Categorías
Noticias Policiales

Santa Fe. Atacó con doce puñaladas a su compañero de celda

Un preso que cumple condena en la Unidad 16 de Pérez fue imputado por atacar con doce puñaladas a su compañero de celda, que logró salvar la vida por la intervención de los carceleros. Los testimonios del personal penitenciario, de otros internos y de la víctima fueron esgrimidos como evidencia en la audiencia judicial. El detenido fue imputado por intento de homicidio simple y se le dictó la prisión preventiva por dos años, es decir que en ese lapso no podrá gozar de las salidas transitorias.

El fiscal de Homicidios Alejandro Ferlazzo imputó al interno Rodrigo Martín V. el delito de tentativa de homicidio simple en una audiencia realizada por zoom la mañana de este miércoles. La jueza Melania Carrara hizo lugar al pedido de la fiscalía y fijó la prisión preventiva por el plazo legal de dos años. Si bien el acusado ya estaba en prisión, transitaba una etapa de la pena que le permitía gozar de salidas transitorias y ahora ese beneficio se verá cancelado.

De acuerdo con la imputación, el ataque ocurrió a las 10 de la mañana del domingo 2 de enero al interior de la Unidad Penitenciaria Nº 16 de Pérez cuando el acusado se encontraba en su celda, la 231 del pabellón 2. En ese lugar fue acusado de “haber asestado ocho puñaladas con un elemento corto punzante en la zona lumbar y en la espalda a su compañero de celda, todo ello con la finalidad de provocarle la muerte”.

La víctima fue el preso Nahuel B., quien sufrió además heridas en el abdomen a la altura de la fosa ilíaca izquierda, en el hombro izquierdo y los dos brazos. Según consignó el fiscal, “tal situación fue advertida por dos internos que se encontraban realizando tareas de cuarteleros”. Por ese motivo el preso “no logró conseguir el resultado buscado ante la eficaz intervención del personal del Servicio Penitenciario que irrumpió en su celda”. De inmediato el personal médico de la cárcel asistió a B. y ordenó su urgente traslado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.

Como evidencias de la imputación el fiscal enumeró las actas del hecho, el informe del médico de guardia de la cárcel, las fotos de dos cuchillos secuestrados en el interior de la celda y las imágenes que tomó el Gabinete Científico Forense en el lugar. A esto se sumó la declaración que prestó ante personal policial el preso herido, además de los testimonios de otros internos, celadores y el jefe de vigilancia de la cárcel.

La jueza hizo lugar a la imputación, dispuso la prisión preventiva del imputado y rechazó los pedidos de la defensa para morigerar el arresto. Además ordenó remitir a la Unidad Penitenciaria una copia del audio y video de la audiencia “ante la probable existencia de elemento electrónico de uso prohibido” al interior de la celda.

Asimismo, dispuso poner en conocimiento de la junta del Organismo Técnico Criminológico que evalúa al preso “de la forma de conducirse de Rodrigo V. en la audiencia, provocando interrupciones a la magistratura y a la Fiscalía”, a fin de que dicha cuestión sea tenida cuando se elaboren los informes de conducta “en relación al tramo de ejecución de la pena en que se encuentra”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *