Categorías
Noticias Policiales

Familiares de víctimas de la droga mortal atacaron un patrullero en el hospital de Hurlingham

Luego del operativo por la droga adulterada que provocó la muerte de varias personas en el Gran Buenos Aires, familiares de algunas víctimas atacaron un patrullero de la Policía Bonaerense que estaba estacionado y vacío frente al hospital municipal de Hurlingham.

Las violentas reacciones comenzaron luego de que se habría confirmado la muerte de una de las personas que consumió la droga adulterada, según confimó TN.

Según puntualizó el medio, algunas de las personas que estaban dentro del hospital salieron corriendo y gritando que un hermano de ellos había fallecido, desatando el ataque.

Hasta el momento, el consumo de la droga adulterada con un producto de altísima toxicidad ya causó al menos 17 muertes. Seis de ellas se habrían registrado en el hospital San Bernardino, del municipio de la zona oeste del conurbano, donde ocurrió este ataque.

EL ATAQUE

Todo empezó cerca de las 18 de este miércoles, según informó el mismo medio, cuando un joven golpeó una de las puertas del vehículo policial. Acto seguido, otra decena comenzó vandalizar el patrullero, saltando sobre el techo y pegándole con un palo.

A la par comenzó una lluvia de pedradas tan fuerte que los proyectiles rebotaban hacia la vereda de enfrente, donde los cronistas de televisión tuvieron que resguardarse ante la situación.

Luego de varios minutos de suma tensión, un oficial de civil se acercó y logró entró al móvil para quitarlo del lugar.

El vehículo, mientras estaba vacío, sufrió daños como la rotura de la sirena ubicada en el techo tras ser pateado por uno de los jóvenes presentes.

Además, otros se acercaron y patearon el frente del auto y las ventanillas.

Instantes después, dos personas utilizaron un bloque de cemento con un metal incrustado, que se encontraba en la calle, y se lo arrojaron al capot.

Las agresiones en total duraron un par de minutos y tuvieron lugar sobre una de las salidas de ambulancias que posee el hospital. Finalizaron una vez que llegó al sector otro patrullero.

MÁS TENSIÓN EN EL HOSPITAL

Según relató el mismo medio, una vez que los ataques contra el auto cesaron, comenzaron a tomar protagonismo reacciones de llanto, dolor y de impotencia por parte de los presentes en el lugar.

Según informó Clarín, también se vivieron momentos de angustia en el Hospital Bocalandro, de Loma Hermosa en el partido de Tres de Febrero. Por momentos, la atención de la guardia se vio colapsada por la cantidad de personas que llegaban en condiciones gravísimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *