Categorías
Mundo Noticias

Emmanuel Macron calificó de “irresponsables” a quienes no se vacunan

El jefe de Estado de FranciaEmmanuel Macron, asumió “por completo” este viernes sus polémicas declaraciones de esta semana sobre las personas no vacunadas contra la COVID, a las que calificó de nuevo de “irresponsables” a tres meses de las elecciones presidenciales.

“Creo que era mi responsabilidad dar un poco la voz de alarma, es lo que hice esta semana, para que las cosas puedan avanzar más rápidamente”, dijo en una conferencia de prensa conjunta con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

“Algunos pueden haberse sentido impresionados por una manera de hablar que parece coloquial y que asumo por completo”, agregó el mandatario francés.El presidente francés, Emmanuel Macron, en una conferencia de prensa conjunta con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. Foto: REUTERS

El presidente francés, Emmanuel Macron, en una conferencia de prensa conjunta con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen

“A mí, lo que me impresiona es la situación [sanitaria] en la que estamos. La verdadera fractura del país es esta, cuando algunos hacen de su libertad, que se convierte en una irresponsabilidad, un eslogan”, completó. 

Macron alegó este viernes que “ser ciudadano implica tener derechos y deberes”, pero que los deberes se anteponen a los derechos, y subrayó que la imposición de restricciones a quienes no están inmunizados es una estrategia extendida en Europa.

“Es un movimiento completamente europeo. La mayor parte de países ponen restricciones a la vida social diciendo que si no estás vacunado no tienes acceso a tal lugar o tal actividad”, añadió desde el Elíseo.

Macron consideró que están obligados a hacerlo por quienes sí han hecho el esfuerzo de vacunarse y por quienes “se dejan llevar por discursos oscurantistas, de miedo, y no se protegen, cuando la ciencia, la investigación y la excelencia tecnológica europea sí lo permiten”.

El origen de la controversia

Macron había dicho en una entrevista publicada el martes por el diario Le Parisien que quería “fastidiar hasta el final” a las personas no vacunadas, unas inesperadas declaraciones que le valieron las críticas de toda la oposición, de la izquierda radical a la ultraderecha.

El mandatario liberal, que todavía no confirmó su candidatura a la reelección, utilizó en francés el verbo “emmerder”, un registro coloquial que sorprende en un jefe de Estado y que se puede traducir como “joder”, “molestar”, “fastidiar” o “complicar la vida”.

Para los observadores, con esta polémica, Macron intentó aglutinar detrás de él a los partidarios de la vacunación e imponer el tema de la pandemia de COVID-19, en una precampaña electoral protagonizada por los temas de derecha: migración e inseguridad.

Las personas no vacunadas “no solo ponen en peligro la vida del resto, sino también limitan la libertad de los demás y eso no puedo aceptarlo”, subrayó este viernes Macron, reiterando que su estrategia para salir de la crisis sanitaria pasa por “vacunar, vacunar, vacunar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *