Categorías
Noticias Sociedad

¿Cómo pasar las fiestas con familiares que vemos una vez por año?

Navidad y Año Nuevo son fechas que invitan al encuentro y a la posibilidad de disfrutar con nuestros seres queridos. Pero también es cierto que pueden propiciar conflictos a la hora de elegir con quienes compartirlas y el modo de comunicarnos. Te proponemos claves para transitarlas con alegría, celebración y balances equilibrados.

Aquí 7 tips que te ayudarán en estas celebraciones

Ser Empáticos

Al ser fechas de balances y reflexiones personales, la perdida de algún familiar es bastante probable y puede generar tristeza, la gran mayoría en estas épocas de pandemia tienen algún amigo, vecino, conocido o familiar que no la ha pasado bien o que ha fallecido a causa del covid-19

Así que muchas personas suelen afrontar estas fiestas con el ánimo bajo, por ello debemos tener especial empatía.

Construir la relación

Prepará disparadores: ten una lista mental de temas para hablar y cosas para preguntar: cómo fue un evento puntual, un cumpleaños, traé algo vos tambien para compartir bueno que te haya pasado, etc.Que la situación no pese mas que la relación es uno de los consejosQue la situación no pese mas que la relación es uno de los consejos

Comunicación Asertiva

“Que la situación no pese mas que la relación”. Al tratarse de familiares que no vemos por mucho tiempo es probable que haya muchas ganas de hablar compartir o incluso debatir. Es allí donde salen temas políticos, deportivos, religiosos entre otros.

Es clave que al conversar sobre estos temas haya un acuerdo explicito de acordar-desacordar ¿Cómo es esto? Acordar desacordar significa explicitar de ante mano que más allá de las posiciones tomadas por cada uno (aun mas entre tragos y bebidas que enaltecen las posiciones) se prioriza la relación por sobre todos los temas.

Más escuchatoria y menos oratoriaUn brindis con el compañero ideal (Crédito: Getty)Un brindis con el compañero ideal

Hay familiares que suelen tomar el protagonismo y no dejan hablar a los demás. Hay que saber escuchar a los demás y estar callados, dos oidos y una boca, escuchar el doble de lo que hablamos para poder conectar con el otro. Una cosa es no participar en una conversación y otra es monopolizarla.

Convivir en paz:

La paz trasciende la calma, tiene que ver con estar en armonía con nuestras perdidas y nuestras ganancias. Es entender que queremos celebrar una noche sin conflictos de por medio.

Respetar, no juzgar ni entrometerse o tener actitudes indiscretas con respecto a la forma de vida del otro ya que podemos herir o incomodar.

No te tomes las cosas de manera personalEn las relaciones uno más uno no es dos, sino uno más grande, como si a una gota de agua le sumaras otra gota de agua, se hace una gota de agua más grande
(Getty Images)En las relaciones uno más uno no es dos, sino uno más grande, como si a una gota de agua le sumaras otra gota de agua, se hace una gota de agua más grande

No tiene que ver con que no te importe lo que te diga un familiar o amigo, simplemente significa que el árbol no te tape el bosque, ni la peor ofensa. Ni el peor desaire habla de vos sino del otro. Combustionar como el fuego que avanza por que tranforma en combustible todo lo que tiene a su paso, es tranformar las cosas que te tomas de manera personal, en aprendizaje o simplemente un comentario que habla mas del otro que de ti mismo.

Este punto es importante sobre todo cuando hay diferencias generacionales, que es cuando se dan comentarios y preguntas de personas sin ningún tipo de filtro; es importante entender que no es algo personal con vos y ni siquiera tiene que ver con vos, es su perspectiva, su subjetividad y en una noche de celebración no vas a cambiar ningún chip mental a esos familiares.

11= 1 más grande

En las relaciones uno más uno no es dos, sino uno más grande, como si a una gota de agua le sumaras otra gota de agua, se hace una gota de agua más grande.Estamos a una conversación de distancia del otro. Si realmente tienes interés y quieres construir la relación, seguramente haya espacios y tiempos para hacerse previo a las fiestas, entre fiestas o luego de las fiestas, para acercarte a ese familiar y poder hacerlo.

La paz y la armonía constituyen la mayor riqueza de la familia” (Benjamin Franklin)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *