Categorías
Noticias Policiales

Conmoción en Rosario tras el triple crimen de una pareja y su beba luego de un casamiento narco

Rosario no sale del estupor luego del triple homicidio registrado en la madrugada del sábado, en el cual una pareja y su beba de 1 año fueron asesinados. Las autoridades investigan el hecho, ocurrido luego de una fiesta de casamiento en un country de Ibarlucea, a siete kilómetros de Rosario.

Maximiliano Giménez, de 33 años, su beba Elena, de un año y medio, y Erika Romero, su pareja, eran oriundos de Rosario y vivían en la zona de Tablada. Según medios locales, apenas salían de un casamiento en el barrio cerrado Campos de Ibarlucea fueron interceptados por una camioneta Amarok gris, que los encerró y comenzó a acribillarlos, luego de lo cual huyó del lugar.

Minutos después, Maximiliano, herido, llegó nuevamente al lugar del evento con su beba en brazos para pedir auxilio. Fue entonces que otro de los asistentes lo cargó en su vehículo y lo llevó al hospital Eva Perón, de la localidad de Granadero Baigorria, donde minutos después se constató el fallecimiento de ambos.

En el cuerpo de Maximiliano Giménez se constataron múltiples heridas de bala, en tanto que la bebé tenía un disparo en la cabeza.

Horas más tarde, el vehículo Audi TT blanco en el que se transportaban las víctimas fue encontrado por la Policía en un camino rural de la zona, incendiado y con un cuerpo calcinado en su interior. El cadáver no pudo ser identificado, pero se presume que serían los restos de Erika Romero, la pareja de Giménez.

En el lugar del ataque, ubicado en el kilómetro cinco de la ruta 34, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) realizó un peritaje y halló nueve vainas servidas calibre 9 milímetros que habrían sido las utilizadas para acribillar a la familia. La investigación quedó a cargo de Gastón Ávila, fiscal de la Unidad de Homicidios Doloso, quien ordenó el relevamiento de cámaras de seguridad privadas y públicas de la zona. El funcionario no descarta que el hecho, por su profesionalismo y violencia extrema, esté relacionado al narcotráfico tiene a esa provincia en vilo.

Luego de una fiesta de casamiento en un barrio privado de Ibarlucea, la policía comenzó a investigar un triple homicidio. (Juan José García)
Luego de una fiesta de casamiento en un barrio privado de Ibarlucea, la policía comenzó a investigar un triple homicidio

CASAMIENTO NARCO

Fuentes allegadas a la investigación dejaron trascender durante el sábado que el casamiento habría contado con la presencia de personas vinculadas a causas por narcotráfico. Incluso la novia tendría prisión domiciliaria en su vivienda de Rosario, debido a una causa federal. La mujer habría violado la medida judicial al asistir al casamiento y también cuando realizó una sesión de fotos en el hotel Puerto Norte de la ciudad de Rosario.

La presencia de un gran número de vehículos de alta gama y último modelo, y del cantante de cumbia santafesina Sergio Torres, reforzarían la idea de que se trataba de un evento del ambiente del narcotráfico, ya que el artista ha sido señalado por medios locales como “muy amigo” de los líderes de la conocida banda criminal Los Monos.

Actualmente, las autoridades se encuentran realizando el peritaje del cuerpo hallado en el auto calcinado, el cual será realizado por el Instituto Médico Legal de Rosario. Recién entonces se podrá confirmar su identificación, pero todo hace sospechar que se trataría de Romero.

ESCALADA DE VIOLENCIA

En septiembre de 2012, con la ejecución de Martín Paz en pleno centro de la ciudad y a plena luz del día por parte de la banda de Los Monos, comenzó en Rosario la llamada “guerra narco”. Desde entonces, la lucha entre bandas y la violencia extrema contabiliza más de 2.100 asesinatos.

En los primeros 29 días de enero de 2022, ya se contabilizan 24 asesinatos vinculados con la violencia narco, y se presume que estos crímenes están relacionados con la detención de Lorena Miriam Verdún, viuda de Claudio “el Pájaro” Cantero, quien fuera el líder de Los Monos, asesinado en 2013, y de su hijo Luciano, quien se cree es el heredero de la banda.

Luciano está preso desde el viernes 21 de enero, imputado por la supuesta instigación del homicidio de Damián Gómez, uno de sus amigos de la infancia. Luego de ser baleado y antes de morir, Gómez envió a su madre un mensaje que decía “Mami me estoy muriendo. Me pegaron una banda de tiros. Lucho me mandó a pegar. Hacé algo. Denuncialo. No me quiero morir ma!”.

Verdún, quien ya había sido condenada a cinco años de prisión en 2019 por comercialización de drogas, se encontraba en libertad hasta que el fallo quedara firme. Pero fue detenida el viernes último, en el marco de la causa que se le sigue en la justicia federal por lavado de dinero, a partir del pedido de dos fiscales federales que consideran que podría fugarse a raíz de varias causas que podrían culminar con condenas en su contra. Verdún también enfrenta una causa en la justicia provincial de Santa Fe por tenencia de arma de guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *