Categorías
Mundo Noticias

Falleció Desmond Tutu, símbolo de la lucha contra el “apartheid” y Premio Nobel de la Paz

El arzobispo anglicano Desmond Tutu, un ícono de la lucha contra el “apartheid” en Sudáfrica, que fue distinguido con el Premio Nobel de la Paz, murió este domingo en Ciudad del Cabo, a los 90 años. El anuncio fue realizado por el presidente de ese país, Cyril Ramaphosa.

El mandatario sudafricano expresó, en nombre de todos sus compatriotas, “su profunda tristeza tras la muerte” de esta figura esencial de la historia de aquel país.

Tutu fue distinguido con el Nobel de la Paz en el año 1984, debido a su activismo no violento contra el régimen de segregación racista del “apartheid”, el brutal régimen sudafricano de opresión contra la mayoría negra de su país.

El alegre y directo clérigo empleó su púlpito como primer obispo negro de Johannesburgo, y después como arzobispo de Ciudad del Cabo, así como frecuentes manifestaciones públicas, para movilizar a la opinión pública contra el racismo dentro y fuera de Sudáfrica.

La trayectoria de Tutu estuvo marcada por una constante defensa de los derechos humanos, algo que lo llevó a desmarcarse en numerosas ocasiones de la jerarquía eclesiástica para defender abiertamente posiciones como los derechos de los homosexuales o la eutanasia.

“La muerte del arzobispo emérito Desmond Tutu es otro capítulo de pérdida en la despedida de nuestra nación a una generación de destacados sudafricanos que nos legaron una Sudáfrica liberada”, señaló Ramaphosa.

Quién fue Desmond Tutu

Desmond Mpilo Tutu nació el 7 de octubre de 1931 en Klerksdorp, una localidad al oeste de Johannesburgo, y se convirtió en profesor antes entrar en el St. Peter’s Theological College de Rosetenville en 1958 para formarse como sacerdote.

Fue ordenado en 1961 y seis años más tarde se convirtió en capellán en la Universidad de Fort Hare. Después vivió en el pequeño reino africano de Lesotho y en Gran Bretaña, antes de regresar a su país en 1975.

Se convirtió en obispo de Lesotho, presidente del Consejo Sudafricano de Iglesias y, en 1986, en el primer arzobispo anglicano negro de Ciudad del Cabo. Fue detenido en 1980 por participar en una protesta y más tarde se le confiscó el pasaporte por primera vez.

Lo recuperó para viajar a Estados Unidos y Europa, donde se reunió con el secretario general de Naciones Unidas, el papa y otros líderes religiosos.Nelson Mandela lo nombró presidente de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación. Foto: ALEXANDER JOE / AFP

Nelson Mandela lo nombró presidente de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación

En 1995, durante el gobierno de Nelson Mandela, Tutu fue nombrado como presidente de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación, que fue creada con el objetivo investigar casos de violaciones a los derechos humanos en el marco del “apartheid”. 

En los últimos años, se había mantenido alejado de la vida pública debido a su avanzada edad y a los problemas de salud que arrastraba desde hacía un tiempo, incluido un cáncer de próstata.

Su última aparición pública había sido en unas breves imágenes en vídeo emitidas el día de su 90 cumpleaños (el pasado 7 de octubre), un aniversario que su fundación celebró con una conferencia virtual en la que participaron, entre otros, el máximo líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, la activista mozambiqueña y viuda de Nelson MandelaGraça Machel, o la expresidenta irlandesa Mary Robinson.

El elogio del Presidente: “Fue un patriota sin igual”

A través de un comunicado, Ramaphosa calificó a Tutu como “un patriota sin igual; un líder de principios y pragmatismo que dio sentido a la percepción bíblica de que la fe sin obras está muerta”.

El mandatario sudafricano destacó además que se trataba de “un hombre de extraordinario intelecto, integridad e invencibilidad contra las fuerzas del apartheid” que, a la vez, “era tierno y vulnerable en su compasión por aquellos que habían sufrido opresión, injusticia y violencia bajo el apartheid, y personas oprimidas y oprimidas en todo el mundo”.

También valoró que Tutu, “como presidente de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, expresó la indignación universal por los estragos del apartheid y demostró de manera conmovedora y profunda la profundidad del significado del ubuntu, la reconciliación y el perdón”."Desmond Tutu fue un patriota sin igual", afirmó el presidente Cyril Ramaphosa. Foto: AP / Archivo

“Desmond Tutu fue un patriota sin igual”, afirmó el presidente Cyril Ramaphosa

“Puso sus amplios logros académicos al servicio de nuestra lucha y al servicio de la causa por la justicia social y económica en todo el mundo”, amplió el presidente sudafricano, en un comunicado emitido por el ministro en la Presidencia, Mondli Gungubele.

En paralelo, recalcó que “en su vida, rica en inspiración pero desafiante, Desmond Tutu superó la tuberculosis, la brutalidad de las fuerzas de seguridad del apartheid y la intransigencia de los sucesivos regímenes del apartheid”.

“Ni Casspirs, ni los gases lacrimógenos ni los agentes de seguridad pudieron intimidarlo o disuadirlo de su firme creencia en nuestra liberación”, valoró.

Ramaphosa agregó que Tutu “se mantuvo fiel a sus convicciones durante nuestra administración democrática y mantuvo su vigor y vigilancia mientras hacía rendir cuentas al liderazgo y las florecientes instituciones de nuestra democracia en su forma inimitable, ineludible y siempre fortalecedora”.

“Oramos para que el alma del Arzobispo Tutu descanse en paz, pero que su espíritu sea el centinela sobre el futuro de nuestra nación”, completó el presidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *