Categorías
Noticias Política

El Gobierno vuelve a poner en duda la reunión con la oposición por el acuerdo con el FMI

Cuando parecía que el encuentro entre el Gobierno y la oposición por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ya estaba pactado para la próxima semana en el Congreso, este jueves la Casa Rosada volvió a poner en duda su realización y advirtió que “restan detalles importantes por definir”.

La principal duda gira en torno a la presencia del presidente Alberto Fernández, quien sí fue de la partida en la primera reunión, realizada en el Museo del Bicentenario, donde estuvieron representadas las 23 provincias y sólo se ausentó la Ciudad de Buenos Aires, luego de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cuestionara la convocatoria y se diferenciara del resto de los mandatarios de Juntos por el Cambio que enviaron un emisario para escuchar al ministro de Economía, Martín Guzmán.

Para esta cumbre. Fernández decidió correrse de la negociación y acordó que fuera el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien delineara los detalles con Gerardo Morales, el delegado de la tropa cambiemita. De ahí que este lunes, cuando el gobernador de Jujuy confirmó públicamente que la reunión se realizaría en el Congreso entre el lunes 17 y el martes 18 por la tarde, nadie puso reparos. Incluso, fuentes oficiales admitían que se iba a realizar “en algún momento de la próxima semana”.

Sin embargo, tres días después, ahora desde el Gobierno advierten que puede demorarse. “A pesar de lo que dijo Morales y de lo que pudo haber hablado con Sergio (Massa), todavía no está confirmada“, indicaron este jueves desde Casa Rosada, poniendo en duda el encuentro. “Restan detalles importantes por definir“, agregó una voz de diálogo permanente con el Presidente.

La necesidad de un aval político

Más allá de la explicación oficial, resulta difícil pensar que finalmente no se realice el encuentro. Sobre todo porque la oposición ya avisó que esta vez concurrirá y porque la administración de Fernández necesita un aval político para empujar la propuesta planteada ante el FMI. 

Las dudas que sobrevuelan tienen que ver con la presencia o no del primer mandatario. “La reunión no está confirmada. Todavía tampoco definimos si va a encabezarlo Guzmán o si va a estar el Presidente. Y de eso va a depender el lugar: si está Alberto tiene que hacerse en la Casa Rosada, no puede ir al Congreso”.

La sede del encuentro fue uno de los pedidos que hicieron desde la oposición, que pretenden que se realice en el Congreso y que haya presencia de los referentes parlamentarios. En medio de una extrema tensión entre las principales fuerzas políticas, el Gobierno aceptó esas condiciones, aunque aclaró que en ese marco también sumaría a sus jefes de las bancadas, entre ellos Máximo Kirchner, quien se reincorpora a sus funciones la próxima semana. 

¿Qué pasa si Fernández quiere estar y la oposición no cede en su pretensión de que el diálogo se limite al terreno parlamentario? 

Con todo, los interrogantes que hoy salen a plantear desde el propio oficialismo coinciden con lo que exponen fuentes de la oposición: “Todavía no nos llegó ninguna invitación oficial. Sabemos que puede hacerse por lo que trascendió en los medios, pero nadie nos avisó nada más”, sostienen. También la oposición presiona para que el Gobierno dé detalles de la negociación y un plan económico para cumplir un eventual acuerdo.

La demora en las definiciones se explica en parte en que en las últimas horas, Massa, quien debió aislarse por ser contacto estrecho de su esposa Malena Galmarini, estuvo abocado a su situación de salud y no hubo avances. Entre este jueves a la tarde y el viernes se retomarán esas conversaciones.

La Casa Rosada precisa que Fernández espera una última comunicación con el tigrense antes de tomar una definición y confirmar la cumbre. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *