Categorías
Noticias Policiales

Cayó una “usina” de facturas truchas integrada por contadores, escribanos y abogados de Buenos Aires

Una banda dedicada a crear y emitir facturas falsas que otorgaban a empresas para que obtuvieran crédito fiscal y de esta manera evitar el pago de impuestos nacionales, fue desbaratada hoy tras una serie de allanamientos realizados en estudios contables, escribanías y locales comerciales, informaron fuentes policiales.

LA DENUNCIA DE LA AFIP

Todo comenzó a raíz de una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) luego de detectar emisiones de facturas por parte de un grupo de empresas sin el correspondiente giro comercial.

Voceros policiales informaron que, de acuerdo a la denuncia, sólo en el período 2015-2016 esas empresas facturaron cerca de 17 millones de pesos.

Iniciado el expediente, a cargo de la jueza Alicia Vence, del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 2 de San Martín, los agentes de la División Lavado de Activos de la Policía Federal Argentina (PFA) determinaron que las empresas no solo eran “sellos de goma”, sino que formaban parte de un entramado societario del cual sus directores eran personas con bajos recursos, sin domicilios reales, y cuyo único objetivo era actuar como una “usina de facturas”.

HABÍA CONTADORES, ESCRIBANOS Y ABOGADOS

Posteriormente los investigadores pudieron establecer que la organización estaba conformada por contadores públicos, escribanos y abogados que creaban sociedades fantasmas con las que emitían facturas “legales” en beneficio de otras empresas.

Éstas últimas se beneficiaban con el saldo del Impuesto al Valor Agregado (IVA) Compras, que les permitía dejar de pagar los respectivos tributos por el IVA Ventas, informaron fuentes policiales.

Con las pruebas recolectadas, la jueza Vence ordenó quince allanamientos que se llevaron a cabo hoy en domicilios particulares, en sedes de escribanías y en estudios contables.

Como resultado de los procedimientos se logró el secuestro de más de 400.000 pesos en efectivo, las computadoras desde las cuales se emitieron las facturas apócrifas y documentación que prueba la creación de las empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *