Categorías
Noticias Policiales

Salta: encontraron muerta a una nena wichí. La familia denuncia que fue víctima de violencia y abuso

Una nena de 12 años de la comunidad wichí fue hallada muerta este sábado por la mañana, escondida entre unos arbustos al costado de la ruta nacional 81, en las cercanías de la localidad salteña de Pluma del Pato. Estaba desaparecida desde el miércoles, según denunció su familia.

El cuerpo fue descubierto por un vecino de la Misión Wichí Kilómetro 2, donde vivía la pequeña junto a su madre y hermanos. Si bien el Ministerio Público Fiscal no brindó certezas sobre las causas de la muerte a la espera de la autopsia, familiares denunciaron a medios locales que el cuerpo fue hallado con signos de violencia y posible abuso. Incluso mencionan una herida de arma blanca.

Estaba en un avanzado estado de descomposición, de acuerdo al parte lanzado por la justicia. La comunidad Wichí se encuentra ubicada a a 2 kilómetros de la localidad de Pluma del Pato, en la banda norte del departamento Rivadavia.

El presidente de la Misión Kilómetro 2, Raúl Manuel, comentó al diario Salta/12 que el cuerpo fue reconocido por él y por familiares de la víctima. Se llamaba Julia pero en la comunidad la conocían como Pamela. Según su relato, la denuncia de la desaparición no se radicó en su momento porque se trata de una zona aislada. “Nosotros acá no tenemos seguridad en las comunidades”, denunció.

Según informaron desde la Brigada de Investigaciones de la Policía de Salta, el cuerpo de la niña podría ser entregado a la familia entre lunes y martes, luego de que se terminen los peritajes correspondientes para averiguar hora y causales de la muerte. Allí trabaja personal de Criminalística del Servicio de Tanatología Forense del CIF de Orán

La noticia fue dada a conocer a través de las redes sociales de la ONG De la mano por el mundo, que desarrolla proyectos comunitarios dentro de Kilometro 2. Germán Vildoza, representante de la agrupación, comentó en declaraciones a los medios que se trata de una comunidad “muy vulnerada”, con casos de consumo de alcohol graves y una fuerte desprotección.

A eso se suma que es una zona de paradores ruteros y de tránsito permanente de camiones y transportistas. Todo el tiempo hay movimiento. De acuerdo al testimonio de Vildoza, al costado del lugar donde hallaron el cuerpo de Pamela se encontraron rastros de motocicletas y huellas de borcegos.

“La última vez que la vimos fue cuando repartimos ‘picole’ luego de unos juegos. Hoy verla tapada de arbustos fue estremecedor, un dolor inexplicable. Algo de nosotros se quedara ahí, detrás de esas piedras para siempre. Quien tomó su vida, también se lleva una parte de la nuestra. Ojalá pequeña, donde estés, puedas encontrar esa alegría con la que siempre nos recibiste”, escribió la ONG en su cuenta de Instagram.

El caso recayó en el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal en feria, Gonzalo Ariel Vega. Al momento, no hay detenidos ni sospechosos. La familia planea realizar una marcha para exigir justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *