Categorías
Noticias Policiales

Crece la angustia por la suerte del cordobés desaparecido en Tierra del Fuego

Se llama Alejandro Buchieri, tiene 35 años y nació en la ciudad de Río Cuarto. Amante del arte y docente secundario, tras un breve periplo por Buenos Aires, recaló en la provincia de Tierra del Fuego hace unos cinco años. Junto a su pareja, Andrea Borda, Buchieri se instaló en la ciudad de Río Grande y juntos comenzaron a emprender sus sueños.

Las cosas cambiaron. Y para mal.

Desde el pasado miércoles 5 del corriente, nada se sabe a ciencia sobre el paradero de Buchieri.

El paso de las horas sin noticias precisas incrementan la angustia, sobre todo de su familia y amigos.

Su pareja le dijo a la Policía que él se había comprado un bote y que, para probarlo, se había adentrado solo al Mar Argentino.

Nunca volvió a la costa, según dijo. La búsqueda en el océano no ha dado resultado, pese al intenso operativo desplegado por grupos de rescate.

El caso se presenta como un enigma para la Justicia de aquella ciudad del sur argentino.

Mientras crece la angustia y la desesperación por el paradero de este cordobés, su propia familia deslizó serias dudas sobre la compañera.

Tanto así, que en las últimas horas, la casa de Río Grande terminó siendo allanada por orden del juez en busca de pruebas o datos que permitan echar luz sobre lo sucedido.

Por el momento, la causa sigue abierta, no hay imputaciones y la búsqueda se profundiza. Sin embargo, el paradero de este cordobés sigue siendo un absoluto misterio.

La casa de la pareja en Río Grande fue allanada. (Info Fueguina)
La casa de la pareja en Río Grande fue allanada

ALLANAMIENTO Y DUDAS

El pasado domingo, a instancias del juez Daniel Cesari Hernández, se concretó el allanamiento en la casa donde Buchieri y Borda viven

También se inspeccionó el auto, un VW Gol blanco.

En el procedimiento en el domicilio de Antártida Argentina al 1200 se secuestraron distintos elementos, por caso artefactos electrónicos para ser sometidos a peritajes que permitan echar luz sobre el caso.

Pese al secreto de sumario, pudo saberse que la medida judicial se debió a ciertos puntos llamativos de la causa y a fin de no descartar ninguna hipótesis.

Un punto sugestivo es que el alerta por la desaparición del hombre habría sido radicada por allegados de este y no por su pareja con celeridad.

Otro aspecto llamativo es que, pese a estar desaparecido, se detectaron movimientos en el celular del docente cordobés y una serie de anuncios de objetos a la venta por internet luego de su desaparición.

Según la versión inicial, Alejandro Buchieri se había comprado un bote para las vacaciones y el pasado miércoles se habría adentrado al mar en la zona conocida como Cabo Domingo, en la ciudad de Río Grande, con la intención de probarlo.

Nunca más se supo nada de él. Tampoco el bote apareció.

Entre los puntos a aclarar, se intenta ahondar en cuestiones personales y distintos aspectos previos a su desaparición y la relación de pareja.

¿SEPARACIÓN?

Una versión que comenzó a correr en las últimas horas da cuenta de que la pareja habría estado mal meses atrás y que, incluso, el hombre intentaba separarse.

De acuerdo a esa versión, Buchieri habría intentado poner punto final a la relación y habría tratado de vender los bienes en común.

Algo sucedió en el medio y finalmente el hombre habría vuelto a vivir junto a su compañera.

BÚSQUEDA EN EL AGUA

Andrea Borda declaró que aquel miércoles fueron juntos hasta Cabo Domingo y que él se adentró al agua con el bote y con un chaleco salvavidas puesto.

De acuerdo a <su relato, ella se quedó tomando mate en la costa y él se alejó. No volvió más.

“Él se metió y yo me quedé esperándolo con el mate. Tenía un salvavidas puesto”, indicó la mujer.

Desde aquella jornada, se viene implementando un amplio operativo en la zona por parte de Prefectura Naval, bomberos, la Defensa Civil y la Policía fueguina.

El titular de Defensa Civil de aquella ciudad del sur argentino, Sebastián Águila, indicó que la comunidad está conmocionada. Remarcó que habitan unas 120 mil personas y que se conocen todos.

“Las esperanzas no se pierden, pero a medida que pasa el tiempo es más complejo”, indicó el funcionario. La pesquisa se profundiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *