Categorías
Mundo Noticias

Chile. Gabriel Boric: “Con la economía no puede haber atajos irresponsables”

El presidente electo chileno Gabriel Boric celebró la diversidad y juventud del gabinete de ministros que acaba de anunciar, sostuvo que fue una decisión personal la elección del titular de Hacienda Mario Marcel, un duro fiscalista y pro mercado.

“No puede haber atajos irresponsables en la economía”, afirma al subrayar la defensa del equilibro fiscal. En la región destaca las figuras de Luis Arce en BoliviaLula da Silva en Brasil y Gustavo Petro en Colombia. “Ahí se puede armar un eje tremendamente interesante”. No mencionó a Argentina. En cuanto a Nicaragua dijo en tono crítico que “no logró encontrar nada ahí” y remarcó que Venezuela “es una experiencia que más bien ha fracasado”.

En una extensa entrevista en Santiago a la BBC de Londres, el mandatario remarcó que la presencia de más mujeres que hombres en su gabinete (14 sobre 10) es un símbolo de un Chile que se aleja de las élites sociales que han gobernado el país desde la vuelta a la democracia.

“En un momento en que el mundo cambia vertiginosamente Chile también tiene que cambiar y adaptarse”, sostuvo. “Representamos aire fresco, juventud, novedad, pero con conciencia del encadenamiento histórico de los procesos. Representamos también que el status quo o el conservadurismo es lo que peor le puede venir a Chile en estos momentos”.

A punto de cumplir 36 años, Boric, ex diputado y ex dirigente estudiantil, fuma con intensidad durante el reportaje que cubre desde la política hasta sus hábitos, el rechazo a la corbata es uno de ellos. Dice que no la usaría ni siquiera en el traspaso del mando con el saliente Sebastián Piñera: “Sería simbólicamente renunciar a la esencia”, dice.

Cuando la periodista le pregunta si se observa más cerca de la socialdemocracia o del comunismo, partido muy influyente y aliado en su coalición, responde que “provengo de la tradición socialista libertaria americanista chilena. Soy un demócrata, y creo que la democracia tiene que ir cambiando y adaptándose y no petrificándose. Creo que a la democracia en Chile le falta mayor densidad”.El presidente electo de Chile, Gabriel Boric, a la izquierda, le da la mano al actual mandatario Sebastián Piñera en el palacio presidencial de La Moneda en Santiago AP

El presidente electo de Chile, Gabriel Boric, a la izquierda, le da la mano al actual mandatario Sebastián Piñera en el palacio presidencial de La Moneda en Santiago

En esa línea no duda en defender a su controvertido socio comunista que ha disparado diferencias importantes entre los más veteranos del partido que han llegado a elogiar a Daniel Ortega y los jóvenes que lo han repudiado así como la represión de las protestas en Cuba.

Boric distingue que “el PC hoy está comprometido con la implementación de nuestro programa. Además, ha sido un partido que en Chile ha sido profundamente democrático y que ha estado al lado de las luchas sociales y los oprimidos, y eso es algo que a mí también me inspira”.

Cuando se lo lleva a la región resume que “me da mucha esperanza y espero tener un trabajo codo a codo con Lucho Arce en Bolivia, si Lula gana las elecciones en Brasil con Lula, la experiencia de Gustavo Petro si se consolida en Colombia. Creo que ahí se puede armar un eje tremendamente interesante”.

En ese momento dice entender “que la pregunta va muy relacionada con Venezuela y Nicaragua. En el caso de Nicaragua no logro encontrarle nada ahí, y en el caso de Venezuela es una experiencia que más bien ha fracasado y la principal demostración de su fracaso son los seis millones de venezolanos en diáspora”.

Boric remarca la designación del hasta hace días presidente del Banco Central de Chile, el economista socialdemócrata Mario Marcel que impacto satisfactoriamente en los mercados que reaccionaron con una baja del dólar y un alza del peso por primera vez en tres meses.

Todo un dato que el presidente explicó como una decisión personal cuando en la entrevista le pregunta sobre cómo logró convencer al Partido Comunista de esa elección. Marcel es un crítico de la emisión, del cuidado presupuestario y sostiene que una de las principales gestiones sociales verdaderas es reducir la inflación .El economista Mario Marcel, el flamante ministro de Hacienda de Boric.  Reuters

El economista Mario Marcel, el flamante ministro de Hacienda de Boric

“Los nombramientos, de ningún cargo, fueron discutidos en términos de personas con los partidos. Ellos me entregaron plena libertad para designar el gabinete, confiando en el criterio que yo tuviera para conformar nuestro equipo de trabajo”, afirmó Amplió luego que “yo conversé la posibilidad de incorporar a gente independiente y a militantes de partidos políticos que no fueron parte de la coalición y me dieron plena libertad para hacerlo y yo la ejercí como corresponde”.

“Además –sostuvo-, creo que en el caso de Mario Marcel en particular, tiene una trayectoria y una experiencia en el Estado, en la dirección de presupuesto, en el Banco Central y también afuera, en el Banco Mundial, en la OCDE, y esa trayectoria es incuestionable, y que además es una garantía de seriedad para las reformas que tenemos que empujar y que van a ser difíciles”.

“Van a requerir de amplios consensos y que necesitaban, creo yo, esta garantía que una persona como Mario Marcel le puede dar, además de sus firmes convicciones progresistas, como él se define socialdemócrata”, dijo.

“Nosotros aspiramos a poder construir una sociedad colaborativa, en donde parte de sus integrantes no queden abandonados ni discriminados por las condiciones de vida que les haya tocado vivir -subraya-, y en donde además el Estado sea capaz de garantizar derechos sociales de manera universal sin importar el lugar donde se nace, la etnia de la que se proviene o el color de la piel. Y eso requiere reformas estructurales”.

Añade con realismo que “sabemos que estas cosas no se logran de la noche a la mañana, sabemos que seguramente nuestro gobierno va a construir sobre lo que se ha construido en Chile en los últimos 30 años, pero además vamos a tener un giro de timón respecto a la lógica neoliberal del sálvese quien pueda en la sociedad, que es algo con lo que tenemos que terminar”.

La inflación en Chile creció de modo exponencial para los parámetros de ese país en torno al 12%. Es un límite complejo a cualquier gestión. Boric alude al equilibrio fiscal.

Afirma que “nos hemos comprometido a respetar el presupuesto aprobado por el congreso que tiene una reducción del gasto fiscal de un 22% y también de avanzar en nuestras reformas en la medida de que vamos asegurando ingresos permanentes aquello que considera gasto permanente (equilibro fiscal). Y esa es una línea de la que no nos podemos desviar. No puede haber atajos irresponsables. Tengo confianza en que la ciudadanía lo vaya entendiendo”.

Una duda importante es si su gobierno, como lo fue en el caso de la socialista Michelle Bachelet, cómo reaccionaria si fuese desafiado violentamente en las calles. “Tenemos el deber de hacer respetar el orden público –responde-, eso no es una opción para el gobierno. Y hacer cumplir la ley.”

“Lo que nosotros esperamos es que mediante el proceso de transformaciones que vamos a iniciar, la convocatoria y la manera en que le hablemos al pueblo de Chile, esos sectores van a ser cada vez más minoritarios”, sostuvo.
​Santiago de Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *