Categorías
Noticias Política

Jaldo: “Tucumán no va a aumentar ningún impuesto”

El gobernador, Osvaldo Jaldo, participará del encuentro que encabezará el presidente, Alberto Fernández, este lunes a las 17 en Casa Rosada, para la firma con gobernadores de un nuevo Consenso Fiscal para 2022 que, entre otros puntos, impondrá un tope máximo para las alícuotas de los distintos impuestos de cada jurisdicción, protegerá la autonomía y las facultades tributarias propias de los distritos.

Al respecto, Jaldo informó: “Hoy a las 17, en Capital Federal, vamos a firmar la mayoría de los gobernadores de los distritos argentinos un pacto fiscal que tiene que ver con la actitud que tiene el Gobierno nacional en la persona del presidente, Alberto Fernández, del jefe de Gabinete, Juan Manzur y del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, que son quienes van a encabezar este acto”.

Sobre ello, el Mandatario tucumano dijo: “Lo que estamos haciendo es recuperar autonomía de las provincias. En gobiernos anteriores se firmaron pactos fiscales para sacar créditos en el Fondo Monetario Internacional (FMI)” y dijo que, como consecuencia, “a las provincias las condicionaron a firmar pactos fiscales y compromisos de difícil cumplimiento”.

Con este pacto fiscal, “las provincias tendrán la posibilidad de manejar cada una su cuestión tributaria, tomar las decisiones de manera unilateral y de acuerdo a las necesidades que tenga  cada uno de los distritos”.

A su vez, declaró: “Nosotros valoramos mucho la actitud del Presidente y todo su equipo. Al margen de poder tomar decisiones tributarias, también tenemos facultades para diseñar nuestros presupuestos sin limitaciones. Siempre las limitaciones en los presupuesto y en los gastos son los recursos. En una buena administración no se puede gastar más de lo que recauda. Tucumán tiene un presupuesto con superávit. Estamos cumpliendo todos nuestros compromisos sociales”.

Asimismo, dijo. “Este pacto fiscal reconoce algunas pautas que tenemos que cumplimentar a título de sugerencia en el tiempo. Como nos dan autonomías también hay ciertas limitaciones”, lo cual posibilitará al Gobierno central impulsar negociaciones con sus acreedores.

Y comentó que el Gobierno nacional tiene “una gestión muy compleja, donde la oposición dejó sin presupuesto, no al Presidente, sino a la República Argentina. No le votaron la herramienta más importante que debe tener un Gobierno nacional, provincial y municipal, que es el presupuesto que fija los ingresos y los egresos para ser ejecutado en el año. Hoy la Argentina no tiene proyección en el año 2022, ni de ingresos, ni de egresos”.

Este acuerdo federal, señaló, “es la herramienta más importante que va a tener el Presidente para salir ante el mundo a refinanciar deudas, hablar con acreedores en general y en particular con el FMI, y buscar inversiones”.

Sobre el impacto del Consenso Fiscal en la provincia, comentó: “Tucumán no va a aumentar ningún impuesto producto de este acuerdo federal. Seguirá teniendo un presupuesto con superávit porque no vamos a resignar ningún recurso que le corresponda a los tucumanos”.

Jaldo también comentó: “Tucumán está acompañando al Gobierno federal, dándole un instrumento que hoy, al no tener presupuesto, la Nación necesita más que nunca. Un consenso federal que muestra un acuerdo institucional y político de todos los gobernadores del país hacia el Gobierno nacional. El acuerdo nos sirve a las provincias pero también le da sustentabilidad en el tiempo al Gobierno que encabeza el doctor Alberto Fernández”.

Alcances del Consenso Fiscal, punto por punto: 

– Las provincias y la Ciudad de Buenos Aires durante 2022 podrán legislar un impuesto a un aumento de riqueza obtenido por herencias, legados, donaciones y anticipos de herencia.

– Aplicar alícuotas máximas para el impuesto sobre los Ingresos Brutos: para agricultura, ganadería, pesca, minería de 0,75%; industria manufacturera, 1,50%; construcción, 2,5%; comercio, 5%; hoteles y restaurantes, 4,5%; comunicaciones 5,5%; telefonía celular 6,5%; intermediación y servicios financieros 9% (créditos hipotecarios exento); actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler 5%; servicios sociales y de salud 4,75%. Estos nuevos porcentajes implican subas en varios rubros como comunicaciones y servicios financieros.

– Las actividades dentro de agricultura, ganadería, pesca y minería que vendan a consumidores finales quedarán sujetas, en relación a esas operaciones, a la alícuota máxima establecida para comercio.

– Mantener desgravados los ingresos provenientes de las actividades de exportación de bienes (excepto los vinculados con actividades mineras o hidrocarburíferas y sus servicios complementarios) y los ingresos provenientes de prestaciones de servicios cuya utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el exterior del país.

– Se gravará el comercio electrónico de servicios digitales prestados por sujetos radicados, residentes o constituidos en el exterior a consumidores o empresas domiciliados, radicados o constituidos en jurisdicción provincial y la CABA. Esto incluye el servicio de suscripción online para acceso a entretenimiento (música, videos, transmisiones audiovisuales y juegos) y la intermediación en la prestación de servicios a través de plataformas digitales (hoteleros, turísticos y financieros) y las actividades de juego que se desarrollen o exploten a través de cualquier medio digital.

– Establecer una alícuota máxima del 3,5% a la transferencia de inmuebles, del 3% a la transferencia de automotores y del 2% para el resto de contratos y operaciones alcanzadas por este tributo.

– Las provincias y la CABA solo podrán incrementar el stock de deuda denominada en moneda extranjera solo en los casos de líneas de financiamiento con organismos bilaterales o multilaterales de crédito, desembolsos pendientes, incrementos de stock generados por administración de pasivos, canjes o reestructuraciones y amortizaciones de capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *