Categorías
Educación Noticias

Salta. La presencialidad en las aulas avanza lentamente

La Resolución 439 del Ministerio de Educación de la Provincia habilitó a las escuelas públicas de Salta a comenzar a diseñar la vuelta paulatina hacia la presencialidad plena. Esto no quiere decir que todos los chicos y estudiantes de todos los niveles ya pueden ir al colegio como lo hacían regularmente antes de la cuarentena por la pandemia de COVID-19.

La secretaria de Gestión Educativa, Roxana Dip, informó que el Ministerio de Educación aprobó la adecuación del Plan Jurisdiccional de Retorno a Clases en todos los niveles educativos y modalidades de educación pública de gestión estatal y privada, en aquellos establecimientos que puedan asegurar una distancia de 90 centímetros entre los alumnos.

Preocupan las variantes, pero se apuesta a las reaperturas
En la mañana de ayer muchos de los directores y directoras de escuelas comenzaron a trabajar en la planificación para que los estudiantes regresen a las clases presenciales sin la división en “burbujas”, por la que los alumnos se dividen en grupos que asisten separados.

Muchos de los padres que ya están ansiosos porque sus hijos regresan al régimen tradicional de clases que funcionaba antes de la pandemia se toparon con un freno en las instituciones educativas de la ciudad de Salta.

La distancia de 90 centímetros entre estudiantes no permite “pinchar las burbujas” porque, en muchas escuelas, el espacio físico disponible no alcanza.

En la mayoría de los colegios privados, en cambio, ya quedó atrás la lógica de dividir a los chicos en grupos que van tomando clases presenciales y virtuales alternadamente.

El COE (Comité Operativo de Emergencias) determinó que por ahora corresponde establecer un esquema de “normalidad controlada”, en el que ninguna actividad se encuentre suspendida y solo algunas estén limitadas a lo estrictamente necesario para garantizar la prevención de los contagios.

Por ahora queda claro que muchos de los grados de las escuelas de Salta tendrán que seguir con la estrategia de alternar clases virtuales con las presenciales.

La recomendación que llegó desde el Grand Bourg para las escuelas primarias fue la de darles prioridad a los grados de iniciación y terminalidad, por lo que se están diseñando los mecanismos para el regreso de los chicos de primero, segundo y séptimo. Pero esto recién se hará efectivo desde mañana. Para hoy, el feriado por el Día del Estudiante impone una tregua.

El Ministerio de Educación de la Provincia aprobó la adecuación del Plan Jurisdiccional de Retorno a Clases,con presencialidad segura en los establecimientos en que el espacio físico permita mantener la distancia de 90 centímetros. Ese es el principal condicionante.

“La presencialidad plena para los pocos grados que tienen prioridad recién será para la próxima semana”, estiró el plazo una directora de escuela céntrica.

En la escuela Martín Miguel de Güemes comienza primero, segundo, sexto y séptimo, de los dos turnos, recién mañana. En la Remedios de Escalada, volverán también primero, segundo y sépitmo. El resto de los grados seguirán con burbujas por días o semanas.

Espera

“La presencialidad plena no se dio aún”, dijo la directora de la escuela Martín Miguel de Güemes, Sandra Aguilar.

“Nosotros estamos evaluando la resolución 439, estudiando el espacio áulico que tenemos y contrastando con la matrícula de la escuela. Es por eso que analizamos que, por ahora, el regreso pleno de cuatro divisiones, de los dos turnos, recién será para el miércoles 22 de septiembre”, dijo la directiva.

En el nivel medio las cosas están muy parecidas, con el agravante de que hay muchos secundarios en Salta que están ubicados en edificios no aptos para la enseñanza y el aprendizaje. Funcionan en viejas casonas con habitaciones convertidas en aulas. Allí las medidas de los espacios se disminuyen drásticamente, lo cual hace casi imposible el regreso pleno. A la falta de espacio se suma el problema de que las ventanas no son suficientes o adecuadas para la ventilación cruzada.

En el colegio secundario Arturo Illia tienen este condicionante y el director Marcelo Romano, junto a su vice María Albornoz, solo pueden asegurar el regreso a la presencialidad sin burbujas al tercer y quinto año del turno tarde.

Un colegio ubicado en una vieja casona del centro de ciudad no tiene las aulas preparadas para las disposiciones sanitarias y no hay forma de adaptarlas. “Tenemos aulas pequeñas porque esto es una casa adaptada. Entonces todo es muy difícil. Solo tenemos presencialidad sin burbujas en Inglés y en Educación Física, que se hacen al aire libre”, dijo Romano.

Los directivos aseguraron que irán avanzando como puedan y todos, especialmente los de primaria, pidieron paciencia a los padres, ya que se irán comunicando por los medios virtuales los cambios que se vayan dando./ eltribuno.com/salta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *