Categorías
Cultura Noticias

Teatro Colón. Abel Pinto emocionó cantando la Misa Criolla (video)

El escenario del Teatro Colón vibró con una nueva interpretación de la Misa Criolla y Navidad Nuestra. Con la inigualable voz de Abel Pintos, el CHANGO SPASIUK en el acordeón y el apoyo del Coro Estable del Teatro Colón, se vivió una noche conmovedora, que se vio durante la Nochebuena.

Fue la última presentación de la programación 2021. Y el teatro porteño eligió cerrar el año con estas dos obras cumbres de la música argentina para homenaje a su autor, el aclamado compositor Ariel Ramírez, que el pasado 4 septiembre hubiese cumplido 100 años.

Está claro que gran parte del impresionante y emotivo despliegue se debió al hecho de que la dirección musical estuvo en manos de su hijo, Facundo Ramírez, que también ejecutó el piano. El concierto se pudo ver en vivo en la web del teatro y por la plataforma Vivamos Cultura.

Además de Pintos, Spasiuk y el Coro Estable dirigido por Miguel Martínez, se sumó el Coro de Niños del Colón que comanda César Bustamante. El grupo se completó con Rodolfo Ruiz en charango, Tukuta Gordillo en aerófonos, Leonardo Andersen en guitarra, Lucas Rosen en bajo y Ulises Lescano en la percusión.

“Junto a mi papá, un gran poeta y un gran historiador escribió unos versos maravillosos. Me refiero a Félix Luna. Ellos compilaron buena parte de las canciones más hermosas de nuestro cancionero popular argentino”, contó Facundo, pianista, compositor y director de teatro.

“Esta noche es especial porque celebramos los 100 años del nacimiento de mi viejo, y porque este encuentro fue propuesto por el Teatro Colón de la Ciudad de Buenos Aires”, agregó quien se formó con Ana Gelber, Antonio De Raco, Guillermo Graetzer, Catherine Collard (Francia) y en la Hochschule für Musik (Viena).

“Que la sala más importante de música de nuestro país haya decidido rendirle un homenaje a la música de Ariel Ramírez es para celebrar. Lo celebro con todo mi corazón. Desde hace casi un año que estamos conversando para armar el programa, y para decidir el formato de este concierto que ustedes van a escuchar y disfrutar esta noche”, cerró Ramírez.

Cerca del final del concierto, Abel Pintos también compartió unas palabras en un Colón colmado: “Muchas gracias a todos ustedes por habernos acompañado, también a los que están viendo desde sus casas. Para mí y para todos los que estamos aquí es verdaderamente un honor poder homenajear y poder recordar con música al gran maestro Ariel Ramirez”, arrancó.

Y añadió: “La música de Ariel, así como suena y alegra en el mundo entero, era necesario y justo que sonara y alegrara aquí, en esta catedral de la música del mundo, como lo es el Teatro Colón”.

Una pieza fundamental de la cultura argentina

Compuesta y grabada por el músico y compositor Ariel Ramírez en 1964, la Misa Criolla es una de las obras folclóricas de mayor difusión en el mundo. Una síntesis de la esencia de la música tradicional argentina y el espíritu de la liturgia católica, su trascendencia superó largamente las fronteras de ambos universos.

Por eso se convirtió en una obra de alcance global que atravesó, no sólo los límites geográficos, sino los de otros géneros musicales tanto como los de otras religiones, que hicieron propio tanto su contenido artístico como el mensaje que encierra.

La Directora General del Teatro Colón, María Victoria Alcaraz, remarcó la importancia de este concierto: “Nos llena de orgullo poder realizar esta celebración aquí en el teatro y homenajear a un gran artista como lo es Ariel Ramírez. Su obra es una pieza fundamental indiscutible de la cultura y la tradición argentinas y poder compartirla con el público, junto a la dirección musical de su hijo, Facundo Ramírez, es de una emoción inigualable”, dijo Alcaraz.

En esa línea, el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, sostuvo que “es muy importante por dos motivos: rinde homenaje a uno de los compositores más trascendentes de nuestra cultura y lo hace interpretando la Misa Criolla, una pieza fundamental de nuestra identidad y de nuestras raíces‘.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *