Categorías
Cultura y Entretenimiento Noticias

Felizmente se retiró la randa con el nombre “Montoneros” de Casa Histórica

El colectivo “La Lola Mora – Trabajadorxs de las artes Tucumán” anunció a través de un comunicado la decisión de “bajar” la muestra “Randa Testigo”, que formaba parte de la exposición “Revés de trama” en el Museo Nacional de la Independencia de la Casa Histórica. El trabajo había generado repercusiones a nivel nacional, luego de que distintos sectores interpretaran la obra como una reivindicación a la agrupación “Montoneros”.
El colectivo de artistas ratificó su postura en rechazo a esa mirada y brindó detalles sobre las razones que llevaron a retirar la muestra: “Ante las amenazas y la violencia ejercida, se realizó una reunión con las autoridades de la Dirección de Museos Nacionales y Secretaria de Patrimonio, en la que informaron que, ante la creciente violencia y para preservar y resguardar la integridad física de las personas y del museo, se decidía bajar la muestra en la sede del Museo de la Casa Histórica. Se solicitó que las mismas autoridades se encargasen de la comunicación de la decisión, pero ante la demora/falta de respuesta y las crecientes confusiones generadas al respecto, nuestra colectiva brinda esta crónica de los hechos”, expresaron en “La Lola Mora” en el texto publicado en sus redes sociales.

Ante esta situación, Carlota Beltrame, autora de la obra cuestionada, se lamentó por la repercusión negativa que tuvo la muestra. “Me he sentido muy mal por todas las cosas que surgieron por parte de unos irresponsables e intolerantes. Me sorprendió y me dolió mucho esta situación. Hay personas con las que no se puede negociar porque son fanáticos”, señaló.

Y ratificó que “hubo amenazas de ingresar y romper las muestras que había en la Casa Histórica. También amenazaron al personal del museo. Por eso decidimos, para preservar el patrimonio y la integridad de los trabajadores, levantar la obra”.

En cuanto a la reacción de ciertos sectores “fanáticos” y “intolerantes”, contó que “a mí me insultaron, pero a otras personas las amenazaron. Me sentí muy responsable por la violencia que sufrió la Directora del Museo, Cecilia Guerra, y por eso había ofrecido levantar mi obra pero preservar el resto de la muestras. Finalmente, no se pudo y es una lástima que así sea”.

“Se le dio una interpretación errada de lo que quería expresar con mi obra. La intención era convocar a la reflexión y visibilizar un hecho muy bizarro que ocurrió en la Casa Histórica que forma parte de nuestra historia. Nunca reivindicamos el hecho, simplemente lo hicimos visible. Estoy segura que todos los que criticaron la obra nunca fueron a verla ni preguntaron de qué se trataba. Mucha gente si se acercó y se interiorizó. Después poder decir esto no me gusta, pero siempre con respeto y tolerancia”, remarcó. /Primera Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *