Categorías
Noticias Política

Martín Lousteau y un mensaje para el interior de JxC: “Hay que tener mejor contados los votos para pedir una sesión”

El senador Martín Lousteau habló sobre lo ocurrido en la Cámara de Diputados, donde el kirchnerismo logró torcer la voluntad de la oposición y por un voto consiguió la aprobación de su proyecto de modificaciones a la suba del mínimo no imponible de Bienes Personales.

Al respecto, Lousteau envió un mensaje interno a la propia coalición Juntos por el Cambio al expresar que “hay que tener mejor contados los votos para pedir una sesión especial”. La referencia tiene que ver con la ausencia de tres diputados de la oposición en la sesión de este martes (solicitada por JxC) que le permitió al oficialismo dar vuelta la historia.

“Hace rato que no había un Congreso tan parejo. Hay que tomar nota que el Congreso está parejo y que cualquier error genera estas consecuencias. Se podría haber dado vuelta la historia de esta votación”, enfatizó el legislador en declaraciones periodísticas.

De acuerdo a lo explicado por el economista, “el oficialismo aprovechó para meter un sablazo a los sectores de mayor poder adquisitivo y a reinstalar o prorrogar el tema que hay una alícuota diferencial para los bienes personales que están acá y los que están en el exterior, eso si se podría haber evitado”.

Al abordar el tema de la presión impositiva que existe en la Argentina, Lousteau señaló que “es consecuencia del enorme mal gasto que existe en la Argentina”.

En la sesión de la semana pasada en la que se fracasó la aprobación del presupuesto, toda la oposición se había unido por primera vez y con 130 votos obligó al oficialismo a tratar la baja del mínimo no imponible de Bienes Personales.

Sin embargo, en la sesión especial que convocaron para este martes no consiguieron superar los 125 legisladores, en consecuencia quedaron a 4 de alcanzar los 129 que exige el quórum. El debate arrancó media hora después, cuando el Frente de Todos y sus aliados bajaron al recinto, acto que presagiaba cómo terminaría la pulseada.

A JxC -que tiene 116 diputados- le faltaron Álvaro González (PRO) y Gabriela Brouwer de Koenig, del bloque Evolución, ambos de viaje, y Camila Crescimbeni (PRO), a quien el test previo a la sesión le dio covid positivo; un episodio que despertó suspicacias.

Tras este traspié de la oposición, Lousteau no sólo aconsejó contabilizar los votos antes de pedir una sesión especial sino que además sugirió cambiar el leitmotiv de la última campaña electoral sobre el rechazo a un aumento en la presión tributaria. “La promesa de Juntos por el Cambio más que no votó ningún aumento de impuesto debería ser no voy a votar ningún aumento de gasto”.

En este sentido, el ex ministro de Economía dijo que lo ideal sería “peinar todos los gastos que son innecesarios en la Argentina”. “Nuestro Estado funciona tan mal que es una sumatoria de capas geológicas que no funcionaron, pero se mantienen la asignación presupuestaria, la gente. Si en diez años no resolviste el problema es porque el programa no funcionó y si solucionaste algo el programa no tiene sentido. Esto que se crea algo y permanece por siglos en el Estado apunta al mal gasto”, explicó.

Lousteau aconsejó “tener la disciplina” y enfatizó que “para bajar la presión tributaria en la Argentina hay que reacomodar el gasto en la Argentina”.

La pelea por el presupuesto

Lousteau también opinó sobre el fracaso del proyecto de presupuesto enviado por el Gobierno y señaló que la iniciativa “no se aprobó porque no es un presupuesto, tiene un montón agujeros que la propia Oficina de Presupuesto del Congreso mostró”.

“El oficialismo pretendía aprobar el presupuesto en menos de 14 días, era más rápido que el presupuesto de 2002 que se aprobó contrarreloj un trimestre mas tarde para poder lidiar con ese año especial”, apuntó en referencia a lo ocurrido durante la crisis de 2001.

El senador aclaró que “podría haber presupuesto” si desde el oficialismo “revisan esas cuestiones” que indicaron tanto analistas como referentes de la oposición y la propia Oficina de Presupuesto del Congreso. “Lo podemos aprobar en enero, en febrero, en marzo, corrigiendo todas esas cosas y que salga el presupuesto que inicie un proceso más virtuoso en la discusión con el Fondo Monetario“, agregó.

“Antes de discutir con el Fondo Monetario tenemos que discutir qué queremos de la Argentina y tener más fortaleza colectiva para la negociación porque hay cosas que ni el oficialismo, ni la oposición, queremos que pasen en la Argentina por la negociación con el Fondo”, remarcó.

De acuerdo a su interpretación, el ministro de Economía, Martín Guzmán, puede tener un presupuesto nuevo en enero, “pero no quiere por una postura política”.

Finalmente, el economista apuntó que “a Guzmán le viene bien” la no aprobación del presupuesto “porque sabe que este presupuesto va a tener que ir a discutirlo con el Fondo y así lo puede discutir desde otro lugar”. Incluso aventuró que “va a terminar pasando que Guzman reconozca que este presupuesto no sirve”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *