Categorías
Noticias Sociedad

En pleno desierto, la humedad provocó una invasión de cascarudos en un pueblo de La Pampa

Levantan las membranas de los techos, tapan las canaletas de los desagües y rompen cielorrasos. Los millones de cascarudos que invadieron el pueblo pampeano de Santa Isabel se transformaron en un trastorno cotidiano que requiere enorme trabajo para enfrentarlo.

“Es increíble la cantidad que hay. En algunos lugares dañaron las construcciones. En la comisaria levantaron la membrana y en un local comercial el cielorraso. y en la estación de servicio taparon el desagüe”, dijo el comisario Omar Sabadini, jefe de la Departamental de Santa Isabel.

Las imágenes de los cascarudos parecen apocalípticas: invaden calles, techos, patios, jardines y piletas.Tapan las canaletas, invaden los tanques de agua, rompen las membranas de los techos.

Tapan las canaletas, invaden los tanques de agua, rompen las membranas de los techos.

Santa Isabel es una población ubicada en el desierto pampeano, está a 320 kilómetros al oeste de Santa Rosa y a pocos kilómetros del límite con la provincia de Mendoza. Tiene 2.500 habitantes. la geografía está marcada por la gran sequía que provocó el corte del río Atuel a partir de 1947.

Las temperaturas son extremas: desde los 50°C en el verano a los 10°C bajo cero en invierno.

El nombre científico del cascarudo es “diloboderus abderus”. Durante el invierno se meten en la tierra, pero en verano salen a la superficie. Con condiciones de humedad y con la luz artificial nocturna, se multiplican. Por eso una de las estrategias para controlar su proliferación es apagar el alumbrado público. Pero esa alternativa no se pudo poner en marcha en Santa Isabel, que es atravesada por la ruta nacional N° 143 y un apagón puede ser peligroso.

“Está todo muy húmedo”, precisó Sabaidini. “No recuerdo haber visto tanta humedad: están todos los campos verdes y llueve mucho, y eso parece que es propicio para ellos, porque han invadido todo”, explicó.Los vecinos están desesperados y retiran en cajas los miles de insectos.

Los vecinos están desesperados y retiran en cajas los miles de insectos.

Una familia que tuvo que llamar a la Policía para que ayudara con la invasión de cascarudos en su techo, Los agentes retiraron 5 cajas completas de estos insectos y las imágenes se viralizaron.

Una comunicadora meteorológica, la pampeana Cindy Fernández (quien integra el Servicio Meteorológico Nacional), siguió el fenómeno en las redes. “Son inofensivos pero vuelan sin control y golpean con fuerza a todo lo que se encuentran”, detalló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *