Categorías
Noticias Sociedad

Ideas de especialistas para tener un nuevo año laboral en pandemia con menos estrés

Es época de vacaciones o, al menos si no nos encontramos de receso en nuestros trabajos, el ritmo laboral en estas semanas suele ser distinto y permitir un espacio de reflexión.

Dejamos atrás el segundo año de pandemia y estamos ingresando en el tercero, esto condiciona muchas situaciones de la vida laboral y ha generado innumerables cambios, no solamente en torno del teletrabajo o la vuelta a la presencialidad.

Como una forma de acercar elementos de reflexión en torno de nuestra trayectoria laboral aquí se recopilan una serie de consejos de terapeutas para poner en práctica en 2022 en el ámbito profesional.

1- Cuando uno se siente abrumado por las tareas, hay que actuar en vez de quedarse quietos

Un problema que surge repetidamente en las sesiones de terapia es la necesidad de cerrarse cuando la persona se siente abrumada en el trabajo. El intento de evitación, de no hacer nada, es una forma habitual que se usa para intentar sentirnos mejor temporalmente. La psicoterapeuta Shannon García, consultada por Huffpost, aseguró que trabaja con sus pacientes para “hacer algo en lugar de nada” con quienes se sienten abrumados en el trabajo. Incluso si es solo una cosa. Esto ayudará a reducir la lista de tareas pendientes y evitará que los sentimientos de abrumamiento empeoren mañana.

Las preguntas necesarias en estos casos serían:: ¿Para qué tengo realmente energía hoy? ¿Qué tarea me dará el mayor rendimiento del dinero? ¿Qué tarea puedo realizar primero para aliviar la mayor parte del estrés? Se puede empezar por ahí.

2- Elegirse a uno mismoEs necesario elegir el propio bienestar equilibrando trabajo y vida personal. Tener en claro los objetivos que cada cual tiene en la vida contribuirá en estoEs necesario elegir el propio bienestar equilibrando trabajo y vida personal. Tener en claro los objetivos que cada cual tiene en la vida contribuirá en esto

La psicóloga Tanisha M. Ranger llama a las personas a elegirse a sí mismas. Es necesario elegir el propio bienestar equilibrando trabajo y vida personal. Tener en claro los objetivos que cada cual tiene en la vida contribuirá en esto. Y si no se sabe cuáles son los propios objetivos es bueno tomarse el tiempo para descubrirlos que se desea realmente de la vida y la profesión. Es hora de bajarnos de esa rueda de hámster y comenzar a priorizar nuestras propias necesidades. Otro consejo de la terapeuta es descansar y otro elegir una actividad o pasatiempo que uno disfrute hacer para precticarla, aunque no redunde en dinero, solo por placer.

3- Límites claros entre la vida laboral y personal

“Vivimos en una sociedad que valora la productividad, los horarios ocupados y el exceso de trabajo a diario. Es importante establecer límites claros en su vida laboral para poder cuidarse mejor, recomienda Katheryn Perez. Permitirse descansar y tomar los días libres que corresponden y no dedicar todo el día al trabajo, eso permitirá recuperar energías, cuidar la salud y ser más productivos.

4- Concentrarse en el aquí y ahora

“Si lo está pasando mal o está luchando, entonces tiene sentido. Estamos viviendo un trauma crónico” debido a la pandemia, dijo la psicóloga Elizabeth Cohen. No podemos predecir para siempre cómo van a ser las cosas. Esté tan presente y consciente como pueda en este momento que está viviendo, es su recomendación. “No se preocupe por todo el año, solo concéntrese en esta hora o en este momento“.

5- ¿Qué quiero hacer?“Descubra lo que realmente quiere y trabaje para lograr ese objetivo. Si el desorden de los últimos dos años ha cosechado algún beneficio, es que muchos han descubierto lo flexible y adaptativo que puede ser el trabajo”“Descubra lo que realmente quiere y trabaje para lograr ese objetivo. Si el desorden de los últimos dos años ha cosechado algún beneficio, es que muchos han descubierto lo flexible y adaptativo que puede ser el trabajo”

“Descubra lo que realmente quiere y trabaje para lograr ese objetivo. Si el desorden de los últimos dos años ha cosechado algún beneficio, es que muchos han descubierto lo flexible y adaptativo que puede ser el trabajo”, considera el psicólogo Ryan Howes.

Con tantas posibilidades, la pregunta más importante suele ser la más difícil de responder para las personas: ¿qué quiero? ¿qué es lo que más me apasiona? ¿Es dinero, flexibilidad, trabajo significativo, creatividad, excelentes compañeros de trabajo, ubicación, una combinación o algo completamente diferente? Puede tomar algún tiempo de autoexploración, hablar con sus seres queridos o trabajar con un terapeuta para descubrirlo, pero vale la pena el esfuerzo.

Una vez que descubra dónde se encuentran sus intereses y pasiones, entonces se propone ver si su trabajo actual o su trayectoria profesional pueden adaptarse a sus objetivos, o si necesita cambiar de rumbo.

Si ha sentido que el trabajo ha sido un trabajo pesado durante años, ahora podría ser el momento adecuado para hacer un cambio. Pero el primer paso es conocerte a ti mismo “.

6- Hacer la lista de tareas pendientes

“Establecer un sistema para listas de tareas puede ser útil. Un sistema que me gusta es tener una lista de tareas pendientes para hoy, una lista de tareas pendientes para esta semana y una lista de tareas pendientes a más largo plazo. Puede resultar abrumador si hay muchos elementos en su lista de tareas pendientes, por lo que dividirlos de esta manera puede resultar más manejable“, dice la psicóloga Rebecca Leslie.

7- Comunicarse directamente si hay dudas

“En caso de duda, comuníquese directamente. Dado que muchas personas se han cambiado al trabajo desde el hogar o las configuraciones de trabajo remoto, la comunicación digital que reemplaza la interacción cara a cara significa que hay más espacio para la falta de comunicación”, afirma la psicóloga Therese Mascardo. Si el correo electrónico o el mensaje de texto de alguien parece corto, en lugar de asumir que está molesto contigo, aclara con una pregunta de seguimiento, priorizando un método de comunicación lo más cercano posible a la vida real (es decir, video primero, luego audio, luego real) tiempo de chat y, por último, comunicación asincrónica como mensajes de texto o correo electrónico).

No evites el conflicto. Claro, los conflictos pueden dar miedo, especialmente en el lugar de trabajo. Pero es mucho mejor saber con certeza si hay un problema que gastar energía emocional tratando de adivinar si hay uno. En lugar de ver el conflicto como algo aterrador que debe evitarse, considérelo como una oportunidad para aprender y aumentar la comprensión “, afirma la especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *