Categorías
Noticias Sociedad

Un rayo provocó un impactante incendio en Neuquén: ya destruyó 450 hectáreas de bosque

Un incendio que se originó por la caída de un rayo en la localidad de Aluminé, en Neuquén, provoca gran preocupación entre los brigadistas que no pueden controlar las llamas que ya arrasaron con 450 hectáreas de bosque nativo.

El secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara, informó que “80 brigadistas se encuentran en Quillén combatiendo el incendio sumado a dos helicópteros y dos aviones hidrantes“. Precisó que “están siendo afectadas 300 hectáreas de bosque nativo y 150 de bosque de pinos implantados por la entidad”.

“Este es un incendio que empezó con una tormenta eléctrica el jueves pasado; hubo muchos rayos y se prendió fuego alguna araucaria que posteriormente se cayó, porque van prendiendo por dentro, y abajo hay caña colihue y ñire achaparrado”, indicó.

El funcionario neuquino informó que “desde el domingo volvió el viento muy fuerte, así que está descontrolado“, informó sobre la situación climática que hace dificultar el combate contra el fuego. Según indican los pronosticadores, las mismas condiciones climáticas se mantendrán el resto de la semana.

En la zona hay muchas viviendas por la comunidad de Ruca Choroi. Lara señaló que no hay indicios de que haya afectado a alguna.

Sin embargo vehículos y personal se movilizaron desde la madrugada para realizar tareas de prevención y también de evacuación de pobladores.

En tal sentido, “se avanza con el plan de evacuación y se busca el resguardo de bienes, de ganado y de infraestructura, además de colocar equipos de agua para la protección de las poblaciones”, indicó el Ministerio de Ambiente de la Nación.

Se esperan para las próximas horas que lleguen otros 50 brigadistas de San Luis y Córdoba para ayudar y también reemplazar a quienes están exhaustos. 

Una situación que complejiza el accionar de brigadistas en estos casos es la condición de las vertientes de las montañas: “Están secas. En este campo hay un arroyo que normalmente en esta temporada tendría que estar mucho más crecido de lo que está. Del mismo están extrayendo agua con una manguera para llevar a los camiones internos. Es preocupante, las vertientes están así en todos lados”.

Desde el 1° de enero de este año hasta el 2 de diciembre se estima que fueron afectadas en todo el territorio nacional 302.451 hectáreas a causa de incendios forestales.

Desde el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) explicaron que un foco activo es aquel en el que el fuego se propaga libremente y puede crecer. Por su parte, el incendio contenido es el que mantiene su actividad pero por los trabajos realizados se detuvo el avance del fuego/frente, y controlado es cuando la línea de control quedó establecida definitivamente, anclada y asegurada, es decir que en se considera que no hay posibilidad de rebrotes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *