Categorías
Noticias Policiales

Detienen al policía que custodiaba la sucursal del correo donde robaron 5,5 millones de pesos en Mendoza

Un efectivo de la policía de Mendoza fue detenido este miércoles como sospechoso de haber participado del robo de 5,5 millones de pesos en la sucursal del Correo Argentino que custodiaba en el departamento de Maipú cuando fue asaltada por una banda de delincuentes armados, informaron fuentes de la investigación.

Se trata de un auxiliar con seis años de antigüedad en la policía mendocina que prestaba servicios extraordinarios como adicionales al momento del asalto.

El agente, de 32 años, quien trabajaba en la Comisaría 49 de Rodeo del Medio, del mencionado departamento provincial, había asegurado en un primer momento que los autores del asalto se hicieron pasar por auditores del Ministerio de Seguridad, pero habría incurrido en contradicciones que alertaron a los investigadores.

Se espera que el fiscal interviniente en la causa defina la situación procesal del efectivo en las próximas horas mientras desde la Inspección General de Seguridad (IGS) confirmaron a la agencia Télam que se inició un sumario administrativo y el pase a disponibilidad del sospechoso.

Robo, engaño y versiones

El hecho ocurrió este martes por la mañana, en la sucursal del Correo Argentino ubicada a pocos metros de la Comisaría 61, en la localidad de Fray Luis Beltrán, de Maipú, cercana a Mendoza Capital.

Según consignaron fuentes policiales, todo comenzó cuando tres hombres vestidos de civil, se presentaron en la puerta de la sucursal del Correo Argentino, ubicado en la calle Alberdi y España, a media cuadra de la Comisaría 61.

Al llegar a la puerta le habría dicho al policía que estaba cumpliendo tareas de custodia, que eran agentes que iban a cubrir el turno de la guardia. Esa versión entró luego en contradicción con la de la auditoría.

El policía que se desempeña en la Comisaría 49 no hizo demasiadas preguntas y les abrió la puerta para que sus supuestos colegas pasaran a sus puestos de trabajo. Así fue como se les brindó el acceso para ingresar a la sucursal.

Una vez adentro, los delincuentes extrajeron armas de fuego, redujeron al policía y le sustrajeron el revólver reglamentario.

Según las fuentes, los ladrones luego abordaron a un empleado y se apoderaron de 5,5 millones de pesos de la recaudación de la sucursal.

Con el botín en su poder, se dieron a la fuga caminando, en dirección a un descampado.

Por el robo, la oficina de Correo Argentino cerró sus puertas por el martes y ya no atendió al público. La sucursal se llenó de personal de Investigaciones y de la policía científica que realizaron peritajes en el lugar.

El caso es investigado por la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos, a cargo de Galdo Andreoni.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *