Categorías
Noticias Política

EEUU pidió que la Argentina implemente medidas económicas sólidas que lleven al crecimiento

El canciller Santiago Cafiero se reunió este martes en Washington con el secretario de Estado Antony Blinken y le pidió apoyo ante el Fondo Monetario Internacional. El estadounidense señaló luego que conversaron sobre el tema, pero que reclamaron un “marco económico fuerte” para que el país retorne al crecimiento. 

Estados Unidos siempre ha avalado las negociaciones entre Argentina y el Fondo para resolver el tema de la deuda. El Tesoro ha dicho que desea un plan macroeconómico creíble y consensuado para un nuevo programa. 

La reunión comenzó poco después de las 13, hora local, en el salón Jefferson del Departamento de Estado, y duró unos 45 minutos. Poco antes de comenzar, Blinken había dicho a la prensa que la Argentina es “amiga y socia” de Estados Unidos “en el hemisferio y más allá”.Cafiero, durante el encuentro con Blinken. Foto REUTERS

Cafiero, durante el encuentro con Blinken

Y agregó: “apoyamos fuertemente una economía argentina vibrante que fortalecerá nuestra asociación y el liderazgo argentino en el hemisferio”. 

Al final de la reunión, Cancillería dijo en un comunicado que Cafiero le transmitió a Blinken que la Argentina transita un camino que busca la estabilidad con “un crecimiento económico sostenible e inclusivo”. Y que “es necesario un mensaje de la autoridad política al Tesoro para contar con el apoyo de Estados Unidos en el FMI, y que de ese modo no se restrinja el crecimiento de la Argentina”.​

​Estados Unidos tiene un peso fundamental en el directorio ejecutivo del organismo y ningún plan se aprobará sin el respaldo de Washington.

Según Cancillería, Blinken respondió que “apoya firmemente las negociaciones con el FMI y aspira a una pronta resolución positiva”. ​
Santiago Cafiero al llegar a EE.UU. Fue recibido por el embajador Jorge Arguello.

Santiago Cafiero al llegar a EE.UU. Fue recibido por el embajador Jorge Arguello.

Sin embargo, el Departamento de Estado emitió un comunicado en el que dijo que solamente habían hablado sobre las negociaciones y que alentó a la Argentina a “poner en marcha un marco económico sólido para retornar al país al crecimiento”.

Además, señalaron un tema que fue omitido en el comunicado argentino. Según el Departamento de Estado, ambos funcionarios destacaron la “seria preocupación” por la visita a Nicaragua del funcionario iraní Mohsen Rezai, que tiene pedido de captura de Interpol por el atentado contra la AMIA. “Discutieron esfuerzos de cooperación para llevar a la justicia a los sospechosos” del ataque.

La Argentina buscaba una cumbre entre el presidente Alberto Fernández y Joe Biden, pero no se habló del tema. Los que conocen los movimientos diplomáticos aseguran que la reunión Cafiero-Blinken es un primer paso para una bilateral entre presidentes. Pero, según dijeron a Clarín, “los tiempos no son determinados por Argentina”. 

También analizaron temas de interés común en el escenario global y regional. Aunque no está consignado oficialmente, es probable que Blinken haya preguntado a Cafiero sobre la posición argentina sobre varios regímenes de la región, que EE.UU. considera como dictaduras, como Venezuela, Nicaragua y Cuba. Preocupa en Washington la posición errática de Argentina en temas de derechos humanos en estos países.

​Pero hay que leer entre líneas lo que dijo el Departamento de Estado: felicitó a la Argentina por su presidencia del Consejo de Derechos Humanos en la ONU y dijo que era una oportunidad para “trabajar con Argentina para apoyar las democracias y los derechos humanos en las Américas y más allá”.

En la reunión de Cafiero con Blinken estaba el subsecretario para la región, Brian Nichols, que hace pocas horas tuiteó contra la presencia del funcionario iraní en Nicaragua. “Las democracias en nuestro hemisferio no pueden darse el lujo de mirar hacia otro lado mientras Ortega-Murillo socavan la democracia y la seguridad regional”

Los ministros también conversaron sobre otro tema ríspido: la reciente designación de Argentina para la presidencia de la Celac. Cafiero dijo a Blinken que considera ese espacio como “natural para impulsar junto con los paises de la región distintas iniciativas de cooperación regional”. No trascendió qué respondió Blinken, pero se sabe que Estados Unidos, que no está incluido, sospecha que este foro da voz a los dictadores regionales y busca minar la autoridad de la OEA

Luego de su reunión con Blinken, Cafiero fue al Congreso a reunirse con Nancy Pelosi, la líder demócrata de la Cámara de Representantes y tercera en la línea de sucesión presidencial.

Con la veterana legisladora, Cafiero buscó agilizar la diplomacia parlamentria y se trataron temas como los desafíos de la pandemia y el antisemitismo. También conversaron sobre la renovación del Sistema Generalizado de Preferencias que está en tratamiento en el Congreso. 

Por la noche, el ministro fue a la residencia del embajador Jorge Argüello, donde cenó con Juan González, el encargado para la región del Consejo de Seguridad Nacional y otros funcionarios del Departamento de Estado y la Casa Blanca.

La agenda del canciller en Washington incluye encuentros este miércoles con miembros de think tanks o centros de análisis que siguen desde esta capital el caso argentino.

En principio no hay actividad agendada con el Fondo, según señalaron a Clarín, pero todo es posible: Cafiero conoce bien la agenda política argentina y quizás le pidan explicaciones sobre el apoyo de un posible programa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *