Academia también decidió premiar el excelente guion de I May Destroy You, de Michaela Coel, y los brillantes trabajos de Kate Winslet, Julianne Nicholson y Evan Peters en Mare of Easttown.

La noche de las mujeres

Ya lo dijo la realizadora Jessica Hobbs cuando ganó el Emmy: “Quiero reconocer a quienes me allanaron el camino para que esto suceda”. Por primera vez en la historia de los premios, dos mujeres se alzaron con estatuillas a mejor dirección en una misma ceremonia: en drama ganó Hobbs por The Crown, y en comedia Lucia Aniello, por Hacks. Además, se destacó el trabajo de otras artistas como Michaela Coel, quien merecidamente recibió el Emmy como guionista. “En un mundo que nos tienta a ver la vida de los demás para saber cómo nos sentimos con nosotros mismos, y para tener la necesidad de ser constantemente visibles porque eso es sinónimo de éxito, yo les digo que no tengan miedo de desaparecer por un rato y observar qué les trae el silencio”, expresó la actriz y directora de la aclamada miniserie de HBO. Por otro lado, Kate Winslet, ganadora del Emmy por su indeleble rol en Mare of Easttown, le agradeció al creador de la ficción, Brad Ingelsby, por concebir mujeres imperfectas que fomenten la identificación. Asimismo, Jean Smart fue ovacionada al alzar su cuarto Emmy por Hacks, al igual que Debbie Allen, una verdadera artista que recibió el galardón a la trayectoria y que pidió a los jóvenes que creen nuevas historias y que marquen el camino hacia el futuro.

Michaela Coel se llevó el Emmy al mejor guion de miniserie y brindó un poderoso discurso
Michaela Coel se llevó el Emmy al mejor guion de miniserie y brindó un poderoso discursoCaptura de pantalla

¿La perlita? La actriz Jennifer Coolidge, quien presentó un galardón, pero dirigiéndose a los hombres nominados con ironía: “Quiero que todos sepan que lograron superar el difícil escollo que les puso esta industria de ser hombres, felicitaciones a todos”, expresó la comediante, quien este año brilló en la miniserie The White Lotus.

*LO REGULAR

Cedric the Entertainer no le hizo honor a su apodo

Cedric the Entertainer, un anfitrión que dejó sabor a poco
Cedric the Entertainer, un anfitrión que dejó sabor a pocoTelevision Academy

Cedric Antonio Kyles, el actor y comediante encargado de llevar adelante la entrega, tuvo algunos pasos de comedia divertidos pero no consiguió darle una impronta que evite las odiosas comparaciones con otros hosts del pasado. De hecho, en su afán por promocionar la sitcom que protagoniza, The Neighborhood, fue apuntalado en un momento de la noche por sus compañeras de la producción, pero el ida y vuelta no terminó llegando a buen puerto. Como consecuencia de la pandemia, muchas ceremonias de la industria habían probado exitosamente seguir adelante sin un maestro de ceremonias, o con éste haciendo pequeñas intervenciones, como Jimmy Kimmel en los Emmy 2020. Por lo tanto, si nos preguntamos qué aportó Kyles en el armado de esta entrega, la respuesta sería que muy poco, ya que él mismo se saboteó con monólogos deslucidos que no lograban conectar con el público. Como prueba tenemos las apariciones esporádicas de Stephen Colbert y John Oliver quienes, al pisar el escenario, hicieron mucho más con apenas un chiste que Cedric the Entertainer en toda la noche.

*LO MALO

Una apertura musical sin ritmo ni charme

A partir de la pandemia, la reestructuración de las entregas de premios presentaron un desafío para los productores (tomemos como ejemplo los premios Oscar de este año, un paso en falso que incluso los propios Emmy no decidieron destacar con la estatuilla), y solo los Grammy lograron una perfecta combinación de música en vivo, escenarios al aire libre y dinamismo. Es cierto que los Emmy no tienen como “bastón” a músicos en los que apoyarse, y quizá por eso hayan optado por abrir la ceremonia con dos instancias, una de ellas, precisamente, una apuesta musical. En primer lugar, se emitió un montaje de las series nominadas que carecía de inspiración, sobre todo si tenemos en cuenta el tiempo que tienen los organizadores para la edición de un clip de apertura.

En segundo lugar, el olvidable numero musical liderado por Cedric the Entertainer en homenaje al fallecido rapero Biz Markie con la canción “Just a Friend”, que fue adaptada al mundo de las series y a cómo éstas se convirtieron en salvavidas durante la pandemia. La incorporación a la performance de actores como Billy Porter, Mandy Moore y Rita Wilson no sumó demasiado y reflotó la discusión de qué vuelta se le pueden encontrar a estas ceremonias -esta tuvo dos epicentros, Los Ángeles y Londres- para que, aún con sus limitaciones, resulten llevaderas y ofrezcan un plus, como el sketch de los eternos perdedores del galardón, por lejos el único segmento con un dejo de inspiración.

No olvidemos que los Emmy cierran la temporada de premios para la TV, por lo cual ya hay un desgaste a priori que debió haber sido contemplado. ¿Otra vez será?/ lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *