Categorías
Mundo Noticias

Síntomas del empobrecimiento en Latinoamérica. Ecuador: el 2021 fue su año más violento de la década

El 2021 fue el año más violento de la década en Ecuador, según datos de la Policía Nacional reproducidos este martes por medios ecuatorianos.

Entre el 1 de enero y el 27 de diciembre de este año se registraron en Ecuador 2.440 muertes violentas, entre asesinatos, homicidios, femicidios y sicariatos, lo que se traduce en 1.099 muertos en episodios violentos más que el año pasado.

Los datos revelan que la tasa de homicidios, el principal indicador para medir la inseguridad, se ubicó en 13,7 muertes por cada 100.000 habitantes, por encima de 12,3 que se registró en 2012.

Andrés de la Vega, docente universitario y consultor en Seguridad, explicó al diario ecuatoriano El Expreso que uno los factores que explican este incremento de la inseguridad es la “destrucción del tejido social”.

Apenas 30 de cada 100 ecuatorianos en edad de trabajar tienen un empleo. Al haber menos oportunidades, las personas son más vulnerables a vincularse con economías ilegales, como el microtráfico y el contrabando, entre otros, explicó De la Vega.

“Un segundo factor: Hay menos resultados de la Policía para generar una sociedad segura. ¿Por qué la Policía es menos eficiente? Creo que es la falta de control y falta de medios económicos para su adecuada gestión”, evaluó el experto.

La principal motivación de las muertes es la criminalidad, que está muy asociada al tráfico de drogas.

La Policía rompió este año su récord histórico de incautaciones al secuestrar 203 toneladas de drogas, el 80% de ellas cocaína.

Hoy Guayaquil tiene una tasa de homicidios de 21 muertes por cada 100.000 habitantes, lo que la ubica como la urbe más insegura del país, solo comparable con la violencia de las ciudades de otros países como El Salvador Brasil.

Para el legislador Ramiro Narváez, de la Comisión de Seguridad, las cifras muestran tres hechos: que se necesita un Ministerio de Seguridad Integral, que la seguridad es el tema que más preocupa a la gente y que se necesita la articulación de los tres poderes.

Entre los factores que se destacan en la destrucción del tejido social, el informe señaló en primer lugar la economía con la pandemia del coronavirus y sus consecuencias: destrucción del empleo, cierre de negocios y aumento de la pobreza asociado a la crisis del petróleo que se inició en 2016.

Además, el narcotráfico y la influencia negativa que el proceso de paz de las FARC en Colombia tuvo en Ecuador, que es un país de tránsito y abastecimiento: Colombia produce más de 1.200 toneladas de cocaína y Ecuador proporciona sus puertos, combustible y precursores químicos.

La situación de las cárceles es otro factor, con 329 presos asesinados en las prisiones en 2021, muy por encima de los 51 asesinados el año anterior, por criminalidad asociada a las drogas y malas condiciones en las prisiones.

Asimismo, el informe sindicó como otra causa la situación política, especialmente los ocho cambios de gabinete que se han dado en los últimos meses con una transición de Gobierno en el medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *