Categorías
Economía Noticias

Efecto “Precios Cuidados”: los súper ganan terreno frente a los autoservicios

En forma involuntaria, la implementación del congelamiento profundizó la brecha de precios entre canales, favoreciendo a los grandes supermercados. En el último bimestre, las ventas en las cadenas registran subas y retroceden en autoservicios y almacenes. En los canales más chicos, según la consultora Scanntech, “en noviembre el consumo se contrajo 4,2%, acelerando la caída versus el mes anterior”. Y acumulan un saldo negativo en el año del 8,1%.

Como contraste, las grandes superficies (Carrefour, Jumbo, Disco, Changomás, entre otras), capitalizan mejor la versión de Precios Cuidados que impuso el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, apenas asumió en octubre pasado. Ese mes, las ventas en las cadenas aumentaron 11,3% y en noviembre, otro 4%, señalan desde la consultora Nielsen. No sólo eso, sino que además, “los productos de Precios Cuidados representan el 35% de las ventas”, graficaron desde una cadena líder.

La disparidad de los resultados tiene que ver con varios factores, pero sobre todo con los controles de precios, que se concentran básicamente en las grandes cadenas. Feletti “acordó” fijar los valores para una canasta de 1.332 artículos, lo que constituye en un incentivo equivalente a una promoción. “Desde hace un tiempo el canal supermercado tiene una oferta de precios más agresiva que el autoservicio y también una mayor presencia de Precios cuidados”, señaló Gustavo Mallo, director de Scanntech.

Todo en un mercado que desde hace 4 años viene contrayéndose. Para los supermercados, explican los especialistas, la ventaja del congelamiento contrapesa con el menor margen de rentabilidad de esa canasta de productos. Y sobre todo, porque su participación en el negocio del consumo masivo ronda el 31%. El resto se lo reparten los autoservicios independientes, “los chinos”, almacenes, ferias, negocios barriales, fiambrerías y kioscos.

La medición de Scanntech apunta exclusivamente a ese segmento. En noviembre, dice el informe, las ventas cayeron en todo el país, pero sobre todo en el área metropolitana.

“Todas las familias de productos presentan retrocesos en lo que va del año: alimentos (-14,2%), cuidado personal (-8,4%), limpieza (-6,8%) y con menor impacto en las bebidas (1,9%)”, aseguran.

Los datos surgen de un relevamiento en alrededor de 1.100 puntos de venta, en los cuales se procesan más de 3,7 millones de tickets al mes. Otro aspecto clave es el contraste de valores: en noviembre y contra una inflación de 2,5% (2,1% en alimentos), los precios promedio en los negocios chicos y autoservicios “fue de 4,1% para la canasta de consumo masivo, acumulando un 43,6% en los primeros 11 meses del año”.

La brecha de precios con los autoservicios y almacenes no es nueva, aclaró una fuente del supermercadismo. “Precios Cuidados influyó, pero no fue lo único. También impactó la distorsión que ocasionó el anterior congelamiento de precios, que se aplicó en 2020 al inicio de la cuarentena”, explica. Lo cual propició otro efecto. “Muchos comerciantes prefieren abastecerse en los súper, porque tienen mejores precios que los de sus proveedores”, ejemplificó.

Javier Nielsen, especialista de la consultora Nielsen, explicó que las ventas en los súper aumentan por el impacto de Precios Cuidados, pero “también por la dinámica promocional muy agresiva que venían trayendo y que se potencia especialmente en esta época del año”. También aclara que “la baja de precios no se vio reflejada en el resto de los canales, más allá de reclamos y esfuerzos del Gobierno para que así sea”. El principal escollo es la dificultad para controlar un universo tan fragmentado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *