Categorías
Noticias Policiales

Mataron a trompadas y piedrazos a un joven de 22 años en la puerta de un boliche en Pilar

Un joven de 22 años, que había sido atacado a golpes por un grupo de cinco personas a la salida de un boliche en la localidad bonaerense de Pilar, murió este domingo como consecuencia de las heridas recibidas en la golpiza.

Brian Cuitiño, de 22 años, había ido a bailar el jueves por la noche junto a su hermana de 19 al boliche Napoleón, ubicado en Las Magnolias al 700 del barrio La Esmeralda, en esa localidad de la provincia de Buenos Aires.

Mientras los dos hermanos estaban en el boliche se habría producido una riña dentro del local con otros asistentes. Tras el altercado, ambos decidieron retirarse cerca de las 6 de la mañana del viernes.

La chica fue a buscar su auto y Brian se retiraba del lugar caminando, cuando un grupo de cinco personas -tres hombres y dos mujeres- que bajó de un automóvil Ford Focus de color gris claro lo atacó brutalmente a golpes de puño, patadas, y hasta piedrazos.

Tras un aviso al 911, el joven fue traslado inconsciente al hospital Sanguinetti, donde murió el domingo por la tarde producto de las lesiones sufridas en el brutal ataque.

Tras las primeras tareas investigativas para dar con los autores del hecho, que incluyeron la visualización de las grabaciones de diferentes cámaras privadas y pública y testimonios recabados en el lugar, la policía pudo identificar al vehículo en el que se trasladaban los atacantes.

Con esos datos, el fiscal Gonzalo Agüero emitió una orden de allanamiento y secuestro de urgencia en un domicilio de la localidad de Garín, partido de Escobar.

En ese lugar la policía secuestró el sábado el Ford Focus de color gris y pudo establecer que quien conducía el vehículo al momento del sangriento hecho era un joven identificado como Lucas Castillo, de 22 años, quien no se encontraba en su domicilio.

Según consigna el portal Pilardiario.com, también se encontraron en el domicilio un pantalón de jean azul con agujeros, una remera azul y un par de zapatillas Nike de color negro con vivos naranjas que eran justamente las ropas que vestía uno de los atacantes al momento del hecho, según se pudo observar en las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona.

Posteriormente, la policía detuvo a Castillo en su lugar de trabajo, una empresa ubicada en la intersección de las calles Ingeniero Eifel y Avenida Constituyentes, de la localidad de Garín. El detenido sería indagado en las próximas horas.

Los investigadores buscan ahora a los demás integrantes de la patota que atacó a Brian y no se descarta que en las próximas horas se produzcan más detenciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *