Categorías
Noticias Sociedad

Salta. Joaquín fue el mejor promedio, vive con sus hermanos bajo el cuidado de una hermana mayor y ahora tendrán una casa nueva gracias a la solidaridad

Al hacerse pública la situación de siete chicos de Pichanal que no contaban con ningún tipo de asistencia estatal y que viven al cuidado una hermana mayor, no faltaron las personas solidarias que ofrecieron su ayuda.

Uno de los niños, Joaquín, fue el mejor promedio de la escuela Jesús de Nazareth, de Pichanal. Los hermanos, quienes no tienen progenitores, están sin pensión ni asistencia del Estado.

Al viralizarse la noticia, las campañas de pedido de ayuda fueron muchas, y la solidaridad de la gente de la localidad norteña y de otras latitudes, no se hizo esperar. Desde muchos sectores donaron ropa, mercadería, alimentos, útiles y materiales de construcción. 

Pero esto no quedó ahí. Un alma solidaria o un padrino solidario anónimo, quien no quiere que se conozca su identidad y solo quiere que sus acciones sean útiles a esta familia, se enteró del estado en el que vivían y se contactó para ofrecer un aporte económico para que los chicos tengan una casa.

Otros contribuyeron con su tiempo y su trabajo para la compra de materiales y elementos que demandan la construcción de una casa.

Muchas personas al enterarse de este gesto también se sumaron para ayudar a adquirir los materiales, otros se pusieron manos a la obra para la levantar las paredes. Carlos Alcides Gauna fue una de las personas que aportó su tiempo, dedicación, materiales para que la obra se haga realidad. Ahora los chicos cuentan con una casa donde vivir.

Carlos Gauna junto a uno de los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *