Categorías
Economía Noticias

La Rioja. Una empresa textil anunció que abrirá una nueva planta y empleará a 140 personas

La producción textil sigue creciendo. Desde el barrio de Villa Soldati, la empresa argentina Textilcom con 12 años de experiencia en el sector, decidió hacer una fuerte apuesta. Abrirá dos nuevas plantas en Catamarca y La Rioja y aumentará la capacidad de producción de su planta porteña. Invertirá 300 millones de pesos para pasar de una planta a tres, de producir 1 millón de prendas al año a 2,5 millones y este año duplicará el personal, pasará de 280 a 700 empleados.

La empresa argentina Textilcom antes ofrecía el servicio de confección, hasta que decidió reconvertirse y ofrecer prendas terminadas. Entre sus principales clientes figuran: Mimo, Grisino, Topper, Penguin, Cristobal Colon, 47 Street, y Sporting, entre otros. No podía competir con talleres clandestinos que manejan el 80% de la producción textil en la Ciudad de Buenos Aires, según admitió su CEO. 

Carlos Vilariño, CEO de Textilcom, contó: “En la planta de Villa Soldati trabajan 280 personas, estamos articulando con el Gobierno nacional un esquema de reconversión de planes sociales a trabajo de calidad. Sumaremos 20 personas por mes en 7 meses para llegar a 420 personas en agosto. Creamos una escuela donde los capacitamos un mes y salen con el certificado de costurero oficial y se incorporan a la empresa. Invertiré 100 millones de pesos para pasar de 12 líneas de producción a 18 este año. Pasaríamos de 1 millón de prendas al año a 1,5 millones en Soldati”.

El empresario textil contó que fue una charla a fines de diciembre donde el ministerio de Desarrollo Productivo, los ministros de Industria de Catamarca y La Rioja contaron las ventajas de instalarse en ambas provincias. Ante el crecimiento de la demanda y la oferta tentadora decidió hacer pie en ambas provincias.

Política industrial

Por su parte, el ministro de Trabajo, Empleo e Industria, Federico Bazán comentó que “estamos muy contentos con la llegada a la provincia de una empresa de confección de indumentaria muy importante que se radicará en La Rioja y va a generar 140 nuevos puestos de trabajo inicialmente, en el término de siete a ocho meses”. 

“Esto confirma la política industrial que viene llevando a cabo el gobierno de la provincia en conjunto con el gobierno nacional para desarrollar este eslabón clave en materia de generación de trabajo que es la confección de indumentarias”, explicó.

Sumó que “hay una serie de cosas que no son casualidad que tienen que ver con políticas industriales que se han diseñado desde el inicio de la gestión del gobernador que están respaldadas por leyes y que implican distintos beneficios y políticas de Estado que están teniendo muy buenos resultados en la atracción de inversiones y la generación de trabajo como hace mucho tiempo no ocurría en la provincia de La Rioja”.

Decisión política

A su turno, el empresario Carlos Vilarino recalcó que “el gobernador tiene una decisión política de generar empleo y de hacer crecer la industria en la provincia”, en tanto que afirmó que “hay una decisión de radicar una planta como la nuestra, en La Rioja. El plan contempla en la primera etapa el ingreso de 140 personas para poder confeccionar indumentaria para las primeras marcas”.

Por otro lado, hizo hincapié en que el norte del país “es una zona, para esta industria que está muy especializada, pero además los recursos humanos del NOA son extraordinarios en relación con los que hay en AMBA”.

Por último, informó que “calculamos que en 60 días empezaremos con las obras y en 120 días esté funcionando parte de la planta y en seis meses esté funcionando al 100 por 100”.

El CEO de Textilcom contó además: “Abriremos una planta en Catamarca con seis líneas de producción y daremos trabajo a 139 personas. La inversión es de 100 millones de pesos. Nos darán un predio gigantesco, necesito 2400 metros cuadrados y podríamos expandirnos al doble, si la demanda lo necesita, que obvio lo necesita. En marzo empezamos con las obras y 45 días más tarde estará operativa. Elegí Catamarca por la calidad técnica e intelectual de los recursos humanos, porque es un polo textil. Además, de las ventajas impositivas. En La Rioja abriremos otra planta con seis líneas más e incorporaremos a 139 trabajadores. La inversión total en las tres plantas es de 300 millones de pesos”.

Varios empresarios señalan que lo que más les llama la atención en provincias como Catamarca y La Rioja es la buena predisposición y la calidad del personal. “En la Ciudad de Buenos Aires no encontrás casi argentinos para trabajar en la confección, ni con una orden de la Corte Suprema de Justicia. En el norte hay muy buena calidad de mano de obra, es mucha la diferencia”, dijo Vilariño.

Cuando se le consulta a qué se debe esta expansión y la incorporación de 18 líneas de producción a las 12 existentes, lo que representa un aumento del 150% en la capacidad de producción, no duda en responder. “Hoy es imposible abastecer la demanda. La pandemia hizo que el segmento ABC1 no viaje tanto y la plata queda acá, la demanda de indumentaria creció mucho a niveles récords. Lo segundo, este gobierno cambió la política industrial. Algunos podrán estar a favor o en contra pero se generó   demanda y necesidades de abastecimiento. La tercera razón es que hay una tendencia mundial que ya no tiene retorno, la velocidad de la venta online y los retails exigen una velocidad de producción que necesitan que las plantas estén cerca, no a miles de kilómetros de distancia. Por eso hasta Alemania y Estados Unidos con la pandemia vuelven a confeccionar”.

“No soy peronista, no voté a este Gobierno, pero la gestión anterior hizo un desastre con la industria. El ex ministro Cabrera nos decía que teníamos que cerrar las industrias porque no éramos competitivos”

Carlos Vilariño, el CEO de Textilcom aclaró algo a BAE Negocios: “No soy peronista, no vote a este Gobierno. Pero el anterior (gestión de Mauricio Macri) hizo un desastre con la industria. El ex ministro de Producción, Francisco Cabrera nos decía que teníamos que cerrar las industrias porque no éramos competitivos. Esto ocurrió, nadie me lo contó, lo dijo en público y eso produjo el cierre de muchas plantas en todo el país. Ellos creían en otro modelo. No creían en las industrias tradicionales para el desarrollo de la argentina. Confío en que hayan aprendido de ese error si les toca volver a gobernar”.

“Muchas de las cosas que están pasando me han obligado a deconstruir algunas cosas de mí. Hay una idea de que el peronismo siempre quiere a la gente en la pobreza porque si pasa a la clase media no los vota y no es verdad. Yo que como bananas desde chiquito, veo la increíble vocación de ministros y gobernadores de dar trabajo genuino. Me he deconstruído. Catamarca y La Rioja recuperaron muchas industrias que cuando las recibieron estaban fusiladas”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *